Elecciones

Con la economía perdida, Alberto Fernández apuesta a las vacunas para salvar el año electoral

Cristina volvió a escena. El candidato es la vacuna. El Frente de Todos busca nombres para encabezar las listas.
Mariano Obarrio
por Mariano Obarrio |
Alberto Fernández apuesta todo a las vacunas (Foto: archivo).

Alberto Fernández apuesta todo a las vacunas (Foto: archivo).

Sin resultados económicos a la vista, el gobierno de Alberto Fernández apuesta a acumular capital político con la llegada de vacunas y con vacunaciones masivas. Las encuestas que llegan a la Casa Rosada anticipan una campaña difícil con miras a las PASO del 14 de septiembre. El laboratorio del Instituto Patria impulsa medidas para empujar el consumo, con más gasto público, lo cual agiganta la grieta con el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Según pudo saber A24.com, Guzmán deberá hacer una descomunal ampliación del gasto en el presupuesto 2021. “Todavía no se sabe cuánto y se está estimando, pero será muy fuerte”, dicen en Balcarce 50. La campaña proselitista ya empezó. El Presidente le pidió la semana última a Guzmán que cierre filas con la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Se reunió con ella, con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. Guzmán responderá a las demandas a cambio del cese de fuego amigo. El “ala política” del Frente de Todos pide “alivio fiscal” y dinero en el bolsillo para los sectores medios y bajos que definen en el conurbano las elecciones a favor del kirchnerismo. Cristina comenzó ayer a hacer campaña con las vacunas y con la “grieta” durante un acto en el que acompañó a Kicillof.

La vacuna contra el pensamiento diferente

Las vacunas serán el eje de los “logros” que exhibirá el Gobierno. La vicepresidenta pidió a la oposición y a los medios de comunicación, en un abierto reproche, que dejen de politizar la pandemia. El kirchnerismo comenzó a hostigar a los medios y a los periodistas que piensan diferente. La nueva ley de equidad de género ordena usar el lenguaje inclusivo a cambio de poder recibir pauta publicitaria oficial. Es una confesión de la intención de discriminar, disciplinar y adoctrinar a los medios con la ideología oficial alterando la lengua oficial española con agregados no aprobados por la Real Academia Española. Será impugnada por inconstitucional ante la Justicia.

Un grupo de periodistas independientes pero cercanos al kirchnerismo difundió una página web –reaccionconservadora.net-, ahora dada de baja, con una lista negra de personas “conservadoras”, es decir que no piensan como el ideario oficial.

En medio de las vacunas, algo para el bolsillo

Además de Cristina Kirchner, el presidente Alberto Fernández se mostró el lunes cerca de las vacunas. Fue a Ezeiza a recibir casi un millón de dosis de AstraZeneca. Y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, inaugurará este martes en el CCK un vacunatorio para militares, fuerzas de seguridad y mayores de 60 años.

El foco de la campaña estará puesto en lograr la vacunación de 20 millones de personas para la fecha de las elecciones. Será el discurso para desbaratar las denuncias opositoras sobre Pfizer y sobre la demora inicial en la llegada de dosis. No hay por ahora logros importantes en la economía para mostrar. La ampliación del presupuesto, grande pero incierta, seguirá generando tironeos entre Guzmán y el kirchnerismo. Se dirigirá una diversidad de políticas y muchas de ellas implican gasto:

*Congelamientos de tarifas y aumento de subsidios.

*Mejoras en planes sociales.

*Devolución del impuesto a las ganancias.

*Mucha obra pública.

*Incentivos al crédito a la vivienda.

*Incentivar el consumo con planes Ahora 12 y 18.

*Recomposición salarial

*Postergar el acuerdo con el FMI hasta después de las elecciones.

“No tenemos apuro en acordar con el Fondo ahora. Tiene que ser un buen acuerdo, no un acuerdo rápido”, dice Alberto en un regreso al discurso de hace varios meses. En la última gira europea había cambiado por “hay que acordar cuanto antes”.

El acuerdo de facilidades extendidas por la deuda de 44 mil millones de dólares con el FMI está lejos y frío. No se sabe ahora cómo afrontará el vencimiento de este año de 4500 millones con el organismo y el vencimiento de 2400 millones con el Club de Paris a fines de julio, ya prorrogado. El próximo anuncio rimbombante del Gobierno será el demorado acuerdo de precios de la carne: media docena de cortes a precios accesibles. “Están definiendo últimos detalles. En estas horas estuvieron con Matías Kulfas (ministro de Desarrollo Productivo)”, dicen muy cerca del Presidente.

Ahora, Alberto demora el voto por Rafecas

De tan pocos logros que tiene a mano, el Frente de Todos rechaza incluso los que le ofrece Juntos por el Cambio. El diputado Cristian Ritondo propuso votar a Daniel Rafecas como nuevo procurador general de la Nación. Había sido propuesto por Alberto al comenzar su gestión y estaba demorado. Se dio vuelta la tortilla. El kirchnerismo rechazó la oferta con un argumento insólito: “La agenda del Frente de Todos no la maneja la oposición”. En rigor, Cristina Kirchner quiere cambiar la ley de Ministerio Público para controlar al futuro procurador, a los futuros fiscales, y remover al actual, Eduardo Casal, con menos votos que los requeridos hasta ahora. No negocia ese control.

El albertismo se alineó con ella. “Esperamos que cambie la ley. Esperamos que salga el otro proyecto. Y ahí seguimos insistiendo con Rafecas . Porque con la actual ley sería un nombramiento vitalicio y no queremos que sea así”, dicen en la Casa Rosada. La nueva ley le dará 5 años de mandato. Pero la oposición no la vota.

A la busca de un candidato en la Provincia

Además de las vacunas y la economía, el Frente de Todos tiene otro problema: el candidato. El embajador Daniel Scioli no quiere ser candidato en la provincia ni en la Ciudad. Sergio Berni, ministro de Seguridad bonaerense, está peleado con Alberto Fernández. Fernanda Raverta, titular de la Anses, “no se ve” como candidata.

En el Gobierno dicen que la mejor posicionada es la directora de la Mesa contra el Hambre, Victoria Tolosa Paz, que sintetiza al albertismo y al kirchnerismo, pero no se descarta un “tapado” con territorio: se habla del ministro de Vivienda, Jorge Ferraresi; de su par de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; o del intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde. Como ayer en la Provincia, Cristina Kirchner hará campaña junto a Kicillof.

Vacunar, vacunar y luego a votar

Como parte de la postal de la pandemia, Alberto recibió este lunes en Ezeiza 934.200 vacunas de AstraZeneca y el Gobierno anunció que ya llegaron 20,7 millones de dosis entre todos los laboratorios.

Estaban el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, Carla Vizzotti, y la ascendente asesora presidencial Cecilia Nicolini. De las 20 millones, 9.415.745 corresponden a Sputnik V; 4.000.000 a Sinopharm; 580.000 a Astrazeneca-Covishield; 1.944.000 a Astrazeneca-COVAX y 4.737.400 de Astrazeneca y Oxford.

En las próximas semanas llegarán 5,4 millones de vacunas Convidecia, de Cansino Biologics INC, y 2 millones de Sinopharm en junio y 4 millones en julio. Ya fueron aplicadas 16.382.043 de dosis, 13.043.304 de la primera dosis y 3.338.739 de la segunda.

Las vacunas son el eje de la política oficial. “Dejemos la pandemia fuera de la disputa política”, dijo Cristina Kirchner junto a Kicillof en La Plata, para poner de relieve, en un ataque al macrismo y a los medios, que “vamos a vacunar a todos los argentinos”. En la inauguración del nuevo edificio del Hospital de Niños Sor María Ludovica, de La Plata reclamó: “Contribuyamos a que la gente se quiera vacunar”. Y acusó a los medios de desinformar.

Este martes a las 11 será el turno de Carla Vizzotti, que inaugurará el vacunatorio en el Centro Cultural Kirchner con una conferencia de prensa sobre la situación epidemiológica y el Plan Estratégico de Vacunación contra la COVID-19. En ese vacunatorio se atenderá al personal de Fuerzas Armadas y de Seguridad y luego se sumarán los mayores de 60 años que se acerquen voluntariamente.