icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Alberto, entre el pedido para que la Policía "deponga su actitud" y el nuevo conflicto abierto con Larreta

Alberto, entre el pedido para que la Policía
Rodríguez Larreta, Alberto Fernández y Axel Kicillof (Foto: AFP).

En un mismo movimiento, Alberto Fernández redobló la apuesta frente al conflicto con la policía, descolocó a la principal alianza opositora y rompió los puentes con su aliado en el manejo de la pandemia, Horacio Rodríguez Larreta. La plata para resolver la protesta policial saldrá de parte de la coparticipación que se giraba a la Ciudad. El anuncio final lo va a hacer este jueves Axel Kicillof.

En una presentación atípica, el presidente Alberto Fernández mostró una imagen de autoridad acompañado por dirigentes del oficialismo y de la oposición. Con un muy cuidado discurso, advirtió a los policías sublevados que "no va a aceptar este tipo de protesta", y les pidió que "depongan la actitud".

Así, en el peor día de crisis desde que asumió hace 10 meses, Alberto Fernández reconoció "la justicia del reclamo" salarial de la policía bonaerense, aunque dejó en claro que no negociará con quienes considera que estuvieron al borde de la sedición.

¿La casa está en orden?

Así lo advirtieron, con todas las letras, el canciller Felipe Solá y el veterano dirigente y apoderado del PJ, Jorge Landau, al citar la figura de sedición, establecida en el artículo 22 de la Constitución nacional:

En declaraciones a A24.com, Landau se refirió al artículo para definir la situación: "Toda fuerza armada o reunión de personas que se atribuya derechos del pueblo y peticiones a nombre de éste, comete delito de sedición".

Landau señaló: "Esas armas no son de propiedad de los efectivos policiales, son del Estado. En este caso, de la Provincia de Buenos Aires. Pero no para generar un apriete sobre el Presidente de la República. Y es insostenible que se atente contra la autoridad presidencial".

El punto máximo del conflicto llegó a la tarde, cuando los policías que protestaban frente a la Quinta de Olivos se negaron a aceptar la invitación a ingresar a dialogar con el Presidente que habían llevado el vocero presidencial, Juan Pablo Biondi, y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello.

“Todos queremos ir resolviendo los problemas que la Argentina tiene, pero vamos a hacerlo cumpliendo las reglas de la democracia y respetando la institucionalidad”, remarcó Fernández por si quedaban dudas de la denuncia de desestabilización que había lanzado la Casa Rosada temprano.

La foto montada en Olivos mostró al Presidente flanqueado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; la vicegobernadora, Verónica Magario; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el presidente del bloque del Frente de Todos en esa Cámara, Máximo Kirchner; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; y 35 intendentes bonaerenses, entre ellos, varios del PJ y del PRO.

El debate que viene con la Ciudad

Fernández anunció en vivo, casi en una cadena nacional, que le dará solución a la falta de fondos de la provincia de Buenos Aires con la quita de 1 punto de coparticipación a la Ciudad y abrió la discusión con el gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta.

Según pudo saber A24.com, ese punto que le sacará a la Ciudad representa entre 36 y 40.000 millones de pesos de recaudación anual.

De esta manera, Alberto respondió al reclamo de la vicepresidenta Cristina Kirchner y el kirchnerismo bonaerense, que desde que asumió en diciembre del año pasado reclama por la desigualdad entre CABA y el principal bastión electoral del peronismo.

El cuadro comparativo entre la policía bonaerense y la porteña que mostró Alberto Fernández en la conferencia de prensa
El cuadro comparativo entre la policía bonaerense y la porteña que mostró Alberto Fernández en la conferencia de prensa

El jefe del gobierno porteño ya anticipó que el debate podría terminar en la Justicia.

Anticipándose a los reclamos de Larreta, Fernández señaló que “nadie puede mostrarse sorprendido por esta decisión” porque “muchas veces hemos hablado de este tema” con Rodríguez Larreta.

Además, remarcó que “la ciudad de Buenos Aires va a seguir recibiendo los recursos necesarios para cubrir los gastos que representa la administración de las fuerzas de seguridad federales”.

El rol de los intendentes del PJ

Se mostraron todos cuidando las espaldas de Fernández, luego de horas de silencio elocuente, ante los rumores de pedido de renuncia contra el cuestionado ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, el único ausente de la conferencia en Olivos.

En las últimas horas habían tomado fuerza los rumores sobre un recambio en esa cartera y los nombres que más sonaban eran los del intendente de Ituzaingo, Jorge Descalzo, y el de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde.

El alerta sobre la politización de la Bonaerense no es nueva

La jornada del miércoles recordó a los levantamientos de policías que en 2013, durante el último gobierno de Cristina Kirchner, comenzaron en Córdoba y se extendieron a varias provincias, dejando a varias ciudades sumidas en el caos y saqueos.

Semanas atrás, el ex presidente y ex gobernador bonaerense Eduardo Duhalde denunció públicamente la posibilidad de que se esté gestando un golpe de Estado. Pero mencionó a fuerzas militares, no a las de seguridad.

Un veterano dirigente del PJ admitió a A24.com que "hoy las únicas fuerzas capaces de hacer un golpe de estado no son los militares, como dijo Duhalde, sino las fuerzas de seguridad, como las policías locales".

La respuesta de los policías al anuncio del Presidente en Olivos fue una vigilia, a la espera este jueves del anuncio de recomposición salarial que les propondrá Kicillof.

por Stella Gárnica
SUBIR

NWS

Ovación

Show