Infaticidio

Mataron a un nene de dos años en Neuquén: tenía signos de golpes y abuso sexual

Por el hecho fue detenido el padrastro del menor. Luego de un allanamiento en la casa del sospechoso, los vecinos quemaron la vivienda.
El Hospital Heller

El Hospital Heller, donde fue llevado el menor. 

En un nuevo caso de maltrato infantil que recuerda a la muerte de Lucio Dupuy, un niño de menos de dos años murió esta semana en la ciudad de Neuquén a raíz de politraumatismos. Como sospechoso del hecho fue detenido el novio de su madre.

De acuerdo a los medios locales, el acusado fue quien trasladó al niño hasta la guardia del hospital Horacio Heller, donde los médicos constataron que llegó fallecido y no pudieron salvarlo pese a los esfuerzos para reanimarlo.

Los profesionales de la salud notificaron del hecho a las autoridades policiales, tras advertir evidentes signos de violencia en el cuerpo de la víctima. Por tal motivo, el padrastro del niño, que lo llevó al hospital, quedó demorado.

En la investigación del caso interviene el Fiscal Andrés Azar, quien ordenó un allanamiento en una vivienda ubicada en el barrio 7 de Mayo de la capital neuquina y dispuso que se realice la autopsia correspondiente al cuerpo del niño para determinar las circunstancias de la muerte.

nene.jpg

El fiscal jefe de Homicidios de Neuquén, Juan Agustín García, confirmó ayer por la noche que el hombre fue detenido y que hoy será acusado por el homicidio del niño.

En tanto, desde el Ministerio Público Fiscal (MPF) indicaron que la detención la dispuso el fiscal del caso Andrés Azar luego de una serie de medidas que ordenó en el ámbito de la investigación que dirige junto a la policía provincial.

También solicitó la autopsia de la víctima, que estuvo a cargo de Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial.

"De acuerdo al informe preliminar que recibió el fiscal del caso, el niño habría muerto como consecuencia de diversos traumatismos", aunque el estudio también reveló indicios de un delito contra la integridad sexual, dijeron las fuentes.

Ayer, hubo momentos de tensión frente a la vivienda ubicada sobre el barrio Toma 7 de Mayo, donde vivía la madre del bebé que murió. Un grupo de vecinos la increpó e incendió la casilla. "De acá se van a ir, el barrio los va a sacar", le dijo a la madre una vecina durante la discusión, según informó el diario Río Negro.

Se habló de
s