Pandemia

Con la credibilidad en baja, el Gobierno prorroga otra vez las restricciones y piensa cerrar más actividades

Quizás haya un "cierre fuerte" el fin de semana. Las decisiones se tomarán entre el jueves y el viernes.
Mariano Obarrio
por Mariano Obarrio |
Alberto

Alberto, ante la firma de un nuevo DNU (Foto: Archivo A24.com)

La mala praxis en el manejo de la pandemia del Covid obligará al presidente Alberto Fernández a aumentar las restricciones de circulación de personas desde el viernes 21 de mayo a nivel nacional. Pero deberá hacerlo con una prórroga del DNU 287, porque no podrá sancionar en el Congreso el proyecto de ley de restricciones sanitarias. El texto estaba tan plagado de violaciones a las autonomías provinciales que ni siquiera los gobernadores del Frente de Todos aceptan tantas injerencias.

Según pudo saber A24.com, el Presidente analiza restringir más aún los horarios de circulación y el listado de actividades esenciales. Quizás haya un “cierre fuerte” el fin de semana. Las decisiones se tomarán entre el jueves y el viernes luego de una ronda de reuniones con los expertos infectólogos, los gobernadores y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. El objetivo imperioso es disminuir la circulación de la gente ya fatigada por el sacrificio económico y psicológico, y la falta de credibilidad de un gobierno que erró demasiado.

Los contagios de Covid habían amagado con descender en las primeras semanas posteriores al cierre de actividades del 9 de abril, pero en la última semana repuntaron en el interior de la provincia de Buenos Aires y en la Ciudad. La meseta sigue siendo alta y el peligro radica en la saturación de las camas de terapia intensiva.

El Gobierno presionará ahora al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por el cierre total de las escuelas. En la Ciudad no descartan las clases virtuales, pero será lo último que se cerrará y sólo si antes se restringe todo como el 20 de marzo de 2020.

El nuevo escándalo pandémico es el del gobierno de Formosa, de Gildo Insfrán, que ayer blanqueó 5630 casos que no había informado durante todos estos meses. De esos, sólo 644 eran contagios de ayer. Según fuentes del ámbito sanitario, aún debe blanquear 5000 más. El Ministerio de Salud informó que ayer hubo 28.680 contagios en todo el país, pero si Formosa hubiera informado solo los de ayer hubiera habido 23.694 casos. El Gobierno no quiso cargar las tintas sobre Insfrán, pero dejó trascender que fue Formosa la que cometió una carga atrasada. “La nación no carga los datos”, dijeron a A24.com.

Entre los expertos infectólogos lo decían en castellano: “Formosa empezó a blanquear los casos. Hay que escracharlos. Hay información que faltan otros 5000 por lo menos”, señaló un experto de los que asesoran al gobierno de Alberto Fernández.

Según confirmaron las fuentes oficiales, comenzarán desde este martes -aún sin fecha ni horarios confirmados- las rondas de consultas a los expertos infectólogos y a los gobernadores.

Este martes a las 17, Larreta visitará la Casa Rosada, pero para discutir la quita de 2,1% de la coparticipación que el Gobierno le hizo a la Ciudad. Se verá con los ministros del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y de Economía, Martín Guzmán.

El año último, Rodríguez Larreta reclamó la inconstitucionalidad de esa quita ante la Corte Suprema. En este caso, el máximo tribunal dejó dormir la causa meses. Era otra violación a la autonomía por cuanto eran recursos de la Policía de la Ciudad otorgados oportunamente en virtud del traspaso de la seguridad por el gobierno del expresidente Mauricio Macri y aprobado por todas las provincias en un pacto fiscal que se firmó en 2017. Según supo A24.com, De Pedro y Guzmán le mostrarán a Larreta números de lo que a su juicio son los gastos de personal, sueldos, mobiliario, vehículos, mantenimiento, equipamiento, alquileres de la nueva policía porteña. “Plata o plomo, sabemos lo que se traspasó y la idea es sentarnos con los números sobre la mesa”, dijo un funcionario del gobierno nacional.

Rodríguez Larreta, que asistirá en soledad al Salón de los Escudos del Ministerio del Interior, tendrá una charla política. Reclamará que este año perderá 65.000 millones de pesos de coparticipación por la quita del año pasado y que desde septiembre ya perdió 36.000 millones, unos 200 millones por día. Pero esta reunión no definirá nada: será un encuentro en el marco de la causa de la Corte, que los instó a ponerse de acuerdo, y no de la ley del Congreso que los ordenaba a acordar montos de traspaso. Luego se volverán a ver en la Corte el miércoles 26 de mayo. En los próximos encuentros estará el ministro de Hacienda, Martín Mura, el procurador de la Ciudad, Gabriel Astarloa, y otros técnicos.

“Desde un comienzo se apuntó a corregir el favoritismo con el que contó la Ciudad en detrimento con el resto de las provincias durante el gobierno de Macri”, dijo Interior en un comunicado.

“Esta decisión, además, se enmarcó en un claro favoritismo hacia la Ciudad expresado en 700 millones de dólares para el Paseo del Bajo, 5000 millones de pesos en elevación de viaductos y las transferencias de cientos de terrenos”, señalaron en la cartera política.

Mientras tanto, el gobierno de Alberto Fernández debe administrar la pandemia del Covid 19 y el conflicto con la Ciudad está latente. Para superarlo, el Presidente envió un proyecto de ley al Congreso para fijar parámetros objetivos para las restricciones sanitarias en todas las provincias. Sin embargo, en el artículo 3 el proyecto dispone que esos parámetros pueden ser modificados discrecionalmente por el Poder Ejecutivo, que de ese modo podría restringir cualquier actividad: transporte, comercio o educación. Y todas son actividades que son competencias de las provincias.

Los cuatro diputados cordobeses fueron los primeros en plantarse. Suelen votar aliados al Frente de Todos. También los diputados del lavagnismo se opusieron. Además, ahora el senador Alberto Weretilneck anunció su rechazo y el de su diputado Luis Di Giácomo. Otros bloques minoritarios de diputados tampoco apoyarán. El Frente de Todos tiene en la Cámara baja solo 117 votos y necesita 12 más para sancionarlo. No llegan con el número y en Diputados directamente no saldrá.

Muchos senadores del Frente de Todos avisaron que debe haber modificaciones para debatir y aprobar el jueves el proyecto en el recinto porque así no lo votarán. Reclaman que sea un proyecto de adhesión y que se flexibilicen los parámetros. No está seguro. Se trata de otra derrota institucional de Fernández en el Congreso: no pudo sancionar la expropiación de Vicentin, ni la reforma judicial, y ahora quiere forzar la Ley de Ministerio Público: pretende sacar un dictamen de comisión y llevarlo cuanto antes al recinto. Pero los bloques minoritarios tampoco quieren apoyar semejante avance sobre el Poder Judicial y la manipulación del procurador General de la Nación en medio de la peor crisis de la pandemia.

El mayor problema de la pandemia es la credibilidad del Gobierno. Mientras Fernández busca imponer restricciones duras, el viernes último la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, permitió que 26 piqueteros corten las vías en Constitución y generen una aglomeración de 90.000 personas en lugar de detener a los que violan el artículo 194 y 205 del Código Penal.

También el lunes el Polo Obrero y otras agrupaciones de izquierda se concentraron frente a la embajada de Israel ante la mirada pasiva de las fuerzas de seguridad. Aquellos piqueteros y los manifestantes de la izquierda violaron el artículo 16 del DNU 287 que prohíbe “reuniones de más de 10 personas en espacios públicos”.

Pero ese artículo también lo violó el propio Presidente cuando fue a un velatorio multitudinario del exministro de Transportes Mario Meoni hace tres semanas y luego concentró en la “foto de la unidad” a cien funcionarios para escenificar el Pacto de Ensenada con la vicepresidenta Cristina Kirchner y con Axel Kicillof.

El Presidente dice que las escuelas contagian y hay que cerrarlas, pero que todo está dispuesto para celebrar la Copa América. Y el domingo último, River Plate jugó el superclásico contra Boca Juniors con jugadores que debían estar aislados por contacto estrecho con otros 15 contagiados: luego se conocieron más contagios. Eso sí, para los ciudadanos de a pie jugar al fútbol está prohibido.

En la Provincia, el total de casos subió 3,5% respecto de la semana anterior (de 8.905 a 9.221). Pero en AMBA cayó 2,7%, mientras que en el interior subió 27,4%. Kicillof está cerca de restringir más la circulación en el interior, no tanto en el conurbano, esta vez. “Más medidas que las actuales, no parece que vaya a haber. Para decisiones, después del miércoles”, dijo un allegado al gobernador. Hay que ver los índices de martes y miércoles de casos y ocupación de camas de terapia intensiva.

En la Ciudad, los datos preocuparon. Se analizan más restricciones a la circulación de personas. Pero nada de detalle fino aún. “No se sabe en qué termina. Las escuelas es lo último a cerrar, pero no se descarta nada hoy”, dijo un funcionario larretista. “Para que cierren las escuelas hay que volver a marzo de 2020. Es decir, tendría que ser un cierre total. En CABA no existe la posibilidad de cervecerías o casinos abiertos y escuelas cerradas. Hay preocupación por la suba de casos, pero por ahora nada más”, señaló otra fuente porteña. El dardo era para el gobierno nacional.