Restricciones

Día D: el Gobierno, en alerta por el primer día "hábil" de la nueva fase 1

El nivel de acatamiento de las restricciones y los números de contagios serán fundamentales para resolver cómo sigue la cuarentena después del 31 de mayo. 
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
Día 5: el Gobierno enfrenta una prueba de fuego en el primer día hábil de la vuelta a la Fase 1 (Foto: archivo).

Día 5: el Gobierno enfrenta una "prueba de fuego" en el primer día hábil de la vuelta a la Fase 1 (Foto: archivo).

Desde este miércoles el gobierno nacional y las provincias pasarán una “prueba de fuego” que determinará el nivel en que los argentinos acatarán las restricciones en el primer día hábil de la vuelta a la Fase 1 de restricciones y si esos límites a la circulación se reflejarán o no en una baja de contagios y en la liberación de camas UTI del sistema sanitario.

En base a esos números que se verán en las próximas semanas, el Gobierno nacional y las provincias resolverán cómo sigue la cuarentena después del 31 de mayo en cada distrito.

Fuentes cercanas a la ministra de Salud, Carla Vizzotti, admitieron a A24.com que “todavía es prematuro hacer una evaluación de la situación epidemiológica” tras 4 días de confinamiento estricto y señalan que esos datos se verán recién en dos semanas después del inicio de la Fase 1, es decir, los primeros días de junio.

Cuarentena intermitente

El decreto actual establece un confinamiento estricto por nueve días que comenzó en la medianoche del sábado 22 y finalizará este domingo 30 de mayo.

Desde el 31 de mayo hasta el 11 de junio, regirá la segunda etapa de restricciones, que dependerán de la situación de cada distrito.

El modelo en el que está pensando el gobierno es avanzar hacia una cuarentena intermitente, con restricciones fuertes focalizadas en corto lapso de tiempo en distritos de alarma sanitaria, y flexibilizar otra semana o 12 días para permitir un regreso parcial a las actividades.

La clave será como evolucionará la curva de contagios cuando en la semana del 2 al 11 de junio se regrese (de lunes a viernes) a las flexibilizaciones donde casi todas las actividades estaban autorizadas. Cabe recordar que el fin de semana del 5 y 6 de junio se volverá a cierres estrictos.

Las clases presenciales seguirán suspendidas y continuarán de manera "virtual" para distritos de alto riesgo y alarma sanitaria. Aunque la Ciudad de Buenos Aires anunció que volverá al esquema previo a la fase 1.

El decreto vigente apuesta a lograr antes del 11 de junio una baja considerable del número de casos diarios. Pasar de los 35.000 diarios de la semana pasada a por lo menos la mitad. Aunque admiten que todavía faltan varios días para poder adelantar una decisión.

Desde la Rosada apuntarán a los controles de las provincias

La marcha anticuarentena del martes, y algunas rebeliones de comerciantes llevaron a la Casa Rosada a apuntar la responsabilidad de los controles en los gobiernos provinciales y municipales.

Apelamos a la responsabilidad social pero también tiene que haber controles; cuando las provincias adoptan las medidas, de alguna manera son más controlables”, dijo el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

El secretario de articulación federal del ministerio de Seguridad, Gabriel Fucks, a cargo de los operativos de control dijo que este miércoles será “la prueba de fuego que pasarán los gobiernos locales” para verificar el grado de acatamiento de las restricciones.

Aunque hubo una fuerte merma en el uso del transporte público permitido solo para trabajadores esenciales, el funcionario reconoció que “ha habido algunos casos de comercios no esenciales abiertos que no acataron las normas”.

Son las policías provinciales y de CABA las que tienen que salir a inspeccionar en el Gran Buenos Aires, el Gran Rosario y en cualquier ciudad”, dijo Fucks.

Los 11500 efectivos federales que fueron desplegados entre CABA y el conurbano, mantendrán los controles en los puestos de accesos interjurisdiccionales como rutas, autopistas y puentes.

Y advirtió que “los que se fueron de vacaciones sin permiso no podrán regresar antes del 31 de mayo. De hacerlo, los controles les harán un acta y serán derivados a la justicia”.

El mantra del Gobierno: “Siguen llegando vacunas”

La frase: “Siguen llegando las vacunas” se transformó en el nuevo mantra de la Casa Rosada que desierta, con la mayoría de los funcionarios trabajando home office el fin de semana largo, se concentró en la llegada de más de 3 millones de vacunas en esta semana.

El presidente Alberto Fernández desde Olivos y la ministra Vizzotti, en México continuaron negociaciones contrarreloj para conseguir más dosis y llegar a acuerdos con Reino Unido para empezar a producir en Argentina.

A las 1.657.565 de vacunas de AstraZeneca y Sputnik V que llegaron el fin de semana, este miércoles arribarán más de 1.000.000 y Argentina superará las 15.000.000 de dosis, según informó el Gobierno. A esas se agregarán otras 800.000 dosis de Astrazeneca procedentes de México antes del fin de semana.

El objetivo, dijo la ministra Vizzotti desde México, es intentar vacunar a toda la población de riesgo antes del 21 de junio, cuando empiece el invierno.