Casa Rosada

Para "empoderar" a Guzmán ante el FMI, en la Rosada hablan de un "empate técnico" en la interna con Basualdo

El Presidente apoya las negociaciones de Guzmán con el FMI y en ese marco, llegó a un acuerdo con Cristina sobre cómo llevar adelante el aumento gradual de tarifas.
por Stella Gárnica |
Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner

Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner, en otra tregua de la interna por las negociaciones con el FMI y las tarifas. (Foto: Archivo)

Un día después de la famosa foto de unidad que mostró al presidente Alberto Fernández rodeado por Cristina Kirchner y Sergio Massa -las tres patas de la alianza de Gobierno- la discusión entre la Casa Rosada con el kirchnerismo por los aumentos de tarifas y las dudas sobre la continuidad del ministro de Economía, Martín Guzmán, quedaron "empatadas". Eso quiere decir, que ambos sectores -Alberto y Cristina- cedieron algunas cosas, admitieron fuentes de Balcarce 50 a A24.com

Empate técnico. Así definen en los pasillos de la Casa Rosada la situación, que quedó congelada -al menos por una semana- de la dura interna entre el ministro Guzmán y el subsecretario de Energía, Federico Basualdo, quien responde al kirchnerismo y se oponía al aumento de tarifas del 30% que diseñó el ministro en el Presupuesto nacional 2021, base de las negociaciones para reestructurar la deuda de 44.000 millones de pesos con el FMI.

Pero ante la situación de debilidad en que había quedado el ministro de Economía, desde lo más alto del poder, sellaron en las últimas horas, una nueva tregua, con las expectativas puestas en avanzar en un acuerdo con el FMI.

Fuentes de la Rosada confirmaron a A24.com que finalmente, este año "habrá dos aumentos" de tarifas de servicios públicos, el primero ya anunciado del 9 % para mayo, y el segundo, como quería Guzmán, de alrededor del 15 % quedará para después de las elecciones legislativas, cuya fecha deberá definir el Presidente el próximo lunes 10, cuando venza el plazo para la firma del decreto de convocatoria.

Por ley electoral, los comicios primarios deberían ser en agosto y las generales en octubre, pero el oficialismo intenta convencer a la oposición de la necesidad de postergarlas al menos un mes para ganar tiempo al plan de vacunación por la pandemia.

Alberto y Guzmán llevarán ese empate técnico con el ala dura del kirchnerismo a la gira por Europa que comenzará entre el lunes 10 toda la semana próxima por España, Portugal, Francia e Italia, que incluirá reuniones bilaterales con los presidentes de esos países, y culminará el viernes 14 con una audiencia del Presidente con el Papa Francisco y un encuentro de Guzmán con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, similar al del año pasado.

El FMI ratificó que su negociador es Guzmán y evita hablar de la interna K

El vocero del FMI, Gerry Rice, confirmó este jueves que Georgieva coincidirá la semana que viene con Guzmán en un seminario sobre deuda organizado por el Vaticano, aunque no confirmó si tendrá una reunión con Alberto Fernández.

En una conferencia de prensa, el vocero del organismo evitó opinar sobre las diferencias entre Guzmán y Basualdo por el ajuste de tarifas. Sin embargo, Rice confirmó que Guzmán sigue siendo el representante del Gobierno argentino en las negociaciones por un acuerdo para reestructurar la deuda.

La semana pasada el FMI anunció la renuncia del director del Departamento del Hemisferio Occidental Alejandro Werner, que había participado del acuerdo por el préstamo de 52.000 millones que otorgó el Fondo en 2018 al gobierno de Mauricio Macri. Semanas atrás había advertido sobre un retraso en las negociaciones con el gobierno de Alberto Fernández por "diferencias significativas de opinión dentro de la alianza política” del Frente de Todos.

Rice dijo este jueves que “el staff continúa trabajando de forma constructiva para encontrar un acuerdo que ayude a la Argentina y a los argentinos a superar las dificultades de la pandemia" y agregó: "Estamos comprometidos en encontrar políticas que lleven a un crecimiento inclusivo liderado por el sector privado y que proteja a la población vulnerable”.

A casi una semana del intento de despido del subsecretario de Energía Federico Basualdo, que finalmente quedó en suspenso, Guzmán se refugió esta semana en su agenda local que incluyó reuniones con funcionarios, la supervisión de los últimos números de la recaudación (una variable fiscal decisiva para este año), la última licitación de deuda en pesos.

El miércoles encabezó el encuentro del gabinete económico semanal en que se decidió ampliar la asistencia a empresas de sectores críticos por la pandemia.

Alberto llevará así a Guzmán la semana próxima a retomar la agenda internacional para conseguir apoyos de gobiernos europeos en plena negociación con el FMI y en un momento clave para reprogramar el vencimiento de USD 2.400 millones con el Club de París, previsto para el 28 de mayo.

Se habló de