Juntos por el Cambio

Facundo Manes y Diego Santilli cenaron tres horas: ¿qué hablaron y cuándo será la foto conjunta?

Diego Santilli y Facundo Manes mantuvieron dos encuentros a puertas cerradas la semana pasada. Los detalles de una campaña que busca ganar "aunque sea por un voto".
Gonzalo Prado
por Gonzalo Prado |
Manes y Santilli el domingo en el búnker que ambos compartieron en la ciudad de La Plata.

Manes y Santilli el domingo en el búnker que ambos compartieron en la ciudad de La Plata.

Manes y Santilli el domingo en el búnker que ambos compartieron en la ciudad de La Plata.
Manes y Santilli el domingo en el búnker que ambos compartieron en la ciudad de La Plata.

La semana de poca visibilidad y diálogos subterráneos en Juntos por el Cambio como consecuencia de la crisis del Frente de Todos llegó a su fin y en la coalición opositora se preparan para volver a entrar en modo electoral a toda máquina con uno de los encuentros que más atención se lleva: el de Diego Santilli con Facundo Manes. Entre miércoles o jueves ambos estarán cara a cara para la foto oficial.

SANTILLI.jpg

Esto se consensuó durante jueves y viernes cuando Santilli y Manes compartieron dos reuniones. El jueves fue una cena de más de tres horas; se trató del primer encuentro entre ambos después de la interna. Se dio luego de que los respectivos jefes de campaña hicieran la dificil tarea de aflojar el terreno.

De esa cena se pasó a un encuentro el viernes de una hora junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Con la crisis política que transitaba la administración del presidente Alberto Fernández como uno de los temas laterales del conclave, entre los tres terminaron de definir lo que serán las bases de la campaña proselitista de cara a las generales de noviembre.

Dato clave: todavía falta que se termine el escrutinio definitivo de las PASO. Si la lista de Manes alcanza el 40% de los votos se cambia la forma en la que se distribuye la lista final de diputados de Juntos por el Cambio.

Después de las PASO, en el comando de Santilli una de las mayores preocupaciones era asegurarse que los votos de Manes se queden dentro de Juntos por el Cambio buscando reeditar el “voto a la marca” como sucedió con Cambiemos en 2017 y 2019. Por ese motivo se decidió que la imagen de Manes esté dentro de la boleta junto a las de Ocaña y Santilli. Pero ese es el primer paso de la estrategia.

Las recorridas que harán cada uno de ellos se dividirán entre las que serán en conjunto y las que serán en soledad. Los dos irán de la mano sobre todo en el interior bonarense. Al desglosar los votos de las PASO, en los equipos de campaña notaron que Manes tuvo una performance mucho mejor fuera del AMBA, especialmente en los pueblos.

SANTILLI-2.jfif

En el conurbano también estarán juntos pero por ahora esa área será en donde Santilli tenga uno de los puntos de su agenda paralela. “Se acordó que cada uno va a tener que mantener su identidad”, expresaron desde el seno de la campaña santillista en donde los resumieron con una frase. “Gorras rojas sí, boinas no”.

La decisión de mantener la identidad de cada una de las campañas se ve impulsada también por el resultado de la PASO. Cerca de Manes remarcan que la elección que se hizo superó todas las expectativas. “¿Juntos por el Cambio habría sacado la misma cantidad de votos que consiguió sin Manes y sólo con Santlli?”, sostienen en el entorno del médico para remarcar su postura.

¿Y si Juntos por el Cambio pierde?

“Ya no hay vuelta atrás. Si no se gana es una catástrofe”, repite en privado Santilli. No siente que la victoria esté asegurada.

En los análisis aparecen dos factores clave. El primero tiene que ver con que en comparación con el resultado del voto tradicional del peronismo en la primera y en la tercera. Solamente Santilli consiguió morder 150.000 votos que históricamente formaban parte del núcleo del peronismo tradicional. El segundo factor tiene que ver con algo que esperanza al peronismo también: el nivel de participación.

Los intendentes del Frente de Todos le dijeron tanto al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, como al presidente Fernández, que notaron que el ausentismo en votantes “propios” fue muy alto. Las dudas que rondaron esos encuentros apuntaban a si se trató de un retorno por parte de los jefes comunales del conurbano ante el avance de La Cámpora en algunos distritos.

Sin embargo esto en Juntos por el Cambio creen que es algo transversal. “A todos les pasó. A nosotros también. El objetivo es que la participación en la Provincia llegue al 75% porque más no va a haber”, consideraron.

s