Inseguridad

Los padres de uno de los motochorros atropellados en Rosario: "Si robó tendría que haber ido preso, pero lo mataron"

Alberto y Mónica consideraron que el conductor tuvo una "reacción desmedida", pese a que no justificaron el accionar de su hijo.
14 de abril de 2021 - 12:41
Diego Quiroga García murió tras ser atropellado por un conductor que reaccionó tras el intento de robo. 

Diego Quiroga García murió tras ser atropellado por un conductor que reaccionó tras el intento de robo. 

Los padres de Diego Quiroga García, uno de los motochorros que murió atropellado por el conductor que había sido asaltado en la puerta de un banco en la ciudad de Rosario, expresaron su dolor por lo ocurrido y consideraron que la víctima del delito tuvo "una reacción desmedida", pese a que no justificaron el accionar de su hijo.

"No se merecía este final, aplastado en la vereda como un perro”, expresó Alberto sobre el trágico desenlace en el barrio Fisherton, el pasado jueves, cuando un joven persiguió unas seis cuadras con su camioneta a los delincuentes y los atropelló, luego de una salidera bancaria. Diego murió en el acto, tras el impacto, mientras que su cómplice, Luciano Escudero, de 29 años, fue trasladado a un hospital por las heridas y murió un día después.

La persecución y el doble crimen fue registrada por 19 cámaras de seguridad, de las cuales hasta el momento solo fueron relevadas tres. El conductor que atropelló a Quiroga García y a Escudero fue imputado por doble homicidio simple. El juez Román Lanzón hizo lugar al pedido de prisión preventiva del fiscal y estableció un plazo de 60 días.

El padre de Diego, en diálogo con La Capital, reconoció que su hijo salió de la cárcel hace dos años y que, desde entonces, trabajó junto a él como fletero. "Tuvo errores, fue un delincuente, pero lo pagó en la prisión. Ahora que se encargue la Justicia de lo que hizo este otro pibe y su familia tendrá que sufrir lo mismo que sufrimos nosotros, aunque con una gran diferencia: ellos seguirán viéndolo cada vez que puedan y yo voy a tener que ir al cementerio sin poder verle la cara a Diego porque está enterrado”.

Y agregó: “Ahora no quiero saber más nada. Que la Justicia determine si fue un robo o no. Si mi hijo tenía que estar preso lo hubiese estado, pero lo mataron y eso es mucho peor que robar”,

Mónica, la madre del joven muerto, también se lamentó: “¿Sabés la cantidad de veces que pedí que mi hijo estuviera preso? ¿Sabés la cantidad de veces que le pedí a Dios que lo sacara de la calle? Porque lo quería vivo, y ya no lo tengo más”.

Se habló de