Elecciones 2021

López Murphy vs. Milei: qué son y cómo funcionan los "candidatos espejo" que usa Horacio Rodríguez Larreta para licuar a las "terceras opciones"

La particular estrategia que aplica Larreta para sacarles votos a los candidatos que amenazan a su espacio. La experiencia de Lousteau y Graciela Ocaña.
Pablo Winokur
por Pablo Winokur |
López Murphy y Javier Milei

López Murphy y Javier Milei, en espejo.

Horacio Rodríguez Larreta y el PRO en la Ciudad de Buenos Aires necesitan para hacerse fuertes confrontar con el kirchnerismo, que tiene altos índices de rechazo en el distrito: muchos votantes preferirán elegir a cualquiera (en este caso al PRO) con tal de que no ganen “los K”. Para lograr ese objetivo, el PRO necesita licuar cualquier tercera opción que pueda surgir en el menú electoral.

Una estrategia que usó el PRO –especialmente en elecciones legislativas- para anular a las alternativas por fuera de la grieta fue la del “candidato espejo”. ¿Qué sería eso? Encontrar una figura muy parecida a este “tercer candidato” y ayudarlo en su candidatura para que robe votos en el mismo segmento.

En concreto. Hoy, el tercer lugar en la Ciudad de Buenos Aires es del liberal Javier Milei. Puede sacar unos 12 puntos, según algunas encuestas. Su votante es fuertemente antikirchnerista, pero no le gusta el PRO. ¿Cómo se le pueden robar algunos puntos?

Se busca un candidato de perfil similar al de Milei. Un economista, liberal, que hable en contra del Estado, ya conocido, de mucha presencia mediática... ¡Ricardo López Murphy! Hacía años que coqueteaba con sumarse a Juntos por el Cambio. En las PASO, una parte del electorado que quizás votaría a Milei puede ver con buenos ojos a López Murphy. Al final del camino, los votos del "Bulldog" serán de todo Juntos por el Cambio.

lopez murphy-2.jpg
Ricardo López Murphy, junto a sus candidatos: Roberto García Moritán, el marido de la modelo Carolina "Pampita" Ardohain; la científica Sandra Pitta; Yamil Santoro y el especialista aerocomercial Franco Rinaldi.

Ricardo López Murphy, junto a sus candidatos: Roberto García Moritán, el marido de la modelo Carolina "Pampita" Ardohain; la científica Sandra Pitta; Yamil Santoro y el especialista aerocomercial Franco Rinaldi.

Antes, con Martín Lousteau

Esta estrategia ya la usó Horacio Rodríguez Larreta en dos oportunidades. La más importante fue en 2017. Martín Lousteau no era parte de Cambiemos y se presentó como candidato a diputado por Evolución, compitiendo contra Elisa Carrió, que era la candidata de Larreta.

Antes, en 2015, Horacio Rodríguez Larreta le había ganado el balotaje por la jefatura de gobierno en 2015 a Lousteau por apenas tres puntos. Claramente, llegando a la instancia de segunda vuelta, Lousteau era un candidato peligroso al que no se podía dejar seguir avanzando en 2017.

Por eso, ese año Larreta le buscó a Lousteau un candidato espejo: tenía que ser un economista, joven, progre, de mucha presencia mediática, didáctico… ¡Matías Tombolini!, que justamente militaba en las filas de Sergio Massa, amigo de Larreta; todavía faltaba mucho para la alianza de Massa y el kirchnerismo.

Tombolini fue candidato, sacó 4 puntos en las PASO y 5 en la general. Lousteau -que venía de 48% en 2015- sacó 13% en las PASO y 12% en la general. ¿Qué pasó luego? A principio de 2018, Larreta nombró a Matías Tombolini a cargo del Consejo Económico y Social (CEyS) de la Ciudad, un cargo que hasta noviembre de 2017 era de un hombre de Lousteau. Un tiempo después, Lousteau acordó con Larreta.

Antes, Elisa Carrió

La estrategia del candidato espejo también tuvo su versión en 2013. En esas elecciones legislativas todavía no existía Cambiemos. El PRO iba por un lado y el resto de la oposición iba por otro. Conformaron el frente Unen, que incluía al radicalismo, la Coalición Cívica, socialistas y Proyecto Sur de Pino Solanas. Aparte, obviamente, el kirchnerismo.

El PRO necesitaba fortalecer su presencia en la Legislatura porteña para poder gestionar los años siguientes. Sabía que no podía convencer de nada a los votantes kirchneristas. Pero quizás podía robarle candidatos a UNEN en la categoría de legisladores porteños: esa lista la encabezaba Gustavo Vera -un hombre con el que difícilmente se pudiera llegar a acuerdos-, aunque el emblema era Elisa Carrió, que encabezaba la boleta de diputados nacionales.

¿Cómo se podía recuperar algunos votos? Había que buscarle un candidato espejo a Elisa Carrió. ¿Qué buscan los votantes en ella? Transparencia, lucha contra las mafias, una voz que no tiene miedo, que no se calla nada… Y así encontraron a ¡Graciela Ocaña!, que encabezó la lista de legisladores de Confianza Pública.

La lista de Unen en diputados (con Carrió encabezando) sacó 32 puntos; la de Unen en Legislatura porteña 24 puntos (es decir, 8 menos). Graciela Ocaña que no llevaba candidato a diputados sacó 6 puntos y metió dos legisladores, más permeables a negociar con el PRO.

Ahora, la estrategia se replica (con matices) con López Murphy. Un candidato que juega por adentro de Juntos por el Cambio, pero que le roba votos a Milei y José Luis Espert.

Recordatorio: en 2021 vencen su mandato los diputados que asumieron en 2017 tras la elección en la que compitieron Carrió y Lousteau. Entre los dos sacaron 63 puntos y 10 diputados, de los 13 que se disputaban.

Ahora que están todos juntos, difícilmente puedan lograr esa marca de nuevo y Juntos por el Cambio va a perder diputados por la Ciudad de Buenos Aires. Por eso la estrategia del espejo: la idea es perder lo menos posible.

s