La Jungla del poder

La cumbre Hugo Sigman - Ginés González García, el anuncio de Marcelo Figueiras y la gambeta a Rafecas

Los números de las vacunas y los números en el Congreso siguen hegemonizando el debate político. ¿Qué se anuncia este miércoles?
Pablo Winokur
por Pablo Winokur |
Ginés González García y Hugo Sigman desayunan en Madrid (Foto: Twitter).

Ginés González García y Hugo Sigman desayunan en Madrid (Foto: Twitter).

Una cumbre importante se dio en Madrid entre los dos protagonistas clave de la producción (¿y fracaso?) de la primera vacuna argentina contra el Covid-19. La vacuna de AstraZeneca había sido anunciada con bombos y platillos como la mejor manera de contener la pandemia; incluso el Gobierno desechó otros contratos para poder priorizar la “soberanía sanitaria”.

Se trata del empresario Hugo Sigman y el exministro de Salud Ginés González García, grandes amigos por cierto, que decidieron juntarse a tomar un café y a charlar de bueyes perdidos. La empresa de Sigman fabricó localmente el componente para la vacuna de AstraZeneca y lo mandó a envasar a México, donde se demoraron varios meses para cumplir su cometido; recién en estos días empezaron a mandar las vacunas listas. Sigman aclara que cumplió su parte del contrato y que el resto es tema de AstraZeneca.

¿Dónde se juntaron el empresario y el exmininistro? No podrían haberlo hecho en la Argentina, tierra que Sigman no pisará hasta dentro de unos meses (o quizás años…), así que aprovecharon un viaje de Ginés a España y se reunieron a desayunar en un bonito hotel madrileño. No fue en el aeropuerto como se difundió; difícilmente un residente español como es Sigman se vaya a acercar hasta Barajas para ver un rato a un amigo. En su entorno dicen que se reúne con cualquiera que pase por ahí. Por ejemplo, lo hizo con Mauricio Macri en 2017.

Ginés fue a Madrid a dar unas “clases magistrales” y dialogar con alumnos de universidades sobre manejo de pandemia, el rol que tuvo en la Argentina y la gestión de las vacunas. Antes de partir se había reunido con Alberto en Olivos para intentar hacer las paces. Hubo más “pases” (de facturas) que “paces”, aunque al final coincidieron en que fue una “charla cordial y tranquila”.

Alberto le reconoció a Ginés su “manejo de la política”. Un aspecto que evidentemente a Carla Vizzotti le falta.

¿Para cuándo la Sputnik local?

marcelo figueiras.jpg
Marcelo Figueiras, del laboratorio Richmond, junto a la asesora presidencial Celicia Nicolini y la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

Marcelo Figueiras, del laboratorio Richmond, junto a la asesora presidencial Celicia Nicolini y la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

Este miércoles se va a hacer la pantomima del lanzamiento del primer lote de Sputnik fabricado en la Argentina. Marcelo Figueiras en su planta Richmond, ya terminó de envasar la primera parte de los 300 litros de componente activo que se envió desde Rusia la semana pasada. Cumplió en hacerlo en menos de 10 días y lo va a anunciar con bombos y platillos.

Según fuentes del sector, los 300 litros sirven para envasar entre 5 y 8 millones de dosis. Y según fuentes al tanto del proceso de producción, la planta de Richmond puede envasar al menos 5 millones por mes, aunque no lo hacen público para no generar falsas expectativas.

Ahora el cuello de botella no es tanto la producción sino que los rusos aprueben el lote. Mañana se manda una muestra y Rusia lo tiene que autorizar. Como nunca se hizo ese proceso, no está claro si lo van a hacer en diez minutos o en cuatro años. En la empresa esperaban que eso sea para el 22 de junio, aunque ahora no lo aseguran con mismo énfasis.

Por lo pronto, después del estresazo, Figueiras va a agarrar un avión y se va a Miami unos días. ¿Se estará yendo a vacunar?

Alberto, sin "ley pandemia"

Cámara de Diputados.jpg

De vuelta a la Argentina, el Congreso está con unos temitas de números. Se sabe, en Diputados el Gobierno la tiene complicada y no alcanzan las manos para votar las leyes que necesitan.

Esto se dio en dos circunstancias. La “ley pandemia” que Alberto quería para no tener que firmar un nuevo DNU y la reforma al ministerio Público Fiscal, que Cristina quiere para no quedar atada a un procurador de cargo vitalicio.

En ambos casos los números no están. Alberto no pudo tener su ley pandemia la semana pasada por la resistencia de los diputados lavagnistas y cordobeses. Pero ojo, también hubo diferencias adentro del bloque oficialista. Algunos diputados que responden a gobernadores peronistas avisaron internamente que no iban a votar, salvo que el oficialismo garantizara el apoyo de otros aliados. No pasó y la ley no salió por ahora. Las miradas están puestas en la vuelta de Sergio Massa, de gira por Estados Unidos. ¿Podrá ordenar la cosa para que se vote la semana que viene? Por ahora, difícil.

Cristina, sin jefe de fiscales

Alberto Fernández y Daniel Rafecas

El otro tema en que los números no acompañan es la reforma del Ministerio Público Fiscal, que entre otras cosas establece cómo nombrar, remover (y duración) del jefe de los fiscales. Nunca estuvieron los votos para sancionarlo en Diputados y Cristina espera tener mejor suerte con la próxima cámara, que asume el 10 de diciembre: el oficialismo sabe que difícilmente no mejore sus números ahí.

El lunes, Cristian Ritondo mandó a pedir que se vote definitivamente el pliego de Daniel Rafecas que duerme en un cajón del Senado. Que Juntos por el Cambio está dispuesto a apoyar esa designación.

El tema generó una rápida respuesta en on y en off de referentes kirchneristas. Van a aprobar el pliego, una vez que se sancione la ley. Ya Rafecas avisó que con nueva ley, él no asume.

Así que el Gobierno tendrá que buscar otro candidato a procurador…