Índices

En un contexto de restricciones por la pandemia, el Gobierno volvió a contratar empleados públicos todas las semanas

En diciembre de 2019, la APN tenía 188.937 agentes y al terminar noviembre de 2020 había quedado en 190.239 funcionarios.
por Mariano Obarrio | 05 de abril de 2021 - 22:02
El Gobierno aumentó en 2020 la planta de empleados de la Administración Pública Nacional en 1302 personas (Foto: archivo).

El Gobierno aumentó en 2020 la planta de empleados de la Administración Pública Nacional en 1302 personas (Foto: archivo).

Pese a la pandemia de Covid 19, con restricciones presupuestarias y con 2 millones de argentinos perdieron su empleo en la actividad privada, el gobierno de Alberto Fernández incrementó en 2020 la planta de empleados de la Administración Pública Nacional(APN) en 1302 personas. Aún con una baja considerable de la actividad en la mayoría de las áreas, y una suba en otras, el Estado reactivó la contratación de empleados.

Cuando asumió el Presidente en diciembre de 2019, la APN tenía 188.937 agentes y al terminar noviembre de 2020 había quedado en 190.239 funcionarios. Si bien el número no parece significativo, la tendencia es creciente. Por otra parte, trascendió que en diciembre de 2020 hubo unas 650 incorporaciones aún no registrados en las planillas oficiales.

Esta suba de contrataciones quiebra la inercia de reducción en la planta de empleados públicos entre 2015 y 2019, los cuatro años de gestión del ex presidente Mauricio Macri, en los que redujo 30.700 cargos. En cambio, entre 2005 y 2015, las primeras tres gestiones del kirchnerismo, la dotación se había aumentado en 93.200 agentes.

La información surge de la Base Integral de Empleo Público (BIEP) que publica el Gobierno y que analizó la Fundación País Abierto y Digital (PAD) especialmente para A24.com. La fundación es dirigida por el exministro de Modernización del Gobierno de Macri, Andrés Ibarra.

Los datos se comprueban además con los nombramientos diarios que se publican en el Boletín Oficial. Por otra parte, según pudo saber A24.com de fuentes oficiales, en diciembre de 2020 la planta se incrementó en 650 empleados más, pero este dato aún no se hizo público en la BIEP.

Con una simple lectura del Boletín Oficial (BO), se comprueba que todos los días se publican entre seis y diez designaciones de nuevos funcionarios, la mayoría de ellos como planta transitoria por 180 días, pero luego renuevan su contrato durante años, incluso más allá de las propias administraciones que los designan.

Es por ello que desde noviembre de 2020, último dato asentado en la BIEP, y si continúa esa tendencia, cabe esperar que el incremento de personal estatal crecerá exponencialmente. Por ejemplo, si uno toma al azar la edición del 1° de abril del BO, se publica la Decisión Administrativa 288/2021 que dispone textualmente:

“ARTICULO 1: Dase por designado con carácter transitorio, a partir del 1° de marzo de 2021 y por el término de 180 días hábiles contados a partir de la fecha de la presente medida, al doctor Luis Enrique BAER (D.N.I. N° 25.440.214) en el cargo de Director de Planes de Integración Territorial de la DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA TERRITORIAL de la SECRETARÍA DE DESARROLLO TERRITORIAL del MINISTERIO DE DESARROLLO TERRITORIAL Y HÁBITAT”. Si Luis Baer imprime una tarjeta de presentación deberá pensar en tamaño extra large sólo para consignar el nombre de su cargo.

Se lo contrata bajo la modalidad Nivel B - Grado 0 del Convenio Colectivo de Trabajo Sectorial del Personal del SISTEMA NACIONAL DE EMPLEO PÚBLICO (SINEP), homologado por el Decreto N° 2098/08. Siguiendo esa línea, en la Decisión Administrativa 290, se dispone otra designación:

“Dase por designada con carácter transitorio, a partir del 1º de febrero de 2021 y por el término de 180 días hábiles contados a partir de la fecha de la presente medida, a la abogada Marcela Alejandra GABA (D.N.I. Nº 18.541.731) en el cargo de Directora Legal y Administrativa de la AGENCIA NACIONAL DE LABORATORIOS PÚBLICOS, organismo descentralizado actuante en el ámbito de la SECRETARÍA DE ACCESO A LA SALUD del MINISTERIO DE SALUD”. Marcela Gaba tuvo más suerte porque mereció un Nivel A. Ello significa un sueldo mejor que en Nivel B.

En ese mismo Boletín Oficial del 1° de abril se publicaron ocho decisiones administrativas con designaciones de ese estilo y ello se reitera en todas las ediciones del informe oficial y se puede comprobar con una simple lectura diaria de esa publicación.

Si se continúa por esa senda, la administración será nuevamente una bolsa de trabajo, mientras que el sector privado no puede incrementar el empleo por las dificultades macroeconómicas: la enorme carga impositiva producto del gasto público que no para de crecer, las cargas patronales, y las normas laborales. La presión tributaria obedece a la caída de ingresos fiscales y a la necesidad de mantener toda la estructura estatal que crece.

Este fenómeno tiene su correlato en los últimos indicadores preocupantes de la economía. El Indec publicó recientemente que el desempleo del último trimestre de 2020 fue del 11%, mientras que el Estado sigue siendo el principal tomador de empleo. En el año de la pandemia se perdieron 2 millones de puestos de trabajo. En sintonía con ello, la pobreza creció en el mismo trimestre hasta el 42% y la indigencia en el 10,5%.

Por otra parte, el Gobierno negocia con el Fondo Monetario Internacional un programa de reestructuración de la deuda de 44.000 millones de dólares. Se trata de un Acuerdo de Facilidades Extendidas, que implicaría un fuerte ajuste del gasto público para asegurar la capacidad de repago en diez años e esas obligaciones. Además, el ministro de Economía, Martín Guzmán, busca el equilibrio fiscal como una de las variables para contener la emisión monetaria y así la inflación. Pero la política no lo ayuda con la tendencia a contratar empleados públicos.

La actual administración el Frente de Todos quebró la tendencia a la baja en la planta de empleados públicos que se observó durante los cuatro años anteriores. Entre fines de 2015 y de 2019, durante la gestión de Mauricio Macri, la Administración Pública Nacional había reducido la planta en 30.700 empleados públicos. De 220.400 agentes a 189.700. Se discontinuaron contratos temporarios de empleados que no realizaban tareas específicas o que estaban mal contratados, se normalizaron las jubilaciones que estaban demoradas más de 3 años, se implementaron controles sobre el presentismo que activaron numerosas renuncias espontáneas, y desde mediados de 2018 se congelaron nuevos ingresos.

En cambio, entre 2005 y 2015, durante los gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) la dotación de empleados se incrementó exponencialmente. En 2005 estaba en 127.200 empleados, mientras que diez años después quedó en 220.400, con un incremento de 93.200 funcionarios estatales. Era la época de contrataciones masivas de militantes K en el Estado.

La Administración Pública Nacional está conformada por todos los ministerios, organismos descentralizados y otros entes pertenecientes al Poder Ejecutivo Nacional. Comprende tanto al personal civil como al personal de las fuerzas armadas, fuerzas de seguridad y del servicio penitenciario nacional.

Por fuera de la APN, en lo que se entiende como Sector Público Nacional, se incluye además el personal de las Universidades Nacionales, las Empresas y Sociedades del Estado o con mayoría estatal, y los otros Poderes del Estado, el Legislativo y el Judicial. Todo este universo del SPN agrupa aproximadamente a 750.000 servidores públicos a nivel nacional y distribuidos a lo largo de todo el país.

Los datos desglosados están en la BIEP y fueron analizados por la Fundación Pais Abierto y Digital (PAD) para A24.com. Durante el primer gobierno kirchnerista la dotación de personal se incrementó todos los años hasta llegar a 93.200 empleados públicos.

En diciembre de 2005 había 127,2 mil agentes; en 2006, 131,4 mil; en 2007, 144,4 mil; en 2008, 152,9 mil; en 2009, 165,6 mil; en 2010, 172,9 mil; en 2011, 182,9 mil; en 2012, 188,6 mil; en 2013, 195,8 mil; en 2014, 203,3 mil, y en 2015, 220,4 mil. Todas las cifras se computan tomando el último mes de cada año.

Luego de asumido el ex presidente Mauricio Macri, en 2016 la planta bajó en diciembre a 214,1 mil; en 2017, a 206,6 mil; en 2018, a 193,2 mil y en 2019, a 189,7 mil empleados. En diciembre de 2019 asumió el presidente Alberto Fernández. Para ese período se tomó en cuenta que en noviembre de 2019 había 188,9 mil empleados y en noviembre de 2020 treparon a 190,2 mil, es decir 1.302 empleados más.

Si se desagregan la Presidencia, jefatura de Gabinete y todos los ministerios, la evolución del empleo durante el mandato de Alberto Fernández determinó que 13 organismos aumentaron su dotación:

  • Agricultura, Ganadería y Pesca: de 15.364 empleados en noviembre de 2019 pasó a 15.519 en el mismo mes de 2020: creció en 155 empleos, un 1%.
  • Ambiente y Desarrollo Sostenible: de 2442 a 2533. Son 91 personas más, un 3,7%.
  • Ciencia y Tecnología: de 15.082 a 15.561. Son 479 empleados, un 3,2%.
  • Cultura: de 4227 a 4524. Son 297, un 7%.
  • Defensa: de 24.128 a 24.203. 75 empleos más, un 0,3%.
  • Desarrollo Productivo: de 3451 a 3524. Sumó 73 puestos, un 2,1%.
  • Hábitat: de 0 a 448, más 448. Como no existía el organismo se incorporó una nueva estructura completa.
  • Mujeres, Genero y Diversidad: de 222 a 551, más 329, un 148,2%. Hasta 2019 funcionaba como el Instituto Nacional de la Mujer (INAM, Fabiana Túñez) del Ministerio de Salud y Desarrollo Social. Luego se transformó en Ministerio de la Mujer y creció 329 puestos.
  • Obras Públicas, de 5808 a 6269, más 461, un 7,9%.
  • Presidencia de la Nación: de 3503 a 3711, más 208, un 5,9%.
  • Salud: 28.179 a 28.842, más 663, un 2,4%.
  • Transporte: de 4423 a 4493, más 70, un 1,6%.
  • Turismo: de 886 a 902, más 15, un 1,7%.

En cambio, hubo 9 organismos que redujeron sus plantas de personal entre noviembre de 2019 y el mismo mes de 2020. Ellos son:

  • Desarrollo Social: de 7158 a 6991, menos 167, bajó un 2,3%.
  • Economía: de 31.249 a 30.965, menos 284, bajó un 0,9%.
  • Educación: de 1914 a 1803, menos 111, bajó un 5,8%.
  • Interior: de 8544 a 7810, menos 734, bajó un 8,6%.
  • Jefatura de Gabinete: de 5398 a 5087, menos 311, bajó un 5,8%.
  • Justicia y Derechos Humanos: de 2268 a 2183, menos 85, bajó un 3,7%.
  • Relaciones Exteriores: de 2622 a 2585, menos 37, bajó un 1,4%.
  • Seguridad: de 4622 a 4490, menos 152, bajó un 2,2%.
  • Trabajo: de 17.436 a 17.256, menos 180, bajó un 1%.

Si se toma el total general de la Administración Pública Nacional trabajaban en ella 188.937 empleados en noviembre de 2019 y pasó a 190.239 en el mismo mes de 2020, con una suba de 1302 empleados públicos, un 0,7% más.

Se habló de