Congreso

Pfizer tenía 13 millones de vacunas para la Argentina, pero no habrá ninguna si no se cambia la ley

Un responsable de Pfizer explicó qué condiciones se necesitan para que el país pueda empezar a recibir la vacuna.
por Pablo Winokur |
El representante de Pfizer en la Argentina expuso en diputados.

El representante de Pfizer en la Argentina expuso en diputados.

La ley no es compatible con las condiciones contractuales que pretende Pfizer. La Argentina podría haber tenido un millón de vacunas en diciembre de 2020. El contrato total era por más de 13 millones de vacunas y hay disponibles para entregar ahora. Siguen conversando. No hubo coimas, ni intermediarios ni pedidos de recursos naturales. Esos fueron los 4 mensajes que Pfizer le entregó a los diputados en un plenario de comisiones.

La pregunta final de Sergio Massa da una pista de cómo puede seguir la negociación por la vacuna de Pfizer. El Presidente de la Cámara de Diptuados preguntó si el laboratorio exigía un cambio en la legislación para poder avanzar con el contrato por la vacuna estrella en el mundo. “Hoy la ley no es compatible con algunos aspectos contractuales que está proponiendo Pfizer”, respondió el gerente general del laboratorio Pfizer en Argentina, Nicolás Vaquer.

Las diferencias con Pfizer

La exposición del hombre de Pfizer fue categórica en algunos aspectos, aunque dejó dudas en otros. Según Vaquer hay dos aspectos donde la ley actual no es compatible con lo que pide Pfizer: la indeminidad y las protecciones. Son dos condiciones que esta compañía incluyó e incluye en todos los contratos. Hasta acá lo que se sabía. “No puedo entrar en detalles de esto”, aclaró a los diputados. No es abogado, dijo. No queda claro por qué la empresa no mandó a alguien que pudiera exponer sobre ese detalle.

Eso sí, avisó que en “ningún momento hubo pedidos de pagos desmedidos ni intermediarios” por parte del Gobierno argentino. Y aclaró también que tampoco Pfizer pidió recursos naturales. Vamos con el textual: “Pfizer no tiene ningun interés en intervenir en los bienes del Estado. Esto incluye los recursos naturales, reservas del Banco Central, activos militares, estratégicos o culturales”.

Vaquer descartó así que lo que se le pedía a la Argentina haya sido algo excepcional o desmedido: “Estas cláusulas son consistentes en todo el mundo, incluyendo los 116 países en que firmamos acuerdos y estamos entregando vacunas”.

¿Descartó un acuerdo a futuro? No. Pero tampoco pudo ofrecer más precisiones: “Estamos dispuesto y trabajando en este momento para allanar un potencial acuerdo. Estamos en conversaciones con el Ministerio de Salud y la Secretaría Legal y Técnica”.

¿Cómo era el contrato que se proponía?

Según relató Vaquer en Diputados. El cronograma de negociaciones fue así:

  • 25 de julio de 2020. Pfizer inició conferencias con el ministerio de Salud contando detalles de la vacuna y sus especificidades logísticas logísticas

  • 27 de julio de 2020. Se mandó una propuesta por escrito al ministerio. Todavía la vacuna no había sido desarrollada y estaba en etapa experimental.

  • En ese acuerdo se ofrecía entregar al país 13.2 millones de vacunas a ser entregadas a partir de diciembre de 2020.
  • El 1° de octubre se hizo una segunda oferta. Ahí se detalló que se podía entregar un millón en diciembre de 2020; 2 millones primer trimeestre; 5 millones en segundo trimestre y el resto en el cuarto trimestre.

  • El 6 de noviembre se publicó la ley de vacunas en el Boletín Oficial. El hombre de Pfizer dijo que la empresa no participó en la negociación de la ley.
  • “Entendemos que la Argentina estaba negociando volumen con varios productores. Nos pidió acelerar las entregas. Pero nos mostró interés en vacunas que pudieran ser entregadas antes de marzo 2021”, explicó Vaquer.

“Estuvimos en conversaciones con el gobierno desde junio de 2020. Esta última mesa técnica en que estamos conversando en ideas concretas tomó velocidad en abril de este año”, aclaró Vaquer. No obstante al final fue categórico: si no se cambia la ley, no habrá Pfizer en la Argentina. ¿Hay margen político para cambiarla?

Se habló de