Tensión con CABA y la Corte

Cómo es el proyecto que el Gobierno va a llevar al Congreso para torcer el duro fallo de la Corte

En respuesta al fallo de la Corte, la Casa Rosada envía esta semana el proyecto de ley que autorice a Alberto Fernández a aplicar restricciones por la pandemia.
por Stella Gárnica |
Alberto Fernández envía esta semana al Congreso el proyecto de ley que le autorice a aplicar restricciones por la pandemia. Es en respuesta al fallo contrario de la Corte. (Foto: Archivo Telam) 

Alberto Fernández envía esta semana al Congreso el proyecto de ley que le autorice a aplicar restricciones por la pandemia. Es en respuesta al fallo contrario de la Corte. (Foto: Archivo Telam) 

La Casa Rosada prepara su artillería legal para hacer frente, con un proyecto de ley que presentará entre esta semana o la próxima en el Congreso, para conseguir apoyo político a las decisiones del presidente Alberto Fernández a nuevas y futuras restricciones para controlar la pandemia durante este año.

Así, después de la denuncia pública de Cristina Kirchner sobre un supuesto "golpe a las instituciones democráticas elegidas por el voto" la Casa Rosada mantiene una doble estrategia:

1- La pata dialoguista de Alberto Fernández y los ministros que le responden como Santiago Cafiero, Wado De Pedro y Nicolás Trotta, que impulsan consensos con las provincias en un proyecto de ley.

2- Por otro lado, el ala más dura que denuncia un golpe de Estado blando como el de Justicia, Martín Soria y su viceministro, Martín Mena, que hablan de una "decisión política de la Corte que limita el funcionamiento de las instituciones" en el país.

En ese marco, según supo A24.com, el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y el ministro del Interior, Wado De Pedro, empezaron a trabajar en el proyecto de ley, anunciado el viernes por el Presidente para llevar el debate político y jurídico al Congreso, y sacar la polémica del ámbito judicial.

El proyecto tendrá según adelantaron altas fuentes de la Casa Rosada, un eje técnico-jurídico, y por otro lado desde la política, la búsqueda de la generación de acuerdos con gobernadores y legisladores que les responden, tanto del oficialismo como de la oposición.

"Así como se manejó siempre el Presidente: consultar, dialogar y consensuar las medidas. Sobre todas las medidas siempre hay discusiones, es lógico, incluso hubo discusiones en su momento por los respiradores, y después los gobernadores felicitaron la decisión del presidente", señalaron en la Casa Rosada horas después de recibir el duro impacto del fallo adverso de la Corte.

Cerca de Cafiero y de De Pedro, se mostraron optimistas por el apoyo del resto de las provincias, sacando a las que ya se manifesraron opositoras como CABA y Mendoza. "Lo mismo pasó con las vacunas, cuando algunos desde la oposición decían que querían comprar, y cuando les recordamos que eso estaba permitido desde siempre, se dieron cuenta lo difícil que es conseguirlas", explicaron

La idea del PEN es que el proyecto de ley tenga características técnicas, desde el punto de vista de los indicadores, de los rangos y de las sanciones. Ahí el debate con la oposición será alrededor de las estadísticas de la curva de contagios, de ocupación de camas de terapia intensiva y de muertes diarias.

En el nuevo DNU con las restricciones a la circulación y a las clases presenciales vigentes hasta el 21 de mayo, la Casa Rosada ya puso sus parámetros para determinar una zona en situación de "riesgo" o de "alarma sanitaria". Pone como parámetro una cantidad de más de 500 contagios diarios cifra que es superada largamente por los números que hoy se ven en CABA y en el conurbano bonaerense.

Esos números epidemiológicos fueron establecidos por el Consejo Federal de Salud en acuerdo entre el Ministerio de Salud nacional y todas las provincias, y no fueron discutidos por CABA. Sobre esos números, se basan en la Casa Rosada, para rechazar y cuestionar el fallo de la Corte sobre la inconstitucionalidad del decreto 241, que ya no está en vigencia.

En la misma estrategia, salió este miércoles el ministro de Educación, Nicolás Trotta, con los tapones de punta a reclamar al gobierno de Rodríguez Larreta a cumplir con el cierre de clases presenciales. Cerca del Presidente señalan que en todo caso, la Corte deberá fallar sobre el nuevo DNU, lo mismo cualquier otra jurisdicción que quiera presentar nuevas demandas contra las restricciones.

La pelea por las clases

Trotta intimó a Larreta a cumplir la decisión del Consejo Federal de Educación y lo acusó de especular políticamente con las elecciones: "Nuestra diferencia con Larreta es que no toma consciencia de la magnitud y la complejidad de lo que estamos transitando”, dijo el ministro de Educación y destacó la decisión tomada por el Consejo Federal de Educación (CFE) en la asamblea que se realizó el martes, en que se manifiesta a favor de priorizar la presencialidad con protocolos estrictos, pero siempre con la posibilidad de suspender frente al escenario de alerta epidemiológica por tiempo determinado y respetando la mínima unidad geográfica posible.

En la reunión de ayer, tras el fallo de la Corte a favor de la autonomía de CABA, Trotta consiguió el apoyo de 22 de las 24 jurisdicciones: "Con amplia mayoría, que incluyó a todas las jurisdicciones menos a la Ciudad de Buenos Aires y Mendoza, se adoptó una decisión colectiva y federal para priorizar la presencialidad con protocolos estrictos. Pero que también, conforme la norma del DNU que impulsó nuestro gobierno frente a situaciones de alerta epidemiológica, se suspenda la presencialidad”.

Y en respuesta al fallo de la Corte, Trotta señaló que "el Consejo Federal de Educación refleja la voluntad de todo el sistema educativo”, dado que el órgano fue creado por la Ley de Educación Nacional y plantea que toda decisión que se adopte con una mayoría, es norma para todo el territorio argentino.

Larreta no solo está obligado a cumplir lo que dice el Consejo Federal de Educación, sino que lo cumplió a lo largo de todo el 2020”, resaltó el ministro.

En el primer piso de la Rosada estiman tener listo el proyecto de ley esta semana o a más tardar la próxima. E insistieron desde el ala moderada de la Rosada en "convocar nuevamente a la oposición al diálogo político. La oposición tiene la posibilidad de sumarse y colaborar. O solo firman comunicados oponiéndose a todo?", ironizan.

Finalmente, desde la Rosada insistirán -como anunció Alberto Fernández después de calificar el fallo de la Corte como "la decrepitud de las sentencias" es el tiempo que me ha tocado, también tendremos que luchar contra eso", agregó.

"El objetivo -justifican en la Rosada- sigue siendo el cuidado de la salud y las medidas que recomiendan los expertos y el consejo federal de salud" de la población.