icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Alberto Fernández no cree en el "ajuste del Estado" y quiere reducir planes sociales creando trabajo

Alberto Fernández no cree en el
Alberto Fernández

No habrá fuertes recortes en el gasto de la política. El presidente Alberto Fernández no cree en la posibilidad de ajustar el presupuesto de la administración pública. Y considera que el único lugar para bajar decisivamente el gasto fiscal es cortando planes sociales. Pero eso “sólo se puede lograr generando trabajo privado y no estatal”, para “dejar de pagar planes sociales y no pagar por otra ventanilla más empleados públicos”.

Luego de la última suba de impuestos y retenciones, que generó fuerte polémica, el Presidente comentó en la intimidad de Olivos que considera que “no hay más lugares donde recortar el Presupuesto”, y como ejemplo señala que su antecesor Mauricio Macri “dejó incluso de pagar vacunas”.

Según pudo saber A24.com de las más altas fuentes oficiales, Alberto sostiene que los gastos en personal estatal no inciden decisivamente en un impacto a la baja del numero fiscal. Sin embargo, se propone eliminar asesores de altos ingresos y jubilaciones de privilegio de jueces y diplomáticos. Considera que las de los ex presidentes no son tampoco decisivas para una mayor racionalidad.

Esa visión del Presidente explica que la Ley de Emergencia, Solidaridad Social y Reactivación productiva, sancionada la semana por el Congreso en tiempo récord, se concentró sólo en subas de impuestos, de retenciones y en el congelamiento de las rebajas impositivas y de la movilidad jubilatoria. Con ese paquete Alberto espera una mejora fiscal de 1,5% del PBI, unos 378 mil millones de pesos.

El Presidente estima que el déficit primario de 2019 terminaría entre 1,6 y 1,8% del PBI (entre 403 y 453 mil millones) y con una mejora de 1,5% podría esperar un déficit para 2020 de solo 0,2 o 0,3% (entre 50 y 75 mil millones). “No tenía otra alternativa que hacerle pagar el equilibrio de las cuentas al campo, los petroleros, mineros, empresas, y ciudadanos más ricos”, dijo un colaborador de Fernández.

“El gasto grueso del gasto está en las jubilaciones y los planes sociales: es el 75% del Presupuesto. El tema jubilatorio lo pusimos en orden. Los planes sociales se arreglan generando trabajo: si hay trabajo yo dejo de pagar planes. Trabajo privado, no trabajo del Estado. Porque si no, dejo de pagar por una ventanilla y pago por la otra”, dijo Alberto en las reuniones de la mesa chica de Olivos. Sin embargo, no abundó en si habrá planes para alentar a los beneficiarios a capacitarse para conseguir trabajo privado.

Como anticipó A24.com, el Gobierno imagina que la nueva fórmula jubilatoria que anuncié próximamente Fernández implicará un aumento para todas las jubilaciones de “más del 30%” porque se estimará sobre la evolución del índice de variación salarial y de la recaudación. Se eliminará así la fórmula de Macri (por salarios e inflación), que implicaba un aumento del 60% en 2020 que Alberto considera que “no se podía pagar”.

“La historia del recorte del gasto del Estado no existe más. ¡Macri dejó de comprar vacunas, date cuenta el recorte que hay!”, dijo Fernández entre sus colaboradores. “El recorte que se puede hacer, y que lo estamos haciendo, es sobre algunos asesores que Macri y sus ministros tenían y a los que les pagaban sumas siderales. Un tipo cobraba 70 mil mangos pero le daban ‘unidades retributivas’, que es facultativo de los ministros, por 130 lucas. Había gente que ganaba 200 lucas. No uno, muchos. Entonces vos podés cortar eso”, señaló, responsabilizando al gobierno anterior.

Las unidades retributivas son complementos que en el Estado se utilizan para compensar en teoría gastos de representación, movilidad o simplemente redistribución de remuneraciones, pero terminan siendo virtuales sobresueldos.

“Pero todo eso tampoco te significa tanto impacto fiscal, no te cambia los números del Estado globalmente. Es poco ético, sí. Pero es un ahorro mínimo. Y los sueldos del Estado tampoco son algo sideral: la gente no está ganando 300 lucas. El presidente gana 200 lucas. El ministro gana 180 lucas, no es que tienen sueldos enormes”, comentó el Presidente al analizar la plantilla de sueldos del Estado.

“Cuando revisás hay muy poco para cortar. Puedo cortar esas unidades retributivas, eliminar cargos que están demás, hay un exceso de asesores que trajo Macri, pero todo eso son dos mangos, no es un ahorro sideral”, resumió, según algunos secretarios y ministros contaron a A24.com.

Se propone, eso sí, terminar con las jubilaciones de privilegio en dos situaciones: diplomáticos y jueces. La ley de emergencia y solidaridad eximió a los regímenes especiales del congelamiento de aumento de salarios, al suspender la movilidad jubilatoria. Entre ellos los ex presidentes, jueces y diplomáticos.

Lo cierto es que estos tienen un sistema diferente de actualización salarial, que va “enganchado” al aumento de los sueldos que se pagan en la actividad: son de un 82% del sueldo en actividad y aumentan en el mismo porcentaje.

Alberto explicó la revisión de esos casos. “Básicamente por los sueldos en actividad que tienen. Un embajador cobra 15.000 dólares, que es entendible afuera del país. Pero en la Argentina, tal vez estuvo dos años en el exterior, y el resto de su vida cobra 12.000 dólares de jubilación, porque están enganchados con el sueldo en actividad. Es un montón de guita”, dijo. En el caso del Poder Judicial, existen sueldos exorbitantes en la Justicia que merecen otra revisión al jubilarse. También se los revisará.

En cambio, no tiene mayores urgencias con los ex presidentes. “Los ex presidentes cobran el 80% de un sueldo de 200 lucas, o sea 160 mil pesos. Y creo que hay diez jubilaciones de esas. No es nada”, señaló.

Se refería a las que cobran la esposa del fallecido ex presidente Fernando De la Rúa y los ex presidentes Carlos Menem, Eduardo Duhalde, Mauricio Macri, Cristina Kirchner, Adolfo Rodríguez Sáa y los ex vicepresidentes Amado Boudou, Carlos “Chacho” Alvarez” y Gabriela Michetti, entre otros.

por Mariano Obarrio
En esta nota:
SUBIR

NWS

Ovación

Show