Casa Rosada

Milei desafía a los gobernadores a que aprueben la Ley Ómnibus si quieren un nuevo "pacto" de coparticipación federal

Milei condicionó el "Pacto de Mayo" que incluye un debate sobre la coparticipación federal, a que los gobernadores apoyen antes la Ley Ómnibus, con las reformas laboral y previsional en el Congreso. Excluyó al kirchnerismo de las negociaciones.

Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
Milei en el Congreso (Foto: Diputados)

Milei en el Congreso (Foto: Diputados)

En su primer discurso para inaugurar sesiones ordinarias del Congreso, el presidente Javier Milei ensayó un duro discurso contra el modelo estatista del kirchnerismo y apuntó contra "la casta política" y sindical. Según el presidente, "se oponen a las reformas" económicas libertarias "porque no quieren perder sus cajas de corrupción y privilegios". En cambio, pidió a los 24 gobernadores que dejen de lado sus ideologías y sean sus aliados en el llamado a "un pacto de unidad nacional" que llamó como "el pacto de mayo". Para sellar ese pacto, condicionó a que las provincias apoyen en el Congreso todas las reformas incluidas en la denominada "ley ómnibus".

La condición puesta por Milei a los gobernadores para "terminar con la confrontación" política por los fondos coparticipables y el llamado a discutir un nuevo "pacto fiscal" que los ayude a financiar sus arcas provinciales, -como había anticipado A24.com- figura en el mismo texto de invitación difundido por la Casa Rosada minutos después del discurso del viernes ante la Asamblea Legislativa.

Milei se mostró consolidando su estilo outsider, anunciando por un lado un paquete anticasta para confrontar con el kirchnerismo y los que defienden el modelo "populista" y "estatista" que vinculó al peronismo y "los jinetes del fracaso", "la pobreza" y "la corrupción"; y por el otro, convocó a firmar el "pacto el 25 de mayo en Córdoba" al resto de los políticos, sindicalistas y gobernadores que apoyen sus reformas que sintetizó en 10 puntos o políticas de estado.

El Gobierno montó un escenario en el recinto de Diputados en el cual Milei advirtió que, lejos de frenar, va a "acelerar" las reformas, "con o sin apoyo del Congreso" y los desafió a elegir entre un "camino de acuerdos o de confrontación".

Lo acompañó un coro de legisladores y militantes de la Libertad Avanza que desde las bancas y las tribunas acompañaban con cánticos a favor del presidente, y contra "la casta".

Javier Milei ante la Asamblea Legislativa. Foto presidencia.jpeg

Se vio a una oposición de izquierda y al kirchnerismo por primera vez en décadas, en casi total silencio, mientras las protestas afuera del Congreso se limitaron al MST y el Polo obrero y algunos caceroleros que fueron limitados por un fuerte operativo de seguridad que incluyó hasta a militares controlando drones.

Milei convocó para la semana próxima a los gobernadores de las 23 provincias y al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a un encuentro a firmar un pacto de diez puntos que contiene, entre otros reformas: el cambio de la Ley de Coparticipación Federal, la reducción del Gasto Público hasta el 25% del Producto Bruto Interno, y las reformas previsional y laboral.

Los recibirán la semana los ministros jefe de Gabinete, Nicolás Posse, de Interior, Guillermo Francos y de Economía, Luis Caputo para avanzar en el acuerdo que quiere rubricar el 25 de mayo en Córdoba.

Reformas laboral, jubilatoria y un nuevo pacto de coparticipación federal, entre los puntos del Pacto de Mayo que plantea Milei

la Cámara del Trabajo resolvió que la reforma laboral de Milei es inconstitucional.jpg

Con este pacto, Milei busca salir del atolladero judicial que lo dejaron los fallos de primera instancia que mantienen frenadas la reforma laboral que impulsó por DNU y la reforma previsional y de movilidad jubilatoria que frenó la oposición con la ley ómnibus en el Congreso.

Ambos temas figuran ahora entre las 10 políticas de Estado que Milei llamó a acordar con todos los políticos que dijo "no defiendan los privilegios de la casta" y le apoyen la ley ómnibus, que consideró "refundacionales".

Milei incluyó la reforma laboral, la reforma previsional y una nueva ley de coparticipación federal, como moneda de cambio con los gobernadores dialoguistas que le reclaman por los recortes de transferencias a las provincias.

Al cumplir 82 días en el poder, Milei habló por primera vez frente al Congreso, con la consigna de convocar al diálogo porque “la confrontación no es el camino que queremos” pero advirtió que "a los que quieren conflicto" les responderá con "conflicto" y puso la decisión en manos del resto de la dirigencia política.

Estado quebrado

Tal como había anticipado A24.com, Milei se refirió además al estado de situación “quebrado” del sistema previsional, que “en los últimos 10 años incorporó casi cuatro millones de beneficiarios sin aportes a través de moratorias que son una afrenta moral para aquellos que durante toda su vida cumplieron con su responsabilidad”.

En este marco, dijo que los jubilados son “víctimas” que continúan “atados a una fórmula que quisimos cambiar porque pulveriza sus ingresos” y anunció su plan de reformarlo.

El proyecto de reforma previsional, incluye la separación de los que se jubilaron por moratorias en sistema de subsidios, y la apertura de un regimen de jubilación privada para quienes prefieran salir del sistema público de reparto, lo que hizo recordar al sistema de las AFJP de la era de Carlos Menem en los años '90.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/OPRArgentina/status/1763742931213512718&partner=&hide_thread=false

Varios Gobernadores aceptaron el convite de Milei para "el pacto de mayo"

Fue el caso de dos de los gobernadores que más fuerte se cruzaron con el presidente Javier Milei y sus decisiones de recortarles las transferencias de fondos por transporte, educación y coparticipación federal, como son el cordobés Martín Llaryora y el chubutense, Ignacio Torres.

Torres, del PRO, considerado antes del enfrentamiento judicial por la retención de fondos por una deuda con nación, le respondió en la red social X invitando al presidente a la cumbre de provincias patagónicas el próximo 7 de marzo en Puerto Madryn, en la que se habían autoconvocado los mandatarios de provincias petroleras para definir una posición conjunta frente a la retención de fondos de la Coparticipación y el ajuste de la nación.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/NachoTorresCH/status/1763745309790716021&partner=&hide_thread=false

Por su parte, el cordobés y peronista no kirchnerista, Martín Llaryora, aceptó "la convocatoria de los acuerdos y consensos" porque dijo, "Argentina necesidad de una agenda de diálogo, no solo desde el arco político sino extendiendo el llamado a todos los sectores, a los productivos, y del trabajo" e invitó a Milei a "discutir un plan socioproductivo que saque al país adelante".

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/MartinLlaryora/status/1763753209774960840&partner=&hide_thread=false

Otro de los díscolos que la semana pasada habían adherido a las protestas de Chubut, fue el gobernador de Entre Ríos y dirigente del PRO, Rogelio Frigerio, quien respondió a la convocatoria de Milei diciendo al presidente "cuente conmigo para impulsar el Acuerdo de Mayo" y se expresó "de acuerdo en cada uno de los 10 puntos que planteó".

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/frigeriorogelio/status/1763741076593033545&partner=&hide_thread=false

De esta manera, varios gobernadores anticiparon el sí a los 10 puntos planteados por Milei que incluyen:

  • La inviolabilidad de la propiedad privada.
  • El equilibrio fiscal innegociable.
  • La reducción del gasto público a niveles históricos, en torno al 25% del Producto Bruto Interno.
  • Una reforma tributaria que reduzca la presión impositiva, simplifique la vida de los argentinos y promueva el comercio.
  • La rediscución de la coparticipación federal de impuestos para terminar para siempre con el modelo extorsivo actual.
  • Un compromiso de las provincias de avanzar en la explotación de los recursos naturales del país.
  • Una reforma laboral moderna que promueva el trabajo formal.
  • Una reforma previsional que le dé sustentabilidad al sistema, respete a quienes aportaron y permita, a quienes prefieran, suscribirse a un sistema privado de jubilación.
  • Una reforma política estructural que modifique el sistema actual y vuelva a alinear los intereses de los representantes y los representados.
  • La apertura al comercio internacional, de manera que la Argentina vuelva a ser una protagonista del mercado global.