Corrupción en el fútbol

FIFAGate: Un problema inesperado para Aníbal Fernández, ahora investigado por el supuesto pago de sobornos

La Cámara Federal porteña ordenó investigarlo por el supuesto pago de sobornos para obtener derechos de televisación. ¿Qué otros ex funcionarios y empresarios millonarios están en la mira?
Facundo Pastor
por Facundo Pastor |
Aníbal Fernández

Aníbal Fernández, investigado por el pago de sobornos en el escándalo del FIFAGate. 

En la semana en la que se vio involucrado en amenazas al dibujante Nik, la investigación por el FIFAGate podría ser otro dolor de cabeza para el flamante ministro de Seguridad.

Según pudo saber A24.com, son ocho las transmisiones de distintos torneos que están bajo la lupa de la investigación judicial. En su momento, la denuncia impulsada por el fiscal Gerardo Pollicita había sido archivada, pero ahora la Cámara Federal decidió reabrirla y revocar el sobreseimiento de Fernández.

"Resulta crucial para esta pesquisa establecer si ha mediado algún acuerdo espurio que pudiera haber tenido como perjudicado al Estado Nacional o también, independientemente de aquella comprobación, respecto del cual hubieran obtenido beneficios indebidos tanto los funcionarios (...) públicos como los empresarios involucrados, existiendo aún otros caminos por recorrer a fin de llegar a su dilucidación", indicó el dictamen de la Cámara al que accedió A24.com.

La sospecha es que podría haber existido un entramado entre funcionario y empresarios para adjudicar los derechos económicos exclusivos de diversos eventos futbolísticos en los que había participado el Seleccionado Argentino de Fútbol desde el año 1991 hasta el 2015 mediante el pago de sobornos a las autoridades de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) y la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL).

Qué otros ex funcionarios están involucrados en el FIFAGate

La decisión involucra a otros ex funcionarios como Juan Manuel Abal Medina, Gabriel Mariotto y Pablo Paladino, ex coordinador del programa Fútbol para Todos.

La denuncia la había presentado inicialmente la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) contra Hugo Víctor Jinkis, Mariano Alejo Jinkis y Alejandro Burzaco, pero fue a partir de las detenciones y los datos que surgieron del mayor escándalo mundial de la historia del deporte fue que la justicia argentina puso la mira en los contratos locales.

Burzaco era CEO de Torneos y Competencias y los Jinkis responsables de "Full Play", que comercializaba los derechos de televisación.

El fiscal Pollicita estimó que el pago del Estado Nacional a esas empresas por dos años fue de 33 millones de dólares e indica que podría haber existido un sobreprecio de 19 millones de dólares.

En los Estados Unidos, el empresario Alejandro Burzaco reveló detalles como arrepentido ante el FBI y la Justicia norteamericana de ese país, y ahora los jueces Mariano Llorens, Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, decidieron volver a poner la lupa sobre esos contratos bajo sospecha.

s