Casa Rosada

Inflación: el Gobierno se concentra en controlar a formadores de precios y evita hablar de aumentos salariales con suma fija

Las medidas económicas de Sergio Massa para frenar la inflación se concentran en intervención en mercado de cambios y controles de precios. Los salarios deberán esperar.
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
Massa y Máximo

Massa y Máximo, y las dos miradas sobre la economía. 

El Gobierno nacional evita hablar por ahora de aumentos de salarios con un decreto que imponga una suma fija y sigue defendiendo a las negociaciones paritarias como mecanismo para recuperar el perdido poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores frente a la desbordada inflación. Por eso, en las últimas medidas económicas anunciadas por el equipo económico de Sergio Massa, se privilegió contener la suba de la inflación con mayor intervención en el mercado de cambios financieros para que una nueva suba del dólar no repercuta en la inflación.

El debate sobre suma fija si o no, lo volvió a poner en el tapete Máximo Kirchner, en un duro discurso pronunciado el sábado al encabezar el Congreso del PJ bonaerense en La Matanza. "Es necesario ya una suma fija para todos los trabajadores que pasan hambre, primero suma fija, después paritarias y doble aguinaldo", señaló el líder de La Cámpora.

Alberto Fernández, Sergio Massa y Kelly Olmos, paritarias docentes. foto Ministerio de Trabajo..jpg

Desde el ministerio de Trabajo coincidieron en señalar a A24.com que por el momento no hay previstos anuncios de aumentos salariales con una suma fija.

Pero gremios que ya cerraron el 2022 con aumentos del 60% reclaman reapertura ya al ver los nuevos números de inflación. Con el actual ritmo de remarcación de precios, la inflación superaría el 120% para este año, el doble de lo calculado por el Gobierno en el programa acordado con el FMI.

"La respuesta siempre es reaperturas de paritarias", sostuvieron fuentes de la cartera que conduce Kelly Olmos, donde señalan que los principales actores -tanto cámaras empresarias como los gremios nucleados en la CGT- "son partidarios de las paritarias por sobre las sumas fijas".

En ese marco, recordaron que cuando se utilizaron las sumas fijas cuando asumió Alberto Fernández sirvieron para compensar la pérdida del poder adquisitivo del gobierno de Mauricio macri en enero de 2019. "Hoy no tienen sentido que sean generalizadas. "No es lo mismo 50.000 pesos para un médico que para un docente o para un especialista en otras ramas", argumentan.

Paralelamente, el ministerio de Economía, a través de la Aduana y la Secretaría de Comercio, este lunes concentró todos los esfuerzos en ordenar fuertes operativos de control a las empresas formadoras de precios de alimentos y la situación fiscal, con un nuevo rol como importador de alimentos del Mercado Central.

Un operativo de la policía aduanera Afip-Aduana controló la "la trazabilidad de los alimentos importados y de producción local con distorsiones de precios" y advirtió, según consignaron fuentes oficiales a A24.com, que "no hay justificación para que remarquen los precios" locales al valor del denominado dólar paralelo o Blue.

Medidas macroeconómicas no heterodoxas, mientras aceleran las negociaciones con el FMI

Sergio Massa reunió el sábado a todo el equipo económico para definir las nuevas medidas para frenar la inflación. Foto Mecon.jpg

Sergio Massa se reunió el fin de semana con su equipo para definir cambios y este lunes el Banco Central subió la tasa de interés de los plazos fijo hasta el 97%, con el objetivo de evitar una nueva corrida cambiaria.

El objetivo central del equipo económico era esta semana avanzar en la renegociación del acuerdo por la deuda con el FMI que pueda destrabar el desembolso de, 10600 millones de dólares que el organismo internacional tenía previsto para todo este año, como repago de la deuda. El gobierno busca adelantar esos desembolsos para junio para mostrar un fortalecimiento de las reservas del Banco Central

Para eso, Massa tiene previsto viajar a fin de mes a China, para negociar otro préstamo del grupo de los BRICS, impulsado por Brasil y sumar al Swap otorgado por China. El objetivo es fortalecer las reservas del Banco Central y frenar las expectativas de una mayor devaluación.

En la primera jornada cambiaría se informó que el Banco Central compró US$ 60 millones en el mercado de cambios, mientras en el mercado exportador se registraron operaciones por US$ 78,68 millones y el acumulado de reservas en esta tercera etapa del año supera los US$ 2.500 millones.

En paralelo, se definieron medidas para sostener el nivel de consumo de las clases medias, como la baja tasas de interés del 9% a las compras con tarjeta de crédito con el objetivo de intentar sostener el consumo paralizado en los últimos meses, por el fuerte endeudamiento de las familias de clase media, ante la inflación.

También anunciaron la baja en la tasa de Ahora 12 y un incremento de reintegros a sectores vulnerables por consumos con tarjeta de débitos y un nuevo plan de pago AFIP para los deudores con planes de pago hasta en 84 cuotas.

Aunque dejaron abierta la posibilidad de nuevas medidas en el transcurso de esta semana, desde el Palacio de Hacienda evitaron hablar del tema salarial.