Primarias

El destino de las PASO: el Gobierno quiere postergarlas e intentó sumar (¿sin éxito?) a intendentes opositores

Quieren pasar las primarias de agosto a septiembre y las generales de octubre a noviembre. Apoyo de gobernadores y resistencia de Cambiemos.
por Nicolás Poggi | 30 de marzo de 2021 - 22:23
El presidente Alberto Fernández y el ministro de Obras Públicas

El presidente Alberto Fernández y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, forman parte de las negociaciones. (Foto: Archivo)

Suspender las PASO: esa es la idea de los gobernadores que se instaló en la Casa Rosada. En tiempo suplementario, y ante la llegada de la segunda ola de coronavirus, el Gobierno le propuso a la oposición postergar la realización de las primarias por el escenario de incertidumbre sanitaria que se advierte para los próximos meses. Una decisión entendible que busca aplacar, en el mismo movimiento, el reclamo de varias provincias del PJ que pedían directamente anular los comicios de agosto.

La jugada de la Casa Rosada, tal como se presenta hasta ahora, parece estar a medio camino. La oferta, que será discutida en el Congreso, consiste en “mover” el calendario electoral para hacer las PASO en septiembre y desplazar las generales de octubre a noviembre, sobre el fin de año.

¿Es suficiente para conformar a los gobernadores, oficialistas y opositores, que pedían saltear esa instancia y votar directamente en las legislativas? Evidentemente no. Pero es un primer paso. Y, como sea, el Gobierno mostró reacción en un momento de parálisis política.

“Postergar las PASO un mes es una buena decisión, aunque suspenderlas hubiera sido mejor”, le dijo a A24.com el diputado del Frente de Todos Pablo Yedlin, autor del proyecto de ley de suspensión de las primarias que se presentó a fines del año pasado en representación de los gobernadores del PJ.

El legislador tucumano, que responde al gobernador Juan Manzur, consideró de todos modos que posponer esa votación un mes “va a permitir que nos alejemos del pico de la curva de la segunda ola”. Para Yedlin, concretar las primarias en septiembre ayudará a “tener una situación más controlada en cuanto a camas de internación y cantidad de gente, entre otras variables”. “Me parece correcto. No es la ideal, pero sí lo que se puede conseguir por consenso”, evaluó.

Es que los gobernadores de PJ tenían en mente algo más radical: “Buscamos un consenso entre oficialismo y oposición para unificar una sola elección en octubre, y evitar las PASO y todos los adelantamientos de elecciones”, había explicado el riojano Ricardo Quintela en enero, después de una reunión que el presidente Alberto Fernández mantuvo con los mandatario del Norte Grande, un espacio que nuclea tanto a los caciques del oficialismo como de la oposición.

Ricardo Quintela, Gobernador de La Rioja
Gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela. (Foto: archivo)

Gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela. (Foto: archivo)

Yedlin apuntó que, al igual que sus colegas, Manzur tenía la postura de “suspender las PASO”. “En Tucumán, en las últimas primarias para elecciones intermedias, las boletas del oficialismo y la oposición fueron exactamente iguales que en la general”, repasó el legislador, y proyectó que “ahora iríamos de nuevo a votar dos veces la misma boleta, sin que las PASO generen ninguna selección de los candidatos”. Por eso insistió en que “atendiendo a la situación de la pandemia, este era un año en que podrían no hacerse”.

La negociación en la Casa Rosada fue encarada por Máximo Kirchner y Eduardo “Wado” De Pedro, que le hicieron la propuesta al jefe del bloque de diputados del Pro, Cristian Ritondo, y al intendente de Vicente López, Jorge Macri, representantes del ala dialoguista de Juntos por el Cambio. La presencia en la reunión del gobernador bonaerense Axel Kicillof responde a la necesidad de garantizar que el distrito va a “pegarse” al calendario nacional, a diferencia de otras provincias que votarán sus listas seccionales de manera desdoblada.

En la Casa Rosada atribuyeron el planteo a la suba de contagios registrada en la mayoría de las provincias, lo que motorizaría tomar una decisión prontamente, según indicaron ante la consulta de A24.com. Por eso consideran “razonable” ponerse de acuerdo con la oposición sobre este punto.

Resistencias

Pero este intento de acuerdo “bonaerense” despertó el malestar de los otros socios de Juntos por el Cambio. Desde Mendoza -que tiene su propio teleteatro con la agitación de un referéndum separatista- el ex gobernador radical Alfredo Cornejo salió rápidamente a desmentir que pueda haber avances sin tener en cuenta a los demás distritos. “La opinión de cualquier provincia, por más importante que sea, no puede determinar un acuerdo para el resto”, advirtió el presidente de la UCR. Una suerte de unitarios contra federales 2.0.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2Falfredocornejo%2Fstatus%2F1377025768111403009

En la misma línea, el jefe de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, también rechazó cualquier “principio de acuerdo” y dijo que es el Congreso el que debe resolver. Hasta los propios Jorge Macri y Cristian Ritondo salieron a despegarse de las versiones. El intendente de Vicente López dijo incluso que la respuesta del Pro a la propuesta había sido negativa.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fjorgemacri%2Fstatus%2F1377031164901343236

Cerca de Jorge Macri plantearon que cayó mal que el Gobierno difundiera esa aspecto del encuentro, cuando el motivo de la reunión había sido un acto institucional de ejecución de fondos de una ley de infraestructura promovida por Juntos por el Cambio.

Como en muchos otros casos, tal vez la reacción de la Casa Rosada haya llegado tarde y mal. Pero se inicia ahora un tiempo de negociación -con el Congreso como escenario central- donde se verá si el Gobierno puede desplegar algo de buenas artes y cumplir, a la vez, con una demanda de parte de la oposición y de los propios peronistas del frente.

Se habló de