Casa Rosada

¿Qué le pasa a Alberto Fernández? Bloopers, confusiones y anti-diplomacia

El Presidente sufre presiones por las crisis sanitaria, económica y social, y se muestra errático y confundido. Desde el Gobierno niegan que los bloopers afecten las relaciones internacionales.
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
El Presidente Alberto Fernández con Santiago Cafiero: ¡Vayan y contágiense!

El Presidente Alberto Fernández con Santiago Cafiero: "¡Vayan y contágiense!", dijo. Luego corrigió el error.

Alberto Fernández se mostró errático y confundido en sus discursos con una seguidilla de bloopers que lo obligaron a salir a explicar y pedir disculpas por sus dichos ante países socios estratégicos de la región como Brasil y México. Desde el fallido verso de Octavio Paz sobre el origen de los argentinos hasta el "Vayan y contagien", que pronunció en su discurso del viernes, generaron ruidos internos y externos.

Desde el Gobierno descartaron que las frases polémicas que recorrieron el mundo como un papelón diplomático afecten las relaciones con otras naciones. “No afectará las relaciones bilaterales con Brasil, México y España”, aclararon en la Casa Rosada.

Con esa explicación en el Gobierno dieron por terminada la polémica que, sin querer, terminó opacando la visita del presidente del gobierno español, Pedro Sánchez. Los anuncios de inversiones y de apoyo en las negociaciones por la deuda con el FMI y el Club de París durante la visita oficial del miércoles en la Casa Rosada quedaron en un segundo plano.

Pero en diplomacia todos saben que cada palabra que pronuncia públicamente un presidente puede cambiar el rumbo de la economía, de la política nacional o internacional. La claridad en las palabras y el escenario donde las dice, son factores y gestos fundamentales en las relaciones diplomáticas entre los países.

Pero Alberto reconoció que no tuvo consciencia ni previsión de las repercusiones que podían tener lo que estaba diciendo durante declaración conjunta con el presidente Pedro Sánchez frente a las principales cámaras empresarias argentinas y españolas durante la Cumbre el miércoles en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada.

Alberto y Bolsonaro en la Cumbre del Mercosur

En medio del altercado por las redes sociales con Bolsonaro, el Gobierno prepara una nueva cumbre de presidentes del Mercosur para fines de julio, donde Alberto y su par-rival brasileño volverían a verse las caras en la cumbre que podría concretarse de manera virtual.

El objetivo -confirmaron fuentes oficiales a A24.com- es traspasar la presidencia pro témpore del bloque regional a Brasil. La Argentina la viene ejerciendo desde los últimos 6 meses.

El encuentro se dará en medio de la fuerte puja comercial con los países de la región. Brasil y Uruguay quieren eliminar el arancel común y liberar a sus países de la prohibición de hacer tratados de libre comercio extra bloque; el gobierno de Fernández se opone e intenta sostener un arancel a la baja, para proteger la producción nacional.

Las frase de Alberto que desató la polémica

  • “América Latina y Argentina somos por sobre todas las cosas américo latinistas. Creemos en la unidad de nuestro continente, pero particularmente soy europeísta. Soy alguien que cree en Europa. Escribió alguna vez Octavio Paz, que los mexicanos salieron de los indios, los brasileros salieron de la selva, pero nosotros los argentinos salimos de los barcos y eran barcos que venían de Europa. Así construimos nuestra sociedad”.

Ante las repercusiones de su frase, Alberto no tardó en pedir "disculpas a quienes se pudieran haber sentido ofendidos" en dos mensajes en Twitter explicando su intensión. Pero en lugar de frenar el escándalo, lo terminó potenciando. Después llegaron también por Twitter, de las críticas de Bolsonaro y los titulares de los medios brasileños que lo acusaron de "racista".

Frente a esa situación, Fernández pidió que el Instituto Nacional contra la Discriminación (INADI) que bajo la conducción de Victoria Donda, examine e interprete sus dichos y enseguida resultó eximido de culpas y cargos.

Pero Alberto abrió casi sin querer, un histórico debate sobre la colonización y los pueblos originarios, rompiendo justamente con la teoría anticolonialista que identificó siempre al peronismo y al kirchnerismo, sobre todo a la jefa de la coalición, Cristina Kirchner.

Lo hizo luego de que la frase se convirtiera en noticia recorriendo agencias internacionales, diarios, portales y canales de televisión.

Después explicó que en realidad tomó prestada la frase de un ídolo del rock nacional:

“Quería que fuera una frase (Zamba) que hable de nosotros. Y de esta tierra que amamos (Latinoamérica) y es mezcla de todos. Litto Nebbia sintetiza mejor que yo el sentido real de mis palabras" dijo Fernández al abrir un nutrido hilo de mensajes por su cuenta oficial en Twitter, en los que terminó citando a Nebbia, a Octavio Paz, a Julio Cortázar y hasta a Cristina Kirchner.

Esas declaraciones dejaron al descubierto cierta inconsistencia de Alberto al interpretar los orígenes de la sociedad latinoamericana. Debió soportar la burla de su principal rival en la región, el presidente Jair Bolsonaro, que publicó una irónica foto rodeado de habitantes de pueblos originarios (¿indios?) con la sola palabra: "Selva".

https://twitter.com/jairbolsonaro/status/1402780494891192321

Pero Bolsonaro aprovechó y fue por más en la ya habitual pelea ideológica con el gobierno de Fernández y casi en forma despectiva lo comparó con las inconsistencias intelectuales del líder dictador venezolano, Nicolás Maduro, que habla con el difunto líder Hugo Chávez reencarnado en un pajarito.

Perú, pandemia y otros bloopers:

Horas después Alberto siguió sumando bloopers. Con el intercambio de mensajes en las redes sociales (Twitter) agregó una queja diplomática de la embajada de Perú por felicitar al presidente electo en ese país antes de que sea oficializado.

Y terminó el viernes, cuando anunció la prórroga del DNU de las restricciones por la pandemia hasta el 25 de junio con otro blooper: “vayan y contagien...” dijo en otra frase confusa cuando en realidad quiso insistir con el pedido a la sociedad argentina para que continúe con los cuidados para frenar la pandemia. Antes de terminar la frase, pidió "perdón".

Al inaugurar un centro de tratamiento para el cáncer "abandonado por Mauricio Macri", volvió a despotricar contra la oposición por la falta de apoyo en el Congreso al proyecto de ley de Emergencia Covid con el que la Casa Rosada buscada transferir el costo político de las restricciones a los gobernadores.

El odio nubla los pensamientos de la gente. El amor por la gente vence al odio”, dijo Alberto.

Alberto, entre la virtud y la autoridad

El Presidente se quiere mostrar como un líder moderno con un discurso aggiornado y pragmático en línea con la juventud. Pero su estilo de concentrar todas las decisiones y no delegar ni siquiera la política de comunicación, le hizo al menos esta semana, perder la bala de plata que llegaba desde España.

Para Nicolás Maquiavelo, considerado uno de los maestros de la Ciencia Política, la previsión y la prudencia son dos "virtudes" que debería tener todo líder de Gobierno para hacer frente a los tropiezos que pueda depararle el futuro. La falta de virtud, en política tiene efectos negativos que se reflejan en la imagen y la autoridad.

Se habló de