Tras las protestas

Alberto Fernández, sobre el conflicto en Cuba: "Terminemos con los bloqueos"

Se debe a las multitudinarias manifestaciones que se registran en la isla desde este domingo por la crisis económica y sanitaria.
Alberto Fernández, sobre el conflicto en Cuba: Terminemos con los bloqueos

El presidente Alberto Fernández sostuvo este lunes que si bien "no conoce exactamente la dimensión" de las protestas que se han dado en Cuba, resulta necesario "terminar con los bloqueos" económicos que le están "haciendo daño" en la región, tanto a ese país como a Venezuela.

"Si realmente nos preocupan tanto las vidas de los venezolanos, terminemos con los bloqueos, y que después los venezolanos resuelvan qué tipo de Gobierno quieren", dijo Fernández en diálogo con Radio 10, e insistió en que "no hay nada más inhumano en una pandemia que bloquear económicamente a un país".

Además, el Presidente recordó que "en las dos reuniones que tuve en el G20, que las hicimos virtualmente, pedí por favor que se terminen los bloqueos en el mundo. Porque cuando a un país lo bloquean, lo que hacen es bloquear a una sociedad. El que padece no es un gobierno, es la sociedad".

"No conozco exactamente la dimensión del problema en Cuba, lo que tengo claro, como dijo Manuel López Obrador, es que si realmente nos preocupa lo que pasa, terminemos con los bloqueos, le están haciendo un daño incalculable y también a Venezuela. Si realmente nos preocupa tanto la vida de los venezolanos, terminemos con los bloqueos. No hay nada más inhumano en una pandemia que bloquear económicamente a un país", insistió.

Consultado por la conflictividad en Cuba, Fernández dijo que "son todas cosas que deben resolver los pueblos, no soy yo quien debe decir a los pueblos qué tienen que hacer. No es ni Argentina ni ningún país del mundo el que dice lo que tiene que hacer. Sí tenemos que favorecer la paz de los pueblos y que los pueblos encuentren el diálogo, eso es lo que siempre he planteado sobre Venezuela. He acompañado los informes de Bachelet cuando fueron muy severos en cuanto a derechos humanos, pero eso no significa que pueda permitir la intervención de terceros países para resolver cómo debe ser el gobierno".

s