Juntos por el Cambio

La historia secreta de la foto María Eugenia Vidal-Mauricio Macri y el fantasma de una "mala elección" contra López Murphy

Vidal tuvo que recurrir a Macri para ayudarla con el nucleo duro. Santilli ya tiene en mente una primera foto antes del 30 de agosto.
Gonzalo Prado
por Gonzalo Prado |
Macri junto a Vidal en la primera foto de campaña juntos.

Macri junto a Vidal en la primera foto de campaña juntos.

Macri junto a Vidal en la primera foto de campaña juntos.
Macri junto a Vidal en la primera foto de campaña juntos.

El encuentro de Macri con Vidal fue con algunos de los padres que se manifestaron y movilizaron durante gran parte del año pasado para que retorne la presencialidad a las clases en el medio de la pandemia del coronavirus (Covid-19). Esa fue una de las banderas de la administración del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que se puso al frente de ese reclamo lo que llevó a enfrentarlos varias veces con el presidente Alberto Fernández.

El lugar de la foto tuvo que ser cambiado debido a que en el comando de campaña de Vidal no contaban con la filtración de las coordenadas. Por eso se mantuvo hasta último minuto en secreto. Fue en el Museo Fernández Blanco, en la zona del bajo porteño. Incluso hay quienes recuerdan una foto similar en 2015 entre Macri, Elisa Carrió y Ernesto Sanz que requirió un cambio de lugar debido a que se había filtrado donde se iba a tomar.

WhatsApp Image 2021-08-20 at 13.10.39.jpeg

La génesis del encuentro empezó cuando Macri se encontraba en Suiza, de cara al cierre de listas, según pudo reconstruir A24.com de fuentes al tanto de las conversaciones, mantuvo una primera charla con Vidal para saber qué tenía pensado de cara a la campaña. Varios días después, cuando Macri ya estaba en Buenos Aires cumpliendo con su aislamiento obligatorio volvieron a charlar y terminaron de definir lo que seria la foto en conjunto.

Luego llegó el momento de las charlas entre el Secretario General de la Ciudad y jefe de campaña de Juntos por el Cambio, Fernando Straface, y el ex Secretario General de la Presidencia, Fernando De Andreis, que en 2015 fue el jefe de campaña de Rodríguez Larreta en los comicios porteños.

Entre ellos buscaron el mejor lugar y la forma para la aparición de Macri junto a Vidal; en las charlas determinaron que el lugar y la forma tendría que ser con la presencialidad en las clases, uno de los ejes de los enfrentamientos el año pasado y parte de este de Rodríguez Larreta con Fernández.

Esa decisión de mandar un mensaje también tiene que ver, tal y como contó este medio, con la necesidad de Vidal de buscar consolidar el voto duro de Juntos por el Cambio en la Ciudad que poco a poco ve que migra hacia López Murphy en la interna. El objetivo es simple, mostrarse con la mayoría de “halcones” para que la imagen de Vidal logre captar el núcleo duro.

WhatsApp Image 2021-08-20 at 13.16.49.jpeg

Por eso, en las próximas semanas habrá diferentes cuestiones vinculadas a cambios en lo que es su imagen y sus respuestas. Es que hoy en día los primeros números que manejan dan a cuenta de que López Murphy estaría por encima del 20% de la interna, el umbral que tienen en el oficialismo. Si el ex ministro de Economía cosecha más votos que eso, el análisis será de que fue una mala elección de Vidal.

La campaña en la provincia de Buenos Aires

En esa lógica de buscar reforzar su campaña, todo indicaría que el martes se mostrará nuevamente con todos los candidatos y otros dirigentes más del espacio para presentar los ejes y propuestas que tendrá su campaña. Similar a lo que hizo el exvicejefe de Gobierno y candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires, Diego Santilli, se espera que Vidal haga foco en la educación y la búsqueda de oportunidades para los jóvenes. Es que ese segmento de votos, por primera vez en varios años, no está definido que migre hacia el kirchnerismo y la Izquierda, como suele suceder en los comicios.

Tal y como contó este medio, Macri también se prepara para lo que será su desembarco en la provincia de Buenos Aires, más precisamente en el interior del país. Todavía no está del todo claro cuál será el lugar que elija. A principio de semana se evaluó que sea en Bahía Blanca, a donde el jefe de Gobierno porteño viajó hoy junto a Santilli.

En el calendario de la campaña santillista está marcado el 30 de agosto, cuando Santilli visite Tandil, la ciudad natal de Macri. “El 30 queda muy lejos”, respondieron allegados al exvicejefe al ser consultados por A24.com. Es que cerca del “colorado” quieren hacer cuando antes una foto con Macri en el interior para ir probando efectivamente su impacto.

Macri a la par también empieza a llenar poco a poco su agenda proselitista con apariciones casi confirmadas en Mendoza, Córdoba y Santa Fe. Más relajado por no tener que ser candidato, el expresidente empieza a potenciar su rol de consultor dentro de Juntos por el Cambio; y también de figura para traccionar votos en donde se lo necesite y sacarlo de la foto en los lugares, como el conurbano, en donde su imagen es tan baja como la del presidente Alberto Fernández.

s