Deuda externa

Carta de Cristina Kirchner: ¿Cómo impactó en el Frente de Todos?

La vicepresidenta dijo que Alberto Fernández es quien tiene la última palabra en la negociación con el FMI y apuntó duramente contra la oposición.
¿Cómo impactó en el gobierno del Frente de Todos la carta de Cristina Kirchner?

¿Cómo impactó en el gobierno del Frente de Todos la carta de Cristina Kirchner?

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sentó su postura en torno a las negociaciones que lleva adelante el Gobierno nacional con el FMI, y dijo que "la lapicera siempre la tuvo, la tiene y la tendrá el Presidente de la Nación" y criticó duramente a la oposición de Juntos por el Cambio, a la que tildó de "irresponsable".

En el seno del Frente de Todos, según pudo saber A24.com, la misiva tuvo un impacto positivo ya que consideran que en ella la presidenta del Senado "ratifica el apoyo" al jefe de Estado.

"Siempre pagamos y hay que pagar", sostienen en el oficialismo, en línea con las palabras de Cristina Kirchner, quien le dio el "atributo histórico" al kirchnerismo de "haber pagado las deudas que generaron otros gobiernos".

"Basta recordar una vez más la cancelación de la deuda con el FMI llevada a cabo por Néstor Kirchner, así como también la reestructuración de deuda llevada a cabo en 2005 y en 2010 con acreedores privados, con la quita más grande de capital e intereses de la que se tenga memoria", remarcó la vicepresidenta.

Para el Frente de Todos, la carta difundida este sábado "refuerza la centralidad del Presidente y del Gobierno", a la vez que "enmarca en el Congreso la soberanía final".

Sobre esto último, Cristina Kirchner aseguró que "son los y las 257 diputados y diputadas y 72 senadores y senadoras quienes tienen la responsabilidad legal, política e histórica de aprobar o no cómo se va a pagar y bajo qué condiciones la deuda más grande con el FMI de todo el mundo y de toda la historia".

Otro eje del texto es la dura crítica a la oposición, a la que la presidenta del Senado tildó de "irresponsable" al recordar que tanto la Cámara de Diputados como la Cámara de Senadores aprobó casi por unanimidad el Proyecto de Ley de Fortalecimiento de la Sostenibilidad de la Deuda Pública entre fines de 2020 y principios de este año.

"Surge a simple vista que la totalidad de las fuerzas políticas de ambas coaliciones asumió la responsabilidad de decidir si se aprueba o no, lo que el Poder Ejecutivo negocie y acuerde con el FMI. Todo ello sin perjuicio de que es el titular del Poder Ejecutivo quien lleva adelante las negociaciones en ejercicio de su responsabilidad constitucional en esta materia", añadió la vicepresidenta.

"La actitud más curiosa proviene de la coalición opositora que ha ganado, a nivel nacional, las elecciones parlamentarias celebradas el 14 de noviembre pasado. Declaraciones como 'no vamos a decir nada del acuerdo con el FMI hasta que Cristina no opine' son moneda corriente en portales, programas de TV y redes sociales", dijo en otro fragmento.

Al respecto, en el oficialismo consideran que es una forma de "subir a la oposición a la discusión" y reclamarle que asuman "la responsabilidad" de votar el acuerdo en el Congreso de la Nación.

s