Elecciones 2021

Elecciones en Corrientes: el radicalismo se entusiasma con el primer triunfo electoral del año para potenciar la candidatura de Manes

Este domingo hay elecciones en Corrientes. Se anticipa una victoria del actual gobernador Gustavo Valdés. El detallado plan para dejar al PRO afuera de los festejos y reimpulsar la candidatura de Manes.
Mariano Obarrio
por Mariano Obarrio |
Acto de la alianza ECO+Vamos encabezada por el gobernador de Corrientes

Acto de la alianza ECO+Vamos encabezada por el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés.

El radicalismo toma distancia del ex presidente Mauricio Macri y del PRO y buscará celebrar este domingo una gran fiesta radical en Corrientes: espera un triunfo del gobernador Gustavo Valdés, que busca su reelección y quiere posicionarse como figura de la UCR. El gobierno de Alberto Fernández se desentendió de esa provincia. Pero el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, quiere darle un mensaje duro al macrismo y seducir a los votantes en todas las provincias en favor de los precandidatos radicales. Macri y los dirigentes del PRO no fueron invitados.

Según pudo saber A24.com, Cornejo, diputado y candidato a senador, no se explica por qué Macri desembarcó en la campaña de sus candidatos María Eugenia Vidal en la Ciudad y Diego Santilli en la provincia de Buenos Aires. Sostiene que su presencia sólo le sirve al Frente de Todos para desplegar una campaña negativa sobre el su gobierno (2015-2019), su mal resultado económico y la colocación de deuda.

Cornejo no lo quiere en su campaña a senador de Mendoza y tampoco en la noche del previsible triunfo en Corrientes dentro de pocas horas. La UCR quiere aprovechar esa victoria para darle impulso a sus propios precandidatos en las PASO del 12 de septiembre próximo. La gobernación no invitó a los líderes del PRO a los festejos.

En Corrientes se montará el escenario de una verdadera fiesta radical. Gustavo Valdés podría obtener este domingo su reelección con un triunfo resonante por números importantes. Hay encuestas que le dan 65 a 35%. El radicalismo quiere utilizar ese resultado, si se confirma en las urnas, para tonificar al centenario partido fundado por Leandro N. Alem.

Cornejo, Morales, Manes y los precandidatos radicales irán a festejar

En ese contexto, Cornejo y varios dirigentes de primera línea de la UCR llegarán por la tarde noche a Corrientes: el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, el de Mendoza, Rodolfo Suárez, al dirigente Ernesto Sanz, y a casi todos los candidatos a diputados radicales de otras provincias, con Facundo Manes, de Buenos Aires, como foco principal de todas las luces.

Según fuentes partidarias, Cornejo y Valdés organizaron una fiesta radical para presentar el triunfo como una gesta dirigida a darle impulso a Manes como centro de la fotografía de la victoria. Es por eso que no invitaron al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, del PRO, que apadrina a Diego Santilli en la provincia bonaerense.

Tampoco fueron invitados Vidal ni la presidenta del PRO, Patricia Bullirch. Cornejo, la plana mayor de la UCR, y Valdés, no quieren ceder protagonismo al PRO del casi seguro triunfo electoral radical... y menos a Rodríguez Larreta.

La relación de Valdés con Patricia Bullrich y con Macri es buena, no hay ni amores ni odios. Pero el gobernador de Corrientes tiene fuertes tensiones con Rodríguez Larreta por tensiones entre ambos en Corrientes.

"No quieren que Macri y Larreta se suban al triunfo en Corrientes"

“No quieren que el larretismo, Macri, Vidal y Santilli se suban a este triunfo, tiene que ser exclusivamente radical y tonificar a la UCR que está alumbrando una dirigencia nueva y Valdés es una de esas nuevas figuras”, señaló una fuente partidaria.

Valdés busca presentar el triunfo como fruto de sus cuatro años de gestión y no como un castigo al gobierno nacional de Alberto Fernández por la pandemia o por la economía. En la fórmula, Valdés lleva al senador Pedro Braillard Poccard, un tradicional dirigente liberal ahora enrolado en el PRO y con buena relación con Macri y Patricia Bullrich.

“Valdés no tiene problemas con Macri y Patricia, pero sí con Rodríguez Larreta y no quiere nacionalizar el festejo, ni que vayan referentes nacionales de Juntos por el Cambio. Debe ser una fiesta radical. Quieren mostrar un empujón del radicalismo a Manes y no regalarle el triunfo a Rodríguez Larreta”, señalaron otras fuentes a A24.com.

El debate por el rol de Macri

Más allá de Corrientes, Cornejo y Manes no lo quieren a Macri en la campaña nacional porque no quieren quedar asociados con la figura del ex presidente al que consideran un blanco fácil del Frente de Todos por los malos resultados de su gestión en la economía.

Vidal, Santilli, Federico Angelini en Santa Fe, Mario Negri en Córdoba y José Cano en Tucumán le pidieron a Macri que los ayude en la campaña en sus provincias, porque les sirve en las PASO a retener el voto duro anti K y a ganarles a sus rivales internos dentro de Juntos para el Cambio. “En esta instancia de las PASO sirve”, dicen varios de ellos.

Pero Cornejo opina lo contrario, al igual que Manes, que busca quedar lejos del ex presidente y fundador del PRO. “Cornejo lo respeta como ex presidente y fue importante como tal, pero no le encuentra sentido que Macri se involucre tanto en la campaña porque se pone en el blanco de tiro del Gobierno y le da argumentos al Frente de Todos para que nos pegue con la debacle económica y el endeudamiento”, señaló una alta fuente del radicalismo.

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales fue más contemplativo. "No me parece mal que Macri haga campaña. El radicalismo se identifica con el radicalismo y con JxC", dijo Morales a A24.com.

Macri respalda a Negri porque lleva como segundo a Gustavo Santos, ex ministro de Turismo de Macri. Lo de Cano es más enigmático: el radical compite contra una lista del PRO encabezada por el intendente de San Miguel de Tucumán Germán Alfaro que tiene apoyo de Patricia Bullrich igual que Luis Juez en Córdoba (rival de Negri).

"Manes nunca estuvo con Macri", repiten sus laderos

En las filas de Manes también hay frialdad con Macri, pero el candidato no abrirá más el fuego público contra el ex presidente. “Manes dice siempre que no perteneció al gobierno de Macri ni a Cambiemos, no tiene que despegarse porque nunca estuvo con él”, señalan en las cercanías del neurocirujano.

“Lo que viene a proponer es justamente mejorar la oposición, debatir ideas, para no volver a perder como en 2019 contra el kirchnerismo”, dijo un hombre cercano al candidato radical de la provincia de Buenos Aires.

También en la Ciudad, el candidato de Republicanos Unidos, Ricardo López Murphy, que competirá contra Vidal, plantea serias diferencias con Macri especialmente en lo económico. El economista suele decir que “el programa de Macri era inviable, con metas de inflación inconsistentes, riesgo de decepción y de crisis de confianza, con improvisación y amateurismo”.

Sin embargo, en el posicionamiento político duro frente al gobierno nacional, López Murphy se siente más cerca de Macri que de Vidal. “Más allá de las diferencias que existen sobre la gestión económica claramente tenemos más que ver con Macri y el ala dura del PRO (Patricia Bullrich) que Vidal con ellos”, dicen en Republicanos Unidos.

Un tradicional dirigente del radicalismo también analizó que Martín Lousteau, que responde al ala de Enrique “Coti” Nosiglia, va a estar en la Ciudad haciendo campaña junto con Vidal y con Larreta pero en la provincia con Manes y en contra del larretismo. “Y muchos radicales, aún los de Lousteau por abajo van a votar a López Murphy”, dijo a A24.com.

s