Restricciones

Clases presenciales: sigue la pelea entre Nación y Ciudad, mientras los docentes inician un nuevo paro

UTE y Ademys cumplieron este miércoles la tercera jornada consecutiva de paro general en rechazo al regreso a las aulas.
Clases presenciales.

Clases presenciales.

El conflicto por las clases presenciales mantiene la tensión entre la Nación y la Ciudad de Buenos Aires. Mientras se dirimen las posturas entre ambos gobiernos, los gremios no escapan a la pelea y anunciaron un nuevo paro para asentar su postura de no acudir a las aulas.

En una carta dirigida a las cámaras que agrupan a los colegios de gestión privada, el gobierno nacional instó a las instituciones educativas a suspender las clases presenciales hasta el 30 de abril y pidieron que no se computen las inasistencias ni se adopten medidas compulsivas. Allí, le recordaron la plena vigencia del DNU Nº 241/2021, en el cual se detallaron las restricciones que fueron anunciadas por Alberto Fernández para el AMBA.

"La vocación del Poder Ejecutivo Nacional es acompañar la tarea educativa en este difícil momento en el cual el crecimiento de la curva de contagios por Covid-19 se ha acentuado en forma preocupante, garantizando el derecho a la educación de niñas, niños y adolescentes y resguardando la salud de la comunidad educativa", indica la carta.

Reunión Alberto Fernández y Rodríguez Larreta.jpeg
El Gobierno de la Nación y la Ciudad siguen su pelea por las clases mientras los docentes inician un nuevo paro

El Gobierno de la Nación y la Ciudad siguen su pelea por las clases mientras los docentes inician un nuevo paro

Además, el escrito apunta contra el gobierno porteño al decir que mantener las clases es una decisión "pasible de responsabilidad penal, ya que podría encuadrarse en los delitos de desobediencia y violación de medidas adoptadas para impedir la propagación de una epidemia".

En ese sentido, la gestión de Horacio Rodríguez Larreta no dio lugar a la misiva de Nación. "Con esta carta hace un llamado de atención, pero no tiene jurisdicción para indicar, ordenar ni apercibir en el caso de que no sigan lo que ellos exponen", dijo la ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, en declaraciones radiales.

"Seguimos sosteniendo la misma postura: hay un fallo de Cámara local que reconoce la competencia del gobierno de la Ciudad para administrar la política educativa y el jefe de Gobierno decidió que las clases sigan presenciales y los colegios lo acompañan y comparten", sostuvo Acuña.

En este escenario, los gremios docentes UTE y Ademys tomaron partido sobre la situación y decidieron continuar el paro anunciado el pasado lunes. En los sindicatos entienden que existe una "violación del decreto presidencial por parte del Gobierno porteño y su insistencia de regreso a la presencialidad en las aulas", por lo que avanzarán en un cese de actividades.

Embed

En un documento titulado "Crece la resistencia a la presencialidad ilegal de Rodríguez Larreta. Mañana será el cuarto día consecutivo de paro docente", UTE consideró que "el gobierno porteño continúa sin respetar las medidas sanitarias para proteger la salud".

"Ya son miles los docentes, estudiantes y familiares contagiados desde el comienzo de las clases presenciales. A diario se cierran burbujas por casos positivos y, la gestión de Larreta, no garantiza la presencialidad cuidada y quiere exponer al contagio a la totalidad de la comunidad", sostuvo UTE.

UTE y la Ademys cumplieron este miércoles la tercera jornada consecutiva de paro general en rechazo de la decisión del gobierno porteño de continuar con las clases de forma presencial. Por su parte, el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) también ratificó el cumplimiento de la virtualidad.

Se habló de