Juntos por el Cambio

La solapada alianza entre Patricia Bullrich y Facundo Manes, que preocupa a Larreta

Peleas en Juntos por el Cambio por cómo dirimir las candidaturas presidenciales. ¿Competir en las PASO o hacer una interna previa?
Gonzalo Prado
por Gonzalo Prado |
La solapada alianza entre Patricia Bullrich y Facundo Manes, que preocupa a Larreta
La solapada alianza entre Patricia Bullrich y Facundo Manes, que preocupa a Larreta

Todos quieren ser, todos creen que pueden serlo, y todos buscar jugar sus chances. Así se pueden definir lo que fueron los últimos movimientos dentro de Juntos por el Cambio (JxC) con respecto a lo que esperan que sea una competencia feroz por la Presidencia.

Como anticipó A24.com hace casi dos meses, la idea de que antes de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) se realice una interna partidaria por cada uno de los partidos sigue ganando adeptos. Aunque, no obstante ello, las posturas contrarias también se encuentran a la orden del día mientras otros dirigentes de la coalición opositora como es el caso del ex presidente Mauricio Macri quieren esperar un poco más antes de tomar cualquier tipo de decisión.

unnamed.jpg

Toda esta discusión generó que existieran coincidencias en personas que, por lo general, tienen pensamientos diametralmente opuestos. Se trata de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, y el diputado nacional de la Unión Cívica Radical (UCR) por la provincia de Buenos Aires, Facundo Manes. Lanzados en sus respectivas carreras presidenciales, con muchas similitudes en la forma de encarar la campaña con recorridas por todo el país, ambos tienen una certeza: sus principales rivales partidarios pueden llegar a aprovechar una interna para sacarlos del camino.

Ambos saben que sus principales rivales dentro del PRO y la UCR, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, respectivamente tiene a su favor el aparato partidario que en una interna en donde sólo votan los afiliados tiene un peso mucho mayor.

La postura de Patricia Bullrich

“De los afiliados que hay en la Ciudad, por ejemplo 90% son empleados de Uspallata. Horacio quiere forzar una interna que va a ser falsa, porque él tiene el aparato, y en eso incide. En cambio en las PASO la gente va y vota lo que quiere”, remarca uno de los colaboradores de estrecha confianza de la ex ministra de Seguridad que viajó a Miami, en los Estados Unidos el fin de semana para una serie de eventos.

“El único camino legal posible es aceptar las PASO en tiempo y forma. Por todo lo demás va a existir un conflicto”, agregó la misma fuente. En las discusiones por el tema Rodríguez Larreta, como también sus principales asesores, sostienen que no tener una interna antes de las PASO permitiría que cualquier candidato débil se imponga ante la dispersión de votos.

La postura de Larreta

“Ella tiene que aceptar que no puede forzar ir a las PASO para que después los radicales pongan a un candidato bueno y se queden con la candidatura”, analizó uno de los funcionarios porteños más cercanos a Rodríguez Larreta que no ocultó su preocupación por el crecimiento del diputado nacional Javier Milei en las encuestas.

Si la candidatura nacional presenta reparos en el PRO, no así las provinciales en donde en el último encuentro del Consejo Nacional se decidió que tiene que existir una forma de dirimir las internas en las provincias en donde no están reglamentadas las PASO. Córdoba, Corrientes, Formosa, Jujuy, La Rioja, Misiones, Río Negro, Santa Cruz, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán son las jurisdicciones en donde de cargos provinciales para abajo no existen esa herramienta.

Mientras tanto, en el partido amarillo la pregunta de qué hará Macri sigue en el tintero y divide las aguas. El ex presidente no se expresó aun ni a favor, ni en contra de que existan unas internas antes de las PASO. Si recibió del jefe de Gobierno la noticia de que no depondrá su candidatura aun cuando esto signifique enfrentarlo en una interna.

unnamed copy.jpg

“Nuestro objetivo tiene que ser neutralizar a Bullrich. Y para eso necesitamos que Macri juegue”, se sinceran en el comando larretista. Bajo esa prédica, Macri sigue fiel a su convicción de esperar. Sabe que crece, de forma lenta, pero no lo suficiente.

Mientras más se complique la situación económica mayores son sus chances. Hoy en día, según reconstruyó este medio, está convencido de que le gana a cualquiera de los candidatos que se presenten no sólo en el PRO sino también en Juntos por el Cambio. La duda que tiene en su cabeza es si eso le alcanza para ganar una presidencial.

Con quienes habló en los últimos días se llevaron una sola cuestión clave. No quiere ser el “mariscal” de una nueva derrota. Porque sabe que si es candidato y pierde, todas las críticas irán sobre él . “No es un tipo ingenuo, entiende ese escenario”, sostuvo uno de los dirigentes que tuvo contacto reciente con Macri.

“Si no reparte las cartas, nadie juega. Es el elector de la interna del PRO. Es el dueño del mazo”, resume uno de los diputados nacionales con mayor actividad política dentro del mencionado partido pero también de Juntos por el Cambio.

¿Qué va a hacer el radicalismo?

¿Y la Unión Cívica Radical? La tradición de competir dentro del partido es histórica. Pero hay diferencias de sí es la forma. El titular del partido, Gerardo Morales, ve con buenos ojos está idea de ir a una interna previa a las PASO para neutralizar a uno de sus principales competidores, el diputado nacional Facundo Manes. Algo similar piensa Alfredo Cornejo, exgobernador de Mendoza con aspiraciones presidenciales.

Los dos creen que el aparato partidario puede llegar a contrarrestar la popularidad que tiene Manes. Ninguno de los dos quiere hablar públicamente de esto. Menos, el propio Manes que no para ni un segundo de su gira presidencial por varias provincias. En su equipo directamente dicen desconocer toda esta situación.

Cornejo, por su parte, sí lo toma como una opción válida. El razonamiento que expresó hace meses. Pero todo lo que sucederá queda supeditado a las definiciones que deje a fines de mayo la Convención Nacional del radicalismo.

s