La interna del Frente de Todos

Cómo se gestó el anuncio para bajar el Impuesto a las Ganancias

Alberto Fernández decidió "cambiar las formas" para comunicar una medida que buscar acercar la gestión a la clase media. El rol de Sergio Massa y de la CGT. La trastienda de un anuncio que busca oxigenar la crisis interna.
Facundo Pastor
por Facundo Pastor |
Alberto Fernández

Alberto Fernández, Sergio Massa, Martín Guzmán y los jefes de la CGT, Hécgtor Daer, Pablo Moyano y Carlos Acuña, reunidos por la polémica del impuesto a las Ganancias.

Audio nota
Escuchá la nota completa.
1 1.5 10 10

Powered by Thinkindot Audio

La sorpresa de los colegas guardaba una explicación. Es que nadie está acostumbrado a que el gobierno sea creativo en materia de comunicación. Más bien podría decirse que la gestión en ese aspecto es mediocre y confusa. Los anuncios suelen quedar en manos de la portavoz Gabriela Cerruti en conferencias de prensa poco empáticas.

Ese pie de micrófono, los cables y los parlantes eran la prueba de que algo nuevo se estaba gestando. Efectivamente, los movimientos tenían que ver con una conferencia de prensa en donde terminaron anunciando el nuevo piso del Impuesto a las Ganancias, que finalmente será de 280.792 pesos.

Ganancias-afip.webp
Mutuales y cooperativas tendrán la oportunidad de

Mutuales y cooperativas tendrán la oportunidad de "regularizar autoridades, acceder a subsidios y créditos estatales, volver a brindar productos y servicios, entre otros beneficios".

La trastienda del anuncio

“Una conferencia de prensa distinta, queremos algo nuevo, tenemos que empezar a cambiar las formas”, revelaron algunas fuentes oficiales ante la consulta de A24.com.

Cerca de la portavoz Cerruti ironizaban con la idea de que el anuncio estaba inspirado en estética de los actos de gobierno de Estados Unidos.

El presidente Alberto Fernández cedió su lugar en la escalinata gubernamental donde ganó centralidad Sergio Massa, titular de la Cámara de Diputados. El mismo que venía presionando al ministro de economía Martín Guzmán para que cediera con la modificación del tributo que más fastidia a los trabajadores de una clase media golpeada.

“Llevamos adelante un esquema de políticas económicas que transforma realidades de los trabajadores, para que sigan en la senda de recuperación y para mejorar la capacidad de los ingresos”, puntualizó Guzmán al formalizar el anuncio en la explanada del palacio gubernamental.

“Empiezo hablando yo”, había reclamado unos minutos antes.

La gestión de Massa

Cuando fue su turno, Massa destacó que el presidente haya avanzado con esta medida con la que se intentará parar la sangría del salario actual. El triunviro de la CGT integrado por Héctor Daer, Carlos Acuñá y Pablo Moyano tuvo una participación más bien decorativa y simbólica.

Con esa novedosa manera de anunciar la modificación en el impuesto a las ganancias el gobierno intenta oxigenar su gestión apelando a otras formas comunicación. Es la primera vez que un anuncio así se hace al aire libre usando la imagen de la sede de gobierno de fondo.

En la Casa Rosada no tuvieron otra alternativa que subirse al impulso que Massa venía planteando en público y en privado. En dos semanas el titular de la Cámara baja recorrió un camino que no tuvo vuelta atrás. El 12 de mayo reunió a todo su equipo económico, al otro día hizo el primer pedido público para modificar el impuesto, luego vino la carta enviada al ministro Guzmán con el mismo reclamo y, finalmente, el jueves 26 a las 18 horas envío un proyecto para que el tema sea tratado en el parlamento en caso de que el ejecutivo mirara para otro lado.

La jugada terminó en las escalinatas de la Rosada.

Massa está convencido que el gobierno le regala mucho espacio a la oposición. “Sobre todo en los temas que más le preocupan a la gente, el salario, los bolsillos y los precios de los alimentos”, afirman en el entorno del diputado. Y este mismo análisis lo expuso en la reunión previa a la conferencia de prensa que terminó con el anuncio.

Es que la modificación anunciada implica bajísimo costo fiscal: unos $4.000 millones mensuales, contra la recaudación promedio de Ganancias que supera los $280.000 millones por mes.

s