icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Según Quirós, "en términos sanitarios está acordado" con Nación que vuelvan a clases presenciales 6.500 chicos

Según Quirós,
El gobierno porteño sumó los cambios sugeridos por los Ministerios de Salud y Educación de Nación (Foto: captura de TV)

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, brindó este viernes el último reporte pandémico porteño y afirmó que se logró acordar un protocolo sanitario con Nación para concretar el regreso escolar presencial de 6.500 chicos que perdieron toda conexión con la escuela. Según detalló, queda definir el abordaje pedagógico.

"Hubo una reunión en el día de ayer con los equipos técnicos y avanzamos en dos aspectos: por un lado, trabajamos por separado en cuáles serían los indicadores formales para que el Ministerio de Educación de la Nación pueda dialogar con todos los ministros de educación de la Argentina y tener una estrategia conjunta para todas las provincias", comenzó a narrar el funcionario.

En segundo lugar, dialogaron sobre "el foco especial que queremos tener sobre los niños que perdieron contacto con la familia. Incluimos las mejoras que nos sugirieron y realizamos un protocolo combinado. En términos sanitarios está acordado, ahora queda definir la estrategia pedagógica", dijo Quirós.

El anuncio del ministro de salud porteño da un cierre positivo a una disputa que duró más de un mes con el Gobierno. La Ciudad había hecho pública su preocupación por los 6.500 niños porteños cuyas familias habían perdido todo vínculo con el sistema educativo. Su propuesta consistía en abrir espacios informáticos en las escuelas para que retomen las clases presenciales.

Desde el ministerio de Educación de Nación, a cargo de Nicolás Trotta, la primera respuesta había sido negativa. La razón: cuestiones epidemiológicas. El ministro de Salud, Ginés González García, había secundado la decisión al advertir que había demasiados contagios como para pensar en el retorno a los colegios.

"Tenemos que hablar de pedagogía, no de epidemiología", había sido la devolución de la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña. "Sabemos perfectamente que no están dadas las condiciones para la vuelta a clases, pero los datos epidemiológicos de la Ciudad nos permiten avanzar en pequeños pasos progresivos", había agregado.

Lejos de amedrentarse, Quirós modificó el protocolo y planteó que las clases acontezcan en espacios abiertos: calles y plazas cercanas a los niños más vulnerables. Trotta volvió a dar el "no", pero sugirió un cambio, utilizar los patios escolares, y dejó abierta la puerta para un acuerdo. A su vez, prometió 6.500 notebooks para brindarles a los chicos.

"Los protocolos establecen que en las zonas urbanas tiene que haber nulo o muy bajo nivel de contagio. Las 23 provincias votaron eso y también la Ciudad de Buenos Aires. Quirós nos plantea, legítimamente, que ese escenario es de cumplimiento imposible porque acá nunca va a haber eso, por lo menos hasta que haya una vacuna", había comentado Trotta.

Ayer los equipos técnicos de Nación y Ciudad lograron acordar un "protocolo combinado" y los 6.500 chicos más perjudicados por la pandemia están más cerca de volver a las aulas.

SUBIR

NWS

Ovación

Show