Agenda

Alberto Fernández viajará a Roma para reunirse con Kristalina Georgieva: ¿cuál es la propuesta que le hará al FMI?

El presidente Alberto Fernández y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional se encontrarán en Roma, en el marco de la Cumbre de jefes de Estado del G20.
Alberto Fernández viajará a Roma para reunirse con Kristalina Georgieva: ¿cuál es la propuesta que le hará al FMI?

Alberto Fernández viajará a Roma para reunirse con Kristalina Georgieva: ¿cuál es la propuesta que le hará al FMI?

Fernández tomará parte de la reunión del G20 en la capital italiana el sábado y domingo, antes de trasladarse a la ciudad escocesa de Glasgow para intervenir en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26).

De este modo, el jefe de Estado argentino y Georgieva se verán por segunda vez en menos de seis meses, luego del encuentro que mantuvieron también en Roma el 14 de mayo último.

En aquella oportunidad compartieron el primer encuentro presencial, una reunión "constructiva y franca" de una hora y media en el hotel Sofitel, en la que acordaron llegar a un acuerdo "lo más rápido posible" sobre la renegociación de la deuda, sin que se le "exija mayores esfuerzos al pueblo argentino", según le planteó el mandatario en el encuentro.

Fernández estará acompañado en Roma por el canciller Santiago Cafiero y el ministro de Economía Martín Guzmán.

Negociación con el FMI: qué propuesta le hará Alberto Fernández a Kristalina Georgieva

El mandatario argentino planteará un mayor plazo para el pago de la deuda con el organismo internacional de crédito, con el cual tiene vencimientos por 18.000 millones de dólares en 2022, US$ 19.000 millones en 2023 y US$ 5.000 millones en 2024.

Ya el 22 del mes pasado la Argentina canceló con el FMI una deuda por US$ 1.885 millones que se cubrieron con los Derechos Especiales de Giro (DEG), los que llegaron el 23 de agosto último como parte de la asistencia del Fondo por la pandemia a sus países miembros, equivalente a US$ 4.334 millones.

Para lo que resta del año, el Gobierno debe pagar US$400 millones en intereses el mes próximo y otros US$1.880 millones el 22 de diciembre.

Además, Fernández propondrá la cancelación de la sobretasa del 2% que se le cobra a los países que recibieron un monto superior a la cuota que aporta a ese organismo multilateral de crédito, luego de que el país recibiera US$ 44.000 millones en la administración del expresidente Mauricio Macri.

Elecciones 2021: a tres semanas de volver a las urnas, el peronismo endurece su discurso contra "la concentración económica" y el FMI

Alberto Fernández en el Día de la Lealtad: "Celebremos en unidad esta fiesta de la democracia"
Alberto Fernández en el Día de la Lealtad:

Alberto Fernández en el Día de la Lealtad: "Celebremos en unidad esta fiesta de la democracia"

Un nuevo dilema asoma en el firmamento del Frente de Todos a poco más de tres semanas para las elecciones legislativas: mientras el Gobierno y los intendentes se esfuerza en hacer cumplir el congelamiento de precios para que no se desajuste la economía real, La Cámpora y el kirchnerismo duro van a la "macro" e intentan boicotear la posibilidad de un acuerdo con el FMI por el pago de la deuda.

Sobre esa disyuntiva transcurre el presente de la coalición. “Esa deuda que nos dejaron no la vamos a pagar”, entonó La Cámpora en un spot, mientras el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el jefe de Gabinete, Juan Manzur, buscan apoyo en Estados Unidos.

A la vez, el Gobierno intenta ajustar la microeconomía con el congelamiento del precio de los alimentos dispuesto por el flamante secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti. Además de los canales directos, la nueva gestión también buscó apoyo en la CGT y los intendentes del conurbano para que ayuden a supervisar el cumplimiento de la medida.

precios.jpg
La cámara de empresas norteamericanas en la Argentina (Amcham) advirtió hoy que el congelamiento de precios es una

La cámara de empresas norteamericanas en la Argentina (Amcham) advirtió hoy que el congelamiento de precios es una "bomba de tiempo" (Foto: Telam).

“En el conurbano salieron los intendentes junto a sus secretarios de gabinete y los inspectores municipales, y vamos a seguir durante la semana”, indicó a A24.com una fuente que se mueve cerca de uno de los jefes comunales de la Tercera Sección electoral, el área que corresponde al sur del Gran Buenos Aires.

Más allá de las diferencias que pueda haber con la Casa Rosada por otros temas, los intendentes del PJ tienen un involucramiento pleno con la medida, a la que consideran “central” para cambiar la tendencia en las elecciones legislativas del 14 de noviembre.

No es para menos: Feletti, el funcionario a cargo de la aplicación de este revival de otras épocas, viene de fungir como secretario de Economía y Hacienda del municipio de La Matanza que conduce Fernando Espinoza. Podría decirse que se mueve como uno más porque conoce sus necesidades.

De hecho, el nuevo funcionario nacional se había reunido el miércoles último, en La Plata, con el gobernador Axel Kicillof y los alcaldes de la zona metropolitana, quienes se habían comprometido a hacer lo que estuviera a su alcance para monitorear el congelamiento por 90 días de los precios de 1.432 productos de la canasta básica.

¿Qué encontraron las comitivas municipales en sus relevamientos por comercios y supermercados? “Cumplimiento total y abastecimiento pleno”, aseguró ante este portal un funcionario del conurbano atento a despejar fantasmas.

Coinciden en los movimientos sociales. “Es una medida absolutamente acertada respecto de la situación de incremento de precios, que tienen un impacto sobre los ingresos de los trabajadores más humildes”, le dijo a A24.com Daniel Menéndez, referente de Somos Barrios de Pie y candidato a diputado del Frente de Todos por la provincia.

Para las organizaciones, “quedaron al descubierto algunos sectores que son insensibles y miserables respecto del nivel de sufrimiento que transitamos en este año y medio” por la pandemia.

Aunque esta vez los movimientos no fueron convocados para sumarse a las tareas de control en el territorio, Menéndez señaló que la búsqueda de un congelamiento de precios es una “señal clara respecto de cómo ubicarse para la salida de la pandemia y un proceso de reactivación de cara a fin de año”.

Eso sí: desde este sector aliado aseguran que el Gobierno “tiene claro que es una medida de coyuntura para transitar esta etapa, porque el problema inflacionario tiene múltiples aristas”.

La campaña por la deuda

Un alto dirigente de La Cámpora advirtió: "Tenemos que elegir si seguimos paveando o reaccionamos"
Un alto dirigente de La Cámpora advirtió:

Un alto dirigente de La Cámpora advirtió: "Tenemos que elegir si seguimos paveando o reaccionamos"

Aunque preste colaboración (y respalde) el control de precios, La Cámpora y el kirchnerismo duro no están dispuestos a bajar la bandera del no pago a la deuda, tal como quedó explicitado con los discursos divisivos de la Plaza de Mayo del 17 de octubre.

La Cámpora volvió a la carga y difundió en redes un video de militantes cantando “Esa deuda que dejaron no la vamos a pagar, con el hambre de la gente no se jode nunca más", una pieza registrada durante el acto que Cristina encabezó el fin de semana pasado en la ex Esma.

Máximo había advertido en una de sus incursiones al conurbano que "cada dólar que se destine al pago de la deuda es un dólar menos para el pueblo".

Precios Cuidados

precios cuidados h

Distinta es la postura ante el congelamiento de precios, que La Cámpora no sólo apoya sino alienta. En un comunicado titulado “Sin la presencia del Gobierno no hay principio de solución”, la agrupación sostuvo este fin de semana que “la causa de las subas se encuentra en una recomposición de márgenes empresarios desordenada que se debe empezar a encauzar”.

“Ninguna de estas subas tiene que ver con ‘la maquinita’ o el gasto desmedido. Nada de eso está ocurriendo y el contexto macroeconómico está muy lejos de presentar tensiones en la oferta productiva que justifiquen un ajuste vía precios -dijo la organización-. Hoy tenemos una economía que se recupera de a poco, pero con mucho recorrido por delante para que las empresas hagan frente a la demanda interna sin sufrir cuellos de botella productivos”.

Para La Cámpora, “la política de control de precios de ciertos productos se focaliza en una de las principales causas de la inflación actual: la concentración económica”. Un fenómeno de larga data que “se profundizó principalmente en la década de los ‘90”.

La agrupación señaló que “en un contexto de salida de la crisis es irresponsable la postura de ciertos empresarios de generar beneficios extraordinarios a costa del hambre del pueblo”, por lo que “es hora de que el aumento de la demanda genere un aumento en la producción y no en los precios”.

Después de destacar que el Estado “utiliza las políticas públicas para incentivar la competencia capitalista con el objetivo de evitar que los formadores se apropien de lo que les corresponde a los consumidores”, la organización apostó que “por primera vez en 5 años el pueblo se merece unas fiestas con reencuentro y alegría. Para eso, la recuperación económica tiene que ser para todas y todos, no para tres o cuatro vivos”. Un llamado más exasperado que nunca a "tener las fiestas en paz".

s