Nuevas revelaciones

Atentado a Cristina Kirchner: los escalofriantes chats del jefe de la banda de los copitos

La fiscalía cree que fue un intento de femicidio y el cuarto detenido negó su participación: "No estaba en la zona y a éstos los conozco hace tres meses", aseguró.
Facundo Pastor
por Facundo Pastor |
Atentado a Cristina Kirchner: el sindicado líder de la banda de los copitos es el cuarto detenido (Foto NA).

Atentado a Cristina Kirchner: el sindicado líder de "la banda de los copitos" es el cuarto detenido (Foto NA).

El fiscal federal Carlos Rívolo pidió que Fernando Sabag Montiel sea acusado por tentativa de femicidio por el ataque a la vicepresidenta Cristina Kirchner. Los investigadores están convencidos que, en la conducta del detenido, se dan los presupuestos establecidos en el Código Penal para avanzar con esa figura delictiva.

La acusación es gravísima y establece penas de hasta 15 años de prisión.

La solicitud la hizo ante la jueza federal María Eugenia Capuchetti; y si bien Sabag ya fue procesado por otro delito (tentativa de homicidio calificado agravado) la Cámara Federal podría evaluar si también le imputa la nueva acusación.

Mientras tanto, Gabriel Carrizo negó haber participado en la organización y planificación del atentado contra Cristina Kirchner. “Ni siquiera estaba en la zona, ya lo expliqué cuando me convocaron como testigo”, aseguró el detenido.

A pesar de esto, la justicia intenta dilucidar si el 27 de agosto (cinco días antes del ataque) Carrizo estuvo en las inmediaciones del departamento de Kirchner. Para lo cual solicitó una precia tecnológica sobre el teléfono del imputado.

La declaración de Carrizo

Nicolas Carrizo NA.jpg
El líder de la denominada

El líder de la denominada "banda de los copitos", Nicolás Carrizo, negó su participación en el atentado a Cristina Kirchner (Foto: NA).

Fuentes judiciales le revelaron a A24.com que fueron más de tres horas de una intensa declaración indagatoria donde Carrizo explicó que a los otros detenidos los conoció en una fiesta.

“Tanto Sabag Montiel como Brenda estaban sin trabajo, entonces les ofrecí vender los copitos de azúcar que yo mismo preparaba. Ellos aceptaron y así empezó la relación. Eso fue hace tan sólo tres meses”, confesó.

La justicia le exhibió pruebas contundentes de su participación como mensajes violento donde Carrizo sostenía que “esto no tendría que haber salido así, le di un arma y se le trabó”.

“Fue simplemente un chiste”, se defendió el acusado.

Carrizo fue apresado el miércoles pasado, cuando se presentó en los tribunales de Comodoro Py para retirar el teléfono celular que una semana antes había entregado voluntariamente cuando era una testigo más en la causa. Ese día, dijo que el 1 de septiembre, cuando fue el ataque a la ex presidenta, no estuvo en la zona de la casa y que oficiaba como jefe del grupo conocido como “la banda de los copitos” porque era el dueño de la garrafa con la que trabajaban.

En tanto, la tercera detenida, Agustina Díaz, al momento de ser indagada fue acusada de ser partícipe del atentado y también de encubrimiento.

Las pruebas que hay en su contra tienen que ver con las conversaciones que tuvo vía chat con Uliarte, su amiga, en donde le consultó por qué Sabag Montiel había fallado en el disparo.

s