Atentado a CFK

Diálogo oficialismo y oposición: la desconfianza le gana al "amor" y se estancan los acercamientos

El Frente de Todos busca tender puentes pero Juntos por el Cambio desconfía. Línea cortada con los "halcones" y una agenda parlamentaria con control de daños.
Nicolás Poggi
por Nicolás Poggi |
La sesión del Senado en la que el oficialismo repudió el intento de asesinato (Foto: NA).

La sesión del Senado en la que el oficialismo repudió el intento de asesinato (Foto: NA).

Fotos y comunicados conjuntos. Misas. Declaraciones cruzadas. Nada pareció suficiente para acercar posiciones entre el peronismo y la oposición en la serie de hechos que se sucedieron a partir del intento de asesinato contra Cristina Kirchner. El encuentro del fin de semana pasado en Luján era una oportunidad, pero sólo asistieron un puñado de intendentes radicales. El arzobispo terminó pidiendo disculpas.

La pregunta que sobrevuela en Juntos por el Cambio es ¿para qué el diálogo? Difícil recomponer un vínculo (cualquiera sea) cuando la confianza está rota. Ni siquiera ante la cercanía de un crimen político. Y eso es lo que se registra en la relación actual entre el oficialismo y la oposición.

Sin embargo, y como una de las organizaciones de mayor peso en la coalición de gobierno, La Cámpora insiste en el llamado a la concordia. Lo hizo en la misa de Luján y volvió a hacerlo en los últimos días el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés “Cuervo” Larroque, convertido a esta altura en una suerte de vocero del ciclo que se abrió después del intento de magnicidio.

larroqueii.jpg
Andrés

Andrés "Cuervo" Larroque.

Larroque dijo que “se perdió una oportunidad” en aquella misa pero sostuvo que “no será la última” chance. Si bien hay algunos contactos tendidos entre ambos campamentos, todavía no se vislumbra ningún encuentro concreto, según pudo confirmar este portal.

Desde el bloque de diputados del Frente de Todos señalaron a A24.com que el impulso de diálogo fue un “estrepitoso fracaso” porque Juntos por el Cambio, en la voz de Patricia Bullrich, pide que el oficialismo se retracte de haber acusada a la oposición de ser “parte de la usina de odio”.

El oficialismo responsabiliza directamente de ese escenario de “vía muerta” a Mauricio Macri y sus “halcones”, como se denomina al ala dura del espacio. “Le mandaron mensajes y no hubo respuesta”, se quejan desde el Frente de Todos en referencia al puente que el diputado peronista Eduardo Valdés intentó tender con el expresidente.

EDUARDO VALDES.jpg
Eduardo Valdés.

Eduardo Valdés.

Valdés, cercano tanto a Alberto Fernández como a Cristina, le escribió al ex presidente para acercar posiciones y tantear alguna foto o manifestación conjunta, en la tradición franciscana que gusta a tantos peronistas. No recibió nada del otro lado. Desde el Poder Ejecutivo, el ministro del Interior Eduardo “Wado” De Pedro también intentó avanzar sin suerte en una empresa similar.

“Los diputados nos congratulamos de haber hecho una sesión de repudio al atentado junto con la oposición. El Senado no la hizo. Hasta ahí llegamos”, le dijo un legislador oficialista a este portal.

El Gobierno insistió en esa convocatoria durante el homenaje que el PJ le hizo el lunes pasado a Antonio Cafiero, emblema de la unidad a partir del apoyo que el dirigente peronista le brindó en 1987 a Raúl Alfonsín ante el levantamiento carapintada.

En esa celebración partidaria, el Presidente abogó por seguir “dialogando y construyendo" con la oposición porque, dijo, "estar unidos hace todo más fácil". Lo cierto es que el diálogo parece cortado desde la etapa de la primera cuarentena, un período que, a la luz de todos los acontecimientos recientes, parece un suceso de otro tiempo.

La postura de Juntos por el Cambio

schiavoni.jpeg
Humberto Schiavoni.

Humberto Schiavoni.

Más allá de las expresiones de deseo oficialistas vertidas por los moderados y los más duros -el Presidente y La Cámpora, respectivamente-, en Juntos por el Cambio desconfían de esos llamados.

“El diálogo siempre es necesario y es muy útil, pero lamentablemente el oficialismo es el que permanentemente rompe esos puentes”, señaló el senador Humberto Schiavoni, jefe del bloque del Pro, en diálogo con A24.com.

El legislador sostuvo que una hora después de que se emitiera el comunicado conjunto del Congreso a raíz del atentado sufrido por Cristina, “el Presidente ya estaba culpando a la oposición, a la Justicia y los medios por la generación del clima de violencia”, dijo en referencia a la cadena nacional de la medianoche de aquel jueves 1° de septiembre.

Schiavoni apuntó que, después de lo que la oposición consideró un embate de la Casa Rosada, “vino la movilización a Plaza de Mayo, a la que no fuimos convocados y donde se leyó un comunicado agresivo”.

vialidad- cristina congreso vialidad.png
Cristina Kirchner se defiende en la causa Vialidad. (Foto: Telam)

Cristina Kirchner se defiende en la causa Vialidad. (Foto: Telam)

Para el senador, que supo ser presidente del Pro, “desde el vértice se tiene que llamar a la unidad nacional. A Plaza de Mayo nunca nos invitaron”, insistió, y se quejó de que “ahora convocan a un diálogo al que ni nos han llamado, ni siquiera desde el Senado”.

Es que, en lo formal, no hay nada previsto entre los dos polos de la grieta, al menos a nivel parlamentario, que debe ser el ámbito natural de convivencia. Schiavoni anticipó que esta semana el interbloque opositor se reunirá con el jefe de la bancada del Frente de Todos, José Mayans, para definir cómo sigue la agenda del Congreso.

El oficialismo insistirá con llevar al recinto la ley de prórroga de un paquete de impuestos que vencen a fin de año, y entre los que están Ganancias y Bienes Personales. La intención es que se trate en Diputados para después pasar al Senado. Y poco más.

Un reproche por el FMI

congreso-debate-senado-diputados-jxc.frente-de-todos.webp

A la hora de sentar postura, Juntos por el Cambio asegura que tiene pruebas de su actitud de colaboración. “No nos rehusamos a trabajar en conjunto con el oficialismo”, dijo Schiavoni, y apuntó que, en marzo pasado, la coalición opositora acompañó la votación del acuerdo con el FMI.

“Ese acuerdo se pudo trabajar por el apoyo de Juntos por el Cambio, e incluso sectores propios del Frente de Todos no lo votaron. Nosotros dimos muestras de madurez institucional”, manifestó.

Se refirió así a La Cámpora y otros sectores del kirchnerismo, que se rehusaron a acompañar al Poder Ejecutivo en la sanción de aquella ley. El mismo sector desde donde ahora se promueve el diálogo con la oposición. Y así se cierra el círculo.

s