Ciudad vs. Nación

En medio de la pelea por las clases, Alberto le advierte a la Corte que la Ciudad "no es una provincia"

Representantes de Nación y Ciudad están citados a una conciliación este miércoles por la quita de coparticipación a CABA. El rol de Zannini.
por Nicolás Poggi | 20 de abril de 2021 - 22:30
Alberto y Larreta

Alberto y Larreta, antes de los cortocircuitos. (Foto: archivo).

Con la disputa por las clases presenciales como telón de fondo, el Gobierno nacional y la Ciudad se verán las caras este miércoles en una audiencia de conciliación convocada por la Corte Suprema de Justicia ante el conflicto iniciado a partir de la decisión de Alberto Fernández de reasignar una parte de la coparticipación de la Capital -un 1,18%- a la policía de la provincia de Buenos Aires.

En el momento menos oportuno para discutir un planteo que no esté vinculado a la pandemia o la situación sanitaria, los representantes de ambas administraciones están citados a las 11 en el máximo tribunal, donde cada una de las partes expondrá su posición sobre el recorte propinado a la Ciudad a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) refrendado luego por una ley del Congreso.

De todos modos, el Gobierno ya adelantó su posición: el procurador general del Tesoro y ex secretario de Legal y Técnica del kirchnerismo, Carlos Zannini, presentó este martes ante la Corte un planteo de “incompetencia” del máximo tribunal para resolver esta cuestión. Su argumento: la Ciudad Autónoma “no es una provincia” para que la Corte intervenga en el litigio, tal como establece para esos casos el artículo 117 de la Constitución, según explicó.

Entre las razones esgrimidas en su escrito, Zannini sostuvo que el Poder Ejecutivo "ha actuado, en el marco de esta situación, con pleno y estricto apego al ordenamiento jurídico constitucional y legal". Casi en el acto, la Corte rechazó "in limine” el planteo del procurador y ratificó la audiencia de este miércoles.

"Ha obrado con absoluta buena fe y sigue dispuesto a dialogar con las autoridades de la CABA conforme a los principios que informan el federalismo de concertación", había argumentado Zannini, al contraponer que, en cambio, la gestión de Horacio Rodríguez Larreta "ha planteado y exacerbado una situación de conflicto que debería encontrar el cauce para su solución en el diálogo intergubernamental, y no en el innecesario dispendio jurisdiccional que suscitan estas actuaciones".

Carlos Zannini, procurador del Tesoro de la Nación. (Agencia AJN)
Procurador del Tesoro, Carlos Zannini. (Foto: archivo)

Procurador del Tesoro, Carlos Zannini. (Foto: archivo)

La Corte tiene en sus manos, además, otro expediente caliente: debe resolver en el corto plazo si hace lugar al planteo del gobierno porteño para habilitar las clases presenciales en el distrito, a contramano del DNU de Alberto que estableció restricciones por 15 días en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) para mitigar los contagios de coronavirus. Una olla a presión.

Zannini hizo esta presentación un día antes de la audiencia que está fijada por el máximo tribunal. En el Gobierno se discutió el tema este martes, según pudo saber A24.com, aunque con total hermetismo. El pronóstico es que ninguna de las partes hará nada que altere el curso formal del proceso.

El procurador del Tesoro, de diálogo directo con Cristina Kirchner y habitual perfil bajo -y más desde que se conoció que integró la lista de vacunados con la Sputnik V facilitada por el Hospital Posadas-, tiene un frente doble: por un lado, debe responder en un plazo de dos meses al planteo hecho por la Ciudad ante el recorte de fondos coparticipables; por otro, tiene que hacer el descargo a partir del recurso que presentó Larreta contra la suspensión de la presencialidad en las escuelas. Para ese último punto el plazo vence el lunes.

Como fuera, Zannini venía ejerciendo un rol de (cierta) moderación dentro del gobierno de Alberto. Para ilustrar ese perfil basta un ejemplo que pudo reconstruir A24.com: el año pasado, cuando el Presidente consideró que la intervención de Vicentin era una buena idea, uno de los que intentó advertirlo de la improcedencia de esa medida fue el propio Zannini, que se comunicó por teléfono con Santiago Cafiero para intentar frenar ese movimiento. No tuvo suerte. También en algunos escritos desestimó la teoría del lawfare que enarbola Cristina Kirchner

Para la audiencia de este miércoles en la Corte está previsto que, por la Ciudad, asistan el procurador porteño, Gabriel Astarloa; el ministro de Hacienda, Martín Mura, y el secretario de Seguridad, Marcelo D’Alessandro (a partir de que la decisión de la Nación afectó los fondos de la Policia). Por la Casa Rosada, en tanto, presentarían escritos el propio Zannini y la secretaria de Provincias del Ministerio del Interior, Silvina Batakis, ex ministra de Economía de la gobernación bonaerense de Daniel Scioli.

De dónde viene el conflicto

La pulseada entre Alberto y Rodríguez Larreta por los fondos viene desde septiembre del año pasado, en plena cuarentena, cuando una facción de la Policía Bonaerense se acuarteló en el Conurbano y la Quinta de Olivos en reclamo de mejoras salariales. La respuesta intempestiva del Presidente fue apelar a ese punto y medio de coparticipación que la Ciudad tenía de más -y que, en rigor de verdad, ya se venía negociando entre ambos- para asistir a Axel Kicillof. Luego, en diciembre, el Congreso refrendó la redistribución de fondos que la Casa Rosada había hecho por decreto.

Rodríguez Larreta, que dijo haberse enterado por chat minutos antes del anuncio de Alberto, acudió a la Corte Suprema bajo el pretexto de que el recorte es “inconstitucional”, y el máximo tribunal citó a las partes a la conciliación de este miércoles, en medio de una puja más grande -e inesperada- por el dictado de clases en la Ciudad.

Reunión Alberto Fernández y Rodríguez Larreta.jpeg
Alberto y Rodríguez Larreta, en Olivos. (Foto: Presidencia)

Alberto y Rodríguez Larreta, en Olivos. (Foto: Presidencia)

El 1,18% adicional que la Nación reasignó a la provincia de Buenos Aires había sido otorgado a la Ciudad en 2016 por el entonces presidente Mauricio Macri, que apenas empezado su mandato redireccionó esos fondos a Larreta en concepto del traspaso de la Policía Federal.

En ese momento, Macri despertó la furia de los gobernadores del PJ, que pusieron el grito en el cielo pese a haber sido aliados de Cambiemos en muchas oportunidades. Por eso, varios de esos mismos jefes provinciales celebraron, el año pasado, cuando Alberto redujo de 3,5% al 2,32% los fondos que la Ciudad recibe en materia de coparticipación.

¿Adónde llevará la conciliación? Difícil trazar un pronóstico en un momento de extrema tensión entre ambas administraciones, con las escuelas abiertas o cerradas según de qué lado de la General Paz se encuentren, además del número de casos de coronavirus por encima de los 20 mil diarios y con epicentro en el AMBA. El de los puntos de coparticipación es un conflicto que viene de arrastre del año pasado. Nada asegura que no siga su curso en esa misma corriente.

Se habló de