Justicia

Diputados: el oficialismo busca avanzar en la reforma del Ministerio Público Fiscal

Pese a que el proyecto no contaría con los votos necesarios para su aprobación, comenzó el debate en el plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia.
Reforma del Ministerio Público Fiscal: el oficialismo cuenta con los avales necesarios para obtener un dictamen favorable

Reforma del Ministerio Público Fiscal: el oficialismo cuenta con los avales necesarios para obtener un dictamen favorable, aunque no sería del mismo modo en la Cámara de Diputados.

Pese a que la oposición ya manifestó su rechazo y que el proyecto no contaría con los votos necesarios para su aprobación definitiva, comenzó el debate por la reforma del Ministerio Público Fiscal en el plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia de la Cámara de Diputados. El oficialismo espera lograr un dictamen favorable para que la iniciativa, que modifica las mayorías para seleccionar al Procurador General y establece plazos para su mandato, sea tratada en el recinto.

Con algunos diputados de forma presencial y otros mediante zoom, el inicio del debate en el plenario estuvo marcado por un fuerte enfrentamiento entre el oficialismo y la oposición, pese a que se estima que la iniciativa obtendrá los apoyos necesarios para alcanzar un dictamen favorable.

Hasta el momento, el proyecto impulsado por el Ejecutivo nacional contaría con 18 firmas oficialistas (sobre 35 en total) en la Comisión de Asuntos Constitucionales, por lo que no requeriría más apoyos. Mientras que la de la Justicia contaría con 15 (sobre 31) por lo cual el aval de José Luis Ramón (Mendoza - Unidad Federal para el Desarrollo) sería decisivo para que la iniciativa avance al recinto

Antes de que comenzara el encuentro, Juntos por el Cambio analizó no presentarse para debatir el proyecto, ya que aseguraron que “su tratamiento no es urgente y no responde a las verdaderas necesidades de los argentinos que sufren la inflación, la falta de vacunas, la pobreza y el desempleo” y destacaron que "sin fiscales independientes solo se puede esperar falta de libertad y persecución a cualquiera que piense distinto. Lo rechazamos porque una vez más quieren manejar la Justicia para garantizar la impunidad en causas que nunca pudieron explicar”.

Debate y enfrentamientos

La primera en tomar la palabra fue la diputada del Frente de Todos, Vanesa Siley, quien aseguró que "la cuestión sobre la designación y las mayorías, a los efectos del nombramiento del Procurador, de pasar de los dos tercios a la mayoría absoluta se liga con el hecho de que la permanencia en su cargo ya no será más vitalicia, y por eso no se requieren esas mayorías, dispuestas en su momento por ley y no por la Constitución".

"Este es un debate que viene desde el inicio de la Nación misma, que es si ubicar al Ministerio Público en la órbita del Poder Judicial o del Poder Ejecutivo, que se disipó en la reforma constitucional de 1994 ubicándolo como un órgano con independencia y autonomía, que son las características que desconoce este proyecto", afirmó el vicepresidente de la comisión de Asuntos Constitucionales, Gustavo Mena (Juntos por el Cambio) y adelantó: "Vamos a rechazar absolutamente este proyecto porque lo consideramos abiertamente contario a la Constitución".

En tanto, Hernán Pérez Araujo, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, respaldó la iniciativa y destacó: “Nosotros no nos estamos queriendo llevar puesto a nadie; lo que queremos es darle institucionalidad a una figura muy importante para la independencia del Poder Judicial”.

Por su parte, Ramón, adelantó que apoyará la medida y destacó que estas modificaciones “apuntan a poner en una situación de transparencia, de más rendición de cuentas y más presupuesto” para el Ministerio Público Fiscal, al tiempo que criticó a la oposición al aseverar que “ellos están encontrando en esto una herramienta de pelea porque quieren que el procurador interino (Eduardo) Casal se quede en el cargo”.

Consenso Federal, en tanto, definió expresarse mediante un comunicado y afirmó: “Tal como declaramos públicamente en su oportunidad, no son tiempos de reformas judiciales, sino tiempos de resolución de problemas que afectan la vida diaria de la gente como los aumentos de precios, las escasez de vacunas contra el Covid y la falta de trabajo”.