Juntos por el Cambio

Macri amagó con presentarse en 2023 y profundizó las internas con Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich y la UCR

En una reunión de la Fundación Pensar, el ex presidente advirtió que todos los candidatos deberán competir en las PASO. ¿Cuáles son los escenarios de la batalla interna que se dirimen en Juntos por el Cambio?
Mariano Obarrio
por Mariano Obarrio |
Habló Macri y arde la interna en Juntos por el Cambio

Habló Macri y arde la interna en Juntos por el Cambio

El triunfo de Juntos por el Cambio en las elecciones del 14 de noviembre último enardeció las peleas internas en el frente opositor. El ex presidente Mauricio Macri marcó la cancha en las últimas horas y les envió un mensaje de que no se retiró de la política al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y al resto de los posibles candidatos presidenciales para 2023 y a todos los partidos de la coalición.

Según pudo saber A24.com, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, también tomó nota. “El clima está muy denso en el PRO”, dijo un importante operador. La competencia presidencial se lanzó antes de lo conveniente y pese a haber ganado las elecciones no se plantearon propuestas de salida a la crisis que sufre la gente. Las internas dominan el paisaje.

Más allá de la caída de su imagen en las encuestas, el ex presidente tiene poder económico para encarar las campañas que conducen a la Presidencia de la Nación. Lo puede usar para él mismo o para otro candidato o candidata. Y todos lo saben.

En una reunión de la reflotada Fundación Pensar Macri avisó este jueves que en 2023 “todos deberán competir en las PASO” por las candidaturas presidencial y a cargos ejecutivos y legislativos. No habrá bendecidos, deslizó. Dejó flotando la idea de que se ve a sí mismo como posible precandidato. Se empoderó como jefe de los "halcones".

Macri, el ahora jefe de los "halcones"

También dejó otro mensaje duro: en el próximo mandato no habrá margen para gradualismos económicos. Las reformas deberán ser drásticas y rápidas. Señaló que el gobierno de Alberto Fernández dejará tan mal el país que la sociedad le dará poder al futuro gobierno para políticas de shock. El futuro Presidente no debe cometer los errores que él mismo cometió de buscar un proceso gradual.

Según pudo saber A24.com, Macri y Rodriguez Larreta discrepan en los caminos. El ex presidente considera que hay que sumar a los liberales Javier Milei y José Luis Espert. El jefe de gobierno porteño no quiere a Milei. Imagina una alianza de un 70% del arco político que incluya a dirigentes peronistas no kirchneristas –sin mencionar nombres- y a radicales.

Los radicales y la Coalición Civica de Elisa Carrió no aceptan ni a Milei ni a Espert. Y menos a los peronistas. Tampoco éstos terminan de digerir al Peronismo Republicano de Miguel Pichetto.

Macri quiere que el PRO sea un partido conservador liberal y sospecha que Rodríguez Larreta, tal como lo hizo Macri, aplique en la Nación un programa socialdemócrata sin convencimiento de avanzar contra el peso del Estado. En otras palabras, Macri teme que Rodríguez Larreta sea el Macri de 2015 que estuvo asesorado por su ex jefe de gabinete Marcos Peña y por el consultor Jaime Duran Barba. El "halcón" Macri era "paloma" como hoy lo es Rodriguez Larreta.

El triunfo envalentonó a todos en Juntos por el Cambio

Cada uno en el frente opositor se considera a sí mismo como artífice del éxito electoral. Pero paradójicamente, Juntos por el Cambio no pudo capitalizar del todo el triunfo 42% a 33,5% porque se consumió en una guerra de guerrillas de todos contra todos. "En lugar de presentar un plan al país para salir de la crisis y acordar con el FMI, nos pusimos a discutir de quién era el triunfo, si de Horacio o de Patricia. El 2023 le ganó al 2021", dicen en el PRO.

Rodríguez Larreta profundizó sus alianzas con los radicales porteños conducidos por el invisible y siempre influyente Enrique “Coti” Nosiglia. Patricia Bullrich quiere lanzar su candidatura presidencial pero no tendría espacio si Macri se postula para competir. No podría ir contra su propio jefe político.

La presidenta del PRO intentó imponer a su delfín Gerardo Milman como jefe del bloque de diputados, pero no tuvo eco en la bancada y seguirá Cristian Ritondo, que responde a la ex gobernadora y diputada electa María Eugenia Vidal.

En la UCR, el senador Martín Lousteau propuso a Emiliano Yacobitti como reemplazante de Mario Negri como jefe del bloque de diputados radicales. Negri perdió las PASO en Córdoba contra Luis Juez y Rodrigo De Loredo. El diputado electo Martín Tetaz propuso sustituir a Negri por Facundo Manes o De Loredo.

Ni Yacobitti, ni Manes ni De Loredo tienen la experiencia parlamentaria de Negri. El bloque se inclinará mayoritariamente por Negri, según pudo saber A24.com. Los radicales se regocijan en el internismo.

La batalla por el comité nacional de la UCR, para Morales

Todavía deben dirimir la presidencia del comité nacional de la UCR, hoy en manos del senador electo Alfredo Cornejo. Se elegiría el 17 de diciembre. Lousteau es candidato del ala nosiglista. El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, representa al sector del radicalismo tradicional y tendría los votos para ganar.

Esta contienda no es menor. Comenzará a definir qué sector mantiene el poder para presentar un candidato presidencial con miras a 2023: Lousteau o Cornejo se perfilan por un sector; Morales o Manes velan sus armas en el otro.

Como Alberto Fernández, Macri pidió ir a las PASO en 2023

El mensaje de Macri en la Fundación Pensar fue elocuente. “Está bueno que muchos curas quieran ser papas, pero sepan que van a tener que competir”, dijo. Pidió primarias en Juntos por el Cambio como lo había hecho el presidente Alberto Fernández para el Frente de Todos una semana antes en la Plaza de Mayo.

Curiosidades de la política: a principios de año, todos discutían una ley para anular las PASO porque eran costosas o peligrosas en pandemia. Pero en 2015 Macri fue elegido presidente gracias a ellas y este año Juntos por el Cambio sumó aliados merced a esa competencia. Ahora todos quieren las PASO.

No hay lugar para el gradualismo, dice el ex presidente

“No hay más lugar para el gradualismo”, dijo Macri en un mensaje hacia Rodríguez Larreta. Macri es hoy el jefe de los “halcones” y teme que las “palomas” cometan el mismo error que cometió el cuando era “paloma”. La reunión de la Fundación Pensar era cerrada y fue presidida por y el ex funcionario porteño Franco Moccia. “Está muy denso el clima en el PRO”, definió un operador del partido.

“El problema es que no hay conducción. Hay muchos liderazgos y ninguno terminó de imponerse: Horacio, Mauricio, Patricia…”, dijo. “Patricia y Milman apostaron fuerte para sacarlo a Ritondo del bloque y no pudieron. Buscaron negociar espacios. Pero lo que genera de adhesiones en la gente Patricia no lo genera hacia el interior del PRO”, dijo un observador.

El larretismo le recrimina a Bullrich haber intentado sacar provecho del triunfo en las provincias del interior y relativizar el triunfo por menos del 50% de Vidal y Diego Santilli en la Ciudad y en la provincia de Buenos Aires. “No era la manera ni el momento”, dicen en los campamentos larretistas.

Monzó abre un bloque aparte y debilita al PRO

Como parte del paisaje de fragmentación, Emilio Monzó, otrora larretista, enfrentado a Macri y de origen peronista, armará un bloque propio con Margarita Stolbizer como jefa del bloque y Sebastián García de Luca, entre otros.

Dicen los que se enojan con Monzó que lo hace para debilitar en número al bloque del PRO de Ritondo y para sentarse en la mesa de presidentes de bloque. Y sospechan que desde allí buscará negociar sus cuatro votos con viejos amigos como el presidente de la Cámara, Sergio Massa, Florencio Randazzo, que presidirá otro bloque, los lavagnistas Alejandro “Topo” Rodríguez y Graciela Camaño, y Rogelio Frigerio, que quedará en la bancada de PRO.

En privado Monzó desliza que “nadie lo llamó” antes de armar las listas de candidatos: ni Rodríguez Larreta, ni Bullrich, ni Macri y que por eso integró la lista con Manes.

Vidal compite con Lousteau por la alianza con Larreta

La propia Vidal dijo en reuniones reservadas, tras el triunfo del 14 de noviembre, que ella tiene un perfil propio y no siempre coincide con Rodríguez Larreta. Su futuro no está claro: quería ser candidata presidencial y ahora podría competir contra Lousteau por la Ciudad. El dato es que Lousteau es hoy el mejor aliado de Larreta.

La dupla Lousteau-Nosiglia han colocado decenas de funcionarios en la Ciudad, controlan licitaciones y cargos. Juan Nosiglia, hijo del “Coti”, podría ser secretario de Deportes. Hernán Rossi, otro nosiglista, podría ir a Ambiente.

También se confirmó que Jorge Macri será ministro de Gobierno. Fue un acuerdo que hizo para permitir que Santilli sea candidato a diputado en la provincia de Buenos Aires y candidato a gobernador en 2023. Con ese cargo, Macri podrá tener manejo de recursos y volver al municipio o la Ciudad en 2023.

Macri intentará hasta último momento no perder el poder

Ahora, Rodriguez Larreta buscará refugiarse en la Ciudad por varios meses para no hablar del proyecto nacional. ¿Macri quiere ser candidato presidencial en 2023? “Hasta último momento Macri intentará mostrarse competitivo para que no lo jubilen y no perder liderazgo: si se retira de cualquier aspiración, le perderían miedo, respeto y no lo llamaría nadie”, dijo un funcionario del PRO.

“Pese a que no está bien en las encuestas, tiene que mantener su liderazgo y llegado el caso, inclinarse por un candidato o una candidata. Bullrich tiene la secreta intención de que sea ella”, señalan en las inmediaciones del ex presidente. Macri cree que puede reconvertirse en 2023 pero hoy los números son esquivos.

Un vocero oficial de Macri dijo a A24.com: “No, no está pensando en más que mantener ordenada y unida la interna de Juntos por el Cambio”. Pero las peleas arden. Un dirigente de Bullrich afirmó: “Todavía no lo sabe. Está más preocupado por llevar al PRO a una posición comprometida con un cambio profundo. Ser Cambiemos y no ‘Sigamos’”.

Rodríguez Larreta cree en una alianza mayor para tener buena base de sustentación pero no especifica sus futuros aliados del peronismo no K. “No son nombres concretos. El cree en tener un consenso amplio para poder llevar adelante las grandes transformaciones que este país necesita. Sin una base grande de consenso vamos a seguir repitiendo los mismos errores de siempre”, dijo un larretista.

s