icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Con acuerdo entre oficialismo y oposición, el Congreso cierra filas para la negociación de la deuda

Con acuerdo entre oficialismo y oposición, el Congreso cierra filas para la negociación de la deuda
Sergio Massa encabezó el encuentro junto a los principales referentes de Juntos por el Cambio.

En una intensa jornada política, el Gobierno cerró el martes un amplio acuerdo con la oposición para que Juntos por el Cambio le vote la ley de reestructuración de la deuda externa. A partir de ese compromiso político la ley será votada este miércoles casi por unanimidad.

Los acreedores necesitan para avanzar con la negociación por la deuda argentina tener la certeza de que por una vez en la Argentina un próximo gobierno no les va a cambiar las reglas del juego.

Tanto el Fondo como los tenedores privados apostaron a la continuidad del gobierno de Mauricio Macri y sus políticas; no les fue bien y ahora se tienen que bancar que un gobierno peronista les venga a cambiar las reglas del juego. Por eso, en conversaciones informales, pedían un amplio acuerdo con la oposición para poder encarrilar las negociaciones con el Gobierno argentino.

El acuerdo está y luego de tres frenéticas reuniones oficialismo y la oposición lograron acercar posiciones para que este miércoles se vote la “restauración de la sostenibilidad de la deuda”. En otros términos, un cheque (¿en blanco?) para que el ministro de Economía, Martín Guzmán, pueda reestructurar la deuda.

¿Cómo se logró ese acuerdo?

Desde Juntos por el Cambio habían manifestado desde un principio la voluntad de acompañar en el Congreso. Pero los gobernadores del espacio (tres radicales más Horacio Rodríguez Larreta) necesitaban una prueba de fe adicional y querían incluir en la redacción del proyecto:

  • Alguna cláusula que les permitiera renegociar sus deudas en dólares
  • Y refinanciar sus deudas con la Nación.

Estos planteos los llevaron formalmente a la oficina del presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, en una reunión por la mañana del martes en que estuvieron los jefes de los bloques (salvo Cristian Ritondo, que está de vacaciones) y los gobernadores.

¿Por qué solo la oposición pide esto y no todos los gobernadores? Porque temen que una vez renegociada la deuda y con las arcas nacionales un poco más tranquilas, Alberto se dedique a asistir (solamente) a sus provincias amigas: ya lo hizo a través de un decreto a principio de enero. Esto es lo que querían evitar a través de una ley.

¿Qué respuesta obtuvieron? “Los temas provinciales tendrían que tratarse en un proyecto aparte y ese asunto no está previsto en extraordinarias”, les contestaron. La oposición volvió a la carga (aunque con un cambio menos) y exigió un “compromiso público” del gobierno en la materia. Massa quedó en contestar.

Por la tarde, para la hora de la merienda, se juntaron los miembros de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio, para unificar criterios. Otra vez gobernadores, Jefe de Gobierno, jefes de bloque (estuvo Maxi Ferraro, titular de la Coalición Cívica cuya presencia estaba en duda); se sumaron Alfredo Cornejo (presidente UCR); Patricia Bullrich (jefa del PRO nacional) y (¡sorpresa!) Miguel Pichetto, que ratifica con su presencia la pertenencia al espacio. Macri, ausente. La reunión primero iba a ser en Bolivar 1 (sede del gobierno porteño); después se pasó para la sede del PRO nacional (Balcarce 412); al final, optaron por un lugar más neutral y se quedaron en el Congreso.

Casi a la noche, Massa los volvió a convocar a todos a su despacho (sin Bullrich ni Pichetto) para terminar de ajustar detalles de la sesión del miércoles; todavía les debían una respuesta. A la reunión (de la que no hubo fotos “porque nadie pidió el fotógrafo”, según explicaron en la Cámara) fueron también:

  • El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.
  • El ministro del Interior, “Wado” de Pedro.
  • El jefe de bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner
  • La secretaria de relación con las provincias, Silvina Batakis.

Se les ofreció crear una comisión o mesa de trabajo para intentar abordar la temática de las deudas provinciales. La integrarán legisladores y funcionarios del Ejecutivo. Los opositores aceptaron y votarán la ley de la deuda.

Gracias a esa concesión, el Gobierno podrá exhibir un resultado casi unánime en las dos cámaras del Congreso (no habrá apoyo de la izquierda seguramente). Este miércoles se aprueba en Diputados (donde por primera vez en 18 años habrá sesión en enero) y la semana que viene en el Senado.

En la Cámara alta hace falta habilitar el tratamiento con los 2/3 de los senadores presentes, por lo que se necesitaba cierto apoyo opositor: lo van a tener. Además, la otra semana Cristina Kirchner no estará para presidir la sesión, porque viaja a Cuba a ver a su hija.

De esta manera, Alberto Fernández se garantiza su ley marco para renegociar la deuda, con apoyo de todos los sectores políticos. Una vez que ese apoyo se concrete, la pelota quedará en los pies de Martín Guzmán, su “talentoso” ministro de Economía. Habrá que ver qué hace con esa pelota.

por Pablo Winokur @pablowino
SUBIR

NWS

Ovación

Show