Un caso intrigante

Intriga en el caso del avión robado en Chaco: ¿Los narcos querían llevarse una aeronave más?

La fiscalía apunta a un posible vínculo con el grupo Primer Comando de la Capital (PCC), una organización narco que opera en toda la región. Interpol y la policía de Paraguay ya colaboran con la investigación.
Intriga en el caso del avión robado en Chaco: ¿Los narcos querían llevarse una aeronave más?

El caso del avión robado en Villa Angela, Chaco, sigue generando sorpresa para los investigadores. Las primeras pericias intentan determinar qué fue lo que pasó con la aeronave Cessna que cayó a tierra a poco de despegar, con 5 víctimas fatales.

Entre los restos encontrados aparecieron una pistola y una gorra del club Cerro Porteño, lo que llevó a los investigadores a seguir la pista narco, más precisamente de origen paraguayo.

Pero también surgió fuerte el rumor de que el operativo incluía también llevarse otro avión.

El dueño de las aeronaves es el empresario local Roger Martin, que tenía un Cessna 206 que fue robado, y además un Cessna 160 que debía estar en el hangar del aeroclub local, pero que fue usado a último momento para un viaje de negocios.

Según las primeras pericias, la hipótesis de que el avión se había quedado sin nafta no es viable. Se trata de una aeronave con sistemas de seguridad que hubieran advertido esa situación.

Para la investigación del caso se formó un comité en el que participan los fiscales locales, Sergio Ríos y Gisela Oñuk, además de la Policía del Paraguay e Interpol, para que se fortalezcan las presunciones de que los cinco NN eran oriundos del vecino país e integrantes del temerario grupo Primer Comando de la Capital (PCC), según publica el diario Norte, de Chaco.

s /* */