El peronismo dejó de ser “racional” y cruzó al Gobierno por el recorte de asignaciones familiares
CambiosEnLasAsignaciones

El peronismo dejó de ser “racional” y cruzó al Gobierno por el recorte de asignaciones familiares

Qué pasó. El peronismo “racional” dejó de ser, justamente, razonable y cruzó la decisión del presidente Mauricio Macri de cambiar los pisos y techos de las asignaciones familiares. Por eso, desde gobernadores “amigables” como Juan Manuel Urtubey (Salta) hasta el Bloque Justicialista de Diputados (que acompañó leyes claves como la reforma jubilatoria), las críticas no se hicieron esperar. A continuación, un repaso.

Bloque Justicialista. “Este es un Gobierno de malas noticias. Sería bueno que el Presidente se ocupe de una buena vez de los problemas reales en lugar de dedicarse permanentemente a golpear el bolsillo de los trabajadores”, alertaron los diputados que comanda Pablo Kosiner.

Sobre la eliminación de los beneficios por zona, reprocharon que se trata de un “nuevo atropello contra la equidad federal. Esto genera más inequidad y retraso en las regiones que necesitan crecer en nuestro país”, cerraron.

Miguel Pichetto. El jefe del bloque de senadores del PJ calificó de “lamentable” la decisión y puso el eje en el perjuicio que sufre la región patagónica. "Con esta decisión falsamente igualitaria el Gobierno demuestra tener una visión centralista y exclusivamente metropolitana en lo que hace a la distribución de los recursos", señaló junto a su par fueguino José Ojeda.

Urtubey. El salteño, de posturas de acompañamiento a Macri, señaló que la Casa Rosada vuelve a mostrar una “mirada centralista que, en lugar de elaborar políticas públicas que sinteticen las distintas realidades de la Argentina, generaliza la realidad de la ciudad de Buenos Aires y la asemeja a la del interior profundo”.

Rosana Bertone. La gobernadora fueguina, otra de las aliadas peronistas de Cambiemos,  denunció que “esta medida significa un ajuste para los que menos tienen. Claramente tiene un impacto en la vida de las personas y de las familias más humildes. Esto significa menos poder de compra en el supermercado, menos litros de leche, menos pan y menos útiles escolares, que es a lo que van destinados estos recursos”, enumeró.

“El diferencial para la Patagonia no se trata de un beneficio o un derroche de la Nación, se trata de un derecho y una medida de justicia social que busca hacer soberanía en la Patagonia. Este decreto lastima a la Patagonia y a sus pobladores”, insistió Bertone.

Cómo sigue. También adelantaron que como la modificación “no fue materia de discusión con las provincias”, los gobernadores van a plantear un “firme reclamo en contra".