Segunda ola

Fernández: "Los distritos con clases presenciales están jugando con fuego"

El presidente criticó la decisión de la Ciudad, Mendoza y Córdoba de retornar a las aulas con la situación epidemiológica actual. Además, defendió la decisión de no celebrar la Copa América en Argentina.
Esto no es un capricho nuevo; no es que se nos ocurrió complicar la vida de los cordobeses

Esto no es un capricho nuevo; no es que se nos ocurrió complicar la vida de los cordobeses, los porteños o los mendocinos. (Foto: Télam).

El presidente Alberto Fernández criticó este lunes el retorno de las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires y las provincias de Córdoba y Mendoza. "Los distritos con clases presenciales están jugando con fuego; y lo que lamento es que eso va a quemar a los argentinos y argentinas de esos lugares", indicó.

"Esto no es un capricho nuevo; no es que se nos ocurrió complicar la vida de los cordobeses, los porteños o los mendocinos; la idea es cuidar a la gente y está visto que la educación moviliza aproximadamente al 35% de la circulación diaria en Buenos Aires", manifestó en diálogo con radio AM990.

Embed

Este lunes los jardines maternales, nivel inicial, primaria y los dos primeros años de secundaria retornaron a las aulas en el territorio porteño, por decisión de Horacio Rodríguez Larreta.

En la Ciudad se suspendieron las clases presenciales sólo una semana desde que comenzó el año lectivo 2021. Tras una dura puja judicial entre Nación y Ciudad, la Corte Suprema de Justicia determinó que los decretos presenciales no tienen injerencia por sobre la autonomía porteña y de las provincias a la hora de plantear las políticas educativas.

"Hemos adecuado las tasas de incidencia a la realidad argentina, porque no tenemos las mismas capacidades que Alemania. Para que uno esté en alerta epidemiológica y deba suspender la presencialidad aquí se requiere el triple de los casos que exige Alemania, y los que tenemos hoy exceden ese número también", agregó Fernández.

Embed

Fernández explicó porque Argentina no será sede de la Copa América

La Copa América no se jugará en Argentina "en atención a las circunstancias presentes", anunció anoche la Conmebol a través de un comunicado, con lo que el certamen se quedó definitivamente sin sedes ya que previamente había declinado también de organizarla Colombia. Sin embargo, la decisión final fue del presidente Alberto Fernández.

"Tuve una charla con el presidente de la CONMEBOL, que me planteó las razones por las cuales pensaba que se podía hacer la Copa América en Argentina. Le había pedido tiempo hasta el lunes para ver cómo evolucionaban las cosas, porque lo que más me preocupa y es lo que nos llevó a tomar la decisión, que íbamos a comunicar hoy, es que veía que las sedes que habían elegido, Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Mar del Plata, Santa Fe, estaban todas en alerta epidemiológica", explicó hoy el primer mandatario.

Fernández remarcó que "en muchos de esos lugares, a pesar de la alerta, los gobiernos locales no respetan mucho esa situación y por ejemplo vuelven al dictado de clases presenciales. Por lo tanto: ¿frente al riesgo interno, íbamos a sumar un riesgo externo?".

Si bien la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, había indicado que "recibir a 1.200 personas con un protocolo estricto no es una situación epidemiológica de gran relevancia", el presidente no compartió ese análisis.

"Es cierto que no se trata de demasiada gente, pero con que uno venga infectado, eso se propaga con velocidad", dijo Alberto Fernández, y completó: "Si ustedes me dijeran que se iba a jugar en un lugar donde el cumplimiento de las medidas es severo, quizás lo pensaba de otro modo".

Además, refirió que "ayer Eduardo De Pedro contó lo que habíamos hablado en un programa de televisión; y a partir de esa respuesta salió el comunicado de CONMEBOL".