Interna sindical

Pablo Moyano arma su alianza de gremios para disputar la conducción de la CGT (y busca sumar a los trabajadores informales)

Cerró un acuerdo con Sergio Sasia de la Unión Ferroviaria. La UTEP se constituye como gremio y se acerca al universo de la central obrera.
por Nicolás Poggi | 30 de abril de 2021 - 11:00
Pablo Moyano

Pablo Moyano, secretario adjunto de Camioneros. (Foto: captura de pantalla)

Mientras acumula conflictos con distintas empresas, Pablo Moyano teje su alianza sindical para disputar la conducción de la CGT a este año. Para eso se acercó a otro gremio de peso como la Unión Ferroviaria, con cuyo secretario general, Sergio Sasia, se reunió durante esta semana en el Sindicato de Camioneros para acercar posiciones. El objetivo del camionero es destronar de la cúpula de la central a los gremios “dialoguistas” que comanda Héctor Daer.

Los nucleamientos gremiales Sindicatos en Marcha para la Unidad Nacional (Semun) y el Frente Sindical para el Modelo Nacional (Fresimona) son las patas políticas de Sasia y Moyano, respectivamente, para unir fuerzas a fin de año, cuando se supone que la CGT convocará a elecciones para renovar sus mandatos.

"Hablaron del trabajo informal, el cuidado de la salud y los planes de cada organización para el trabajo digital", señalaron a A24.com desde uno de los gremios que participó del encuentro. Los sindicalistas agregaron que el "puente" entre ambos espacios fue el diputado Facundo Moyano.

Pablo Moyano quiere un recambio “generacional” en la CGT para que la central adquiera un perfil más combativo, a diferencia del estilo “dialoguista” que le imprimen Daer y sus compañeros de los gremios de servicios como la UOM, la UTA, Luz y Fuerza UPCN y Comercio, entre otros. “Esperamos que los que dirigen ahora tengan el grado de autocrítica para empezar a charlar para lo que se venga”, advirtió el camionero en las últimas horas a El Destape Radio.

Tanto Moyano como Sasia fueron dos de los referentes sindicales que rompieron con la CGT durante el macrismo, disconformes con el diálogo que la central mantenía con el gobierno de Cambiemos. Los siguió otro gremio de peso que abandonó el consejo directivo de la central: los mecánicos de SMATA, que siguen afuera desde entonces. Ahora, el moyanismo quiere unir todas las piezas para recuperar la unidad.

Como en muchos otros estamentos, los mandatos de la CGT están vencidos y fueron prorrogados por la pandemia. La central debió haber renovado su conducción en agosto del año pasado. Pablo Moyano y los “duros” esperan que el trámite no pase de fin de año.

La UTEP, adentro

No están solos. Para esta cruzada Moyano quiere sumar a los trabajadores de la economía informal enrolados en la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), que este viernes hará la presentación formal de sus estatutos para constituirse como sindicato. La organización, que nuclea a los trabajadores de la economía informal, será reconocida como un gremio a instancias del Estado nacional.

https://twitter.com/MovimientoEvita/status/1387875158480900097

Este jueves la UTEP presentó a sus autoridades en una asamblea constitutiva. El secretario general será Esteban “Gringo” Castro, del Movimiento Evita, y las secretarías adjuntas quedarán a cargo de Norma Morales, de Somos Barrios de Pie, y Dina Sánchez, del Frente Popular Darío Santillán. ¿Cuál es el próximo paso de este nuevo gremio? Incorporarse a la CGT, donde los "duros" de afuera son más receptivos que los "dialoguistas" de la conducción.

Como sea, la UTEP hará este viernes la presentación de su estatuto, su acta constitutiva y las afiliaciones correspondientes para empezar con la formalización del gremio ante el Ministerio de Trabajo.