Intento de magnicidio

"Hay que ir y pegarle un corchazo": los escalofriantes mensajes que develan el plan para matar a Cristina Kirchner

Los mensajes del expediente con el que la jueza de la causa procesó a Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte muestran que la operación para asesinar a Cristina Kirchner comenzó a gestarse cuatro meses antes.
Fernando Sabag y Brenda Uliarte posan con la pistola Bersa (Foto: justicia federal).

Fernando Sabag y Brenda Uliarte posan con la pistola Bersa (Foto: justicia federal).

"Hay que ir y pegarle un corchazo", escribió Brenda Uliarte el 23 de agosto. El destinatario era Fernando Sabag Montiel, su novio y quien nueve días después gatillará dos veces a centímetros de la cabeza de la vicepresidenta Cristina Kirchner. Así lo revelan nuevos mensajes que salieron a la luz tras el procesamiento de ambos: el planeamiento del magnicidio empezó mucho antes, en el mes de abril, cuando ella compró la pistola Bersa calibre 32.

La jueza María Eugenia Capuchetti procesó a Sabag Montiel y Uliarte como coautores de intento de homicidio calificado en un expediente que da cuenta de los pasos de la operación para matar a la titular del Senado. Según ese relato, semanas después de adquirir el arma consultaron a agentes inmobiliarios para alquilar un departamento en el barrio de Recoleta cerca de Uruguay y Juncal, donde vive Kirchner, con el objetivo de observar sus pasos.

Entre el 23 de agosto y el 27 de ese mismo mes, los miembros de "La banda de los copitos" pasaron del planeamiento a la acción, con intentos frustrados de cometer el magnicidio.

El elemento: la compra del arma

El 22 de abril Uliarte le escribió a una tal "Serena" que había comprado la Bersa calibre 32. “Si tengo un fierro lo compre porque mi ex está jede”, advirtió y también hizo referencia a esa expareja a la que pareciera le tenía miedo a un contacto agendado como "Fran": “Tranqui, no va a pasar nada… es mío el fierro”.

Para el 4 de julio la joven ya tenía en sus planes pasar a la acción violenta con un objetivo claro: asesinar a Cristina Kirchner. En un chat, le reveló a “Amor de mi vida”, como tenía agendada a Agustina Díaz: “Voy con el fierro y le pego un tiro a Cristina… me dan los ovarios para hacerlo … el tema es cómo porque la vieja tiene seguridad”.

arma sabag montiel.jpg
Los familiares del dueño original de la pistola usado en el atentado a Cristina Kirchnere quedaron demorados (Foto: Télam).

Los familiares del dueño original de la pistola usado en el atentado a Cristina Kirchnere quedaron demorados (Foto: Télam).

Y el 5 de julio lanzó una escalofriante frase: “Para limpiar Argentina hace falta que corra sangre… de poder se puede hay que encontrar la manera … no necesito pagarlo yo puedo serlo ... se usar un fierro, no soy francotiradora, pero algo es algo… hay que encontrar un hueco ser estratega”, le escribió a un persona llamada "Nacho".

La locación: alquilar un departamento en Recoleta

Más de un mes después, el plan de acción comenzó a gestarse. Uliarte y Sabag Montiel consultaron el 23 de agosto por un departamento cercano a la casa de la vicepresidenta.

"Otra cosa, me contestó el tipo del alquiler de Recoleta para el sábado tenemos que verlo y dice que no tiene… Eh… No sé, tiene que coordinar varias entrevistas y que le dejen una seña viste que se yo, asique le dije que íbamos a tener plata para dejarle una seña”, le indicó el agresor.

Ante el cuestionamiento de Brenda por la actitud del joven, Fernando respondió: “No me gusta el depto, el pelo si. Cristina y la gente está reunida en Recoleta. Para pegarle un corchazo”.

Uliarte le refutó: "No amor, laburamos esta semana y el sábado vamos y le dejamos una seña, ya fue…Alto depto ese de Recoleta amore, si vieras donde vive Cristina entendes, Cristina vive en Recoleta, estamos re cerca de la mina. La podemos hacer pija, eh…Si, hay que ir y pegarle un corchazo ¿Sabes que hace falta? Un francotirador, viste que la mina se pone en el balcón, hace falta ahí y pimba, un tiro en la cabeza, hacerla mierda…”.

cristina-recoleta-vialidad_vicepresidenta_de_la_nacion.jpg
 Cristina Kirchner rompió en llanto al ver una multitud en Recoleta (Foto: Telam).

Cristina Kirchner rompió en llanto al ver una multitud en Recoleta (Foto: Telam).

La acción: los primeros intentos

El sábado de esa misma semana el plan comenzó a llevarse a cabo. Esa misma mañana la casa de Cristina había amanecido con las vallas dispuestas por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta previendo las manifestaciones a favor y en contra de la expresidenta.

Sabag Montiel se encontró con esa escena y se frustró el primer intento. “No, ya se me… metió adentro y el escenario y el anfiteatro lo sacaron, y estuvo… le toqué la espalda a Axel Kicillof y se metió a un Toyota Etios eh y se fue, un quilombo, y ella está ahí metida arriba, pero no creo que salga así que ya fue, deja, voy para allá, no traigas nada”, dijo Fernando y su novia le respondió: “Estoy llegando a casa”.

Tras protestar por el intento fallido, el agresor da cuenta de que disparar no sería fácil con las cámaras enfocando constantemente al departamento de la exjefa de Estado y advirtió que el escenario del asesinato debía ser con una cantidad considerable de gente.

"Ya son las 12 y ella salió a esa hora, y era a esa hora, o sea el escenario era con ella porque la habrán seguido ¿Entendes? Después vamos a ver en la tele a ver qué pasó porque cuando ella se metió acá, la siguieron y ahí tendría que haber sido”, le dijo a su pareja.

Y fantaseó con lo que podía pasar si lograba matar a la política: "Que gracia me dan todos esos putitos ahí sacándose fotos, cholulos, haciéndose los peronistas con la “V” vos llegas a tirar con el fierro ahí y llegas a arrancar a los tiros ¿Vos sabes cómo salen todos corriendo?".

cristina-vigilia-recoleta.jpg
Vigilia por Cristina Kirchner en Recoleta (Foto: Twitter Tiempo Argentino).

Vigilia por Cristina Kirchner en Recoleta (Foto: Twitter Tiempo Argentino).

"Pánico, el caos que se genera. O sea, es muy difícil… O sea, si yo disparo, después de los tiros van a saber que yo tengo el fierro, voy a tener que sacar el cargador y me van a tener que sacar el fierro, pero no van a tener las balas, entonces eh me van a cagar a piñas, pero más de uno, a ver, me pueden agarrar entre varios, pero otros van a correr y va a ser muy difícil que se yo”, describió.

La bala que no fue

El 1 de septiembre la pareja intentó otra vez. La multitud de militantes kirchneristas mantenía la vigilia en Uruguay y Juncal y la titular del Senado volvía de una sesión en la Cámara alta.

Brenda Uliarte sabía que ese día se "convertiría en San Martín" y se lo dijo a Díaz el anterior 27 de agosto: "Voy a mandar a matar a Cristina…Me re pudrí que hablen y no hagan nada. Yo si voy a hacer. Se me metió el espíritu de San Martin en el cuerpo… Que hija de puta se metió adentro antes de que le meta el tiro”.

La agendada como "Amor de mi vida" le respondió, extrañada:“¿Qué pasó? ¿De qué me perdí?. A lo que Uliarte ratificó: “Mandé a matar a la vice Cristina. No salió porque se metió para adentro. Una bronca te juro la tenía ahí. Los liberales ya me tienen re podrida yendo a hacerse los revolucionarios con antorchas en Plaza de Mayo basta de hablar hay que actuar. Mandé un tipo para que la mate a Cristi”.

Cristina Kirchner bajó del auto y comenzó a saludar a los que la esperaban. Le dieron un ejemplar de "Sinceramente", su libro, para que firme con su autógrafo. El libro se le resbaló de las manos y se agachó, justo un segundo después de que Sabag Montiel lograra acercarse hasta sólo centímetros de su cabeza.

Sabag Montiel gatilló dos veces una pistola que tenía cinco balas, pero ninguna salió.

Partida atentado a CFK final.jpg

s