Quirós y Ritondo se polarizan

Preocupados por "Patricia", los moderados de Juntos por el Cambio se meten en la lucha en el barro

El sector que responde a Horacio Rodríguez Larreta tensa la cuerda con el Gobierno nacional. La amenza de la ex ministra de Seguridad
por Pablo Winokur | 09 de mar de 2021 - 13:19
Preocupados por Patricia, los moderados de Juntos por el Cambio se meten en la lucha en el barro

Fernán Quirós salió a denunciar un reparto desigual de la vacuna: dijo que la Ciudad de Buenos Aires tiene más médicos que otros distritos y que por lo tanto le corresponderían más dosis para poder inmunizar al personal de salud y avanzar con otros grupos. En definitiva, estaba justificando por qué no empezó con la vacunación a los docentes, enrolados en su mayoría en sindicatos opositores a la gestión de Larreta.

“Estaba hablando más como candidato a diputado que como ministro de salud”, lo criticó una voz autorizada del peronismo que sigue de cerca el proceso de vacunación. “Si vamos a inventar criterios, yo te podría decir que en las provincias del norte, con sistemas de salud más endebles, deberíamos tener prioridad porque ante pocos casos estalla todo”, argumentó.

Entre los ministros de salud de las provincias hay bronca con Quirós. Dicen que los planteos los tendría que haber hecho oportunamente en el Consejo Federal de Salud, la mesa en la que están sentados los responsables sanitarios de todas las provincias; en cambio –denuncian- “prefirió hacer las críticas a través de los medios”.

Desde lo técnico, la crítica es que Ciudad planteó una “secuencialidad” de las prioridades de vacunación. Es decir, que si estaba primero en la escalera el personal de salud no se debería vacunar a otros grupos hasta que no esté terminado ese grupo. El diputado y presidente de la Comisión de Salud Pablo Yendlin (PJ – Tucumán) sostiene que ese esquema habla de “escalones”. “No implica que tengas que vacunar hasta el último enfermero para vacunar a los mayores, ni que tengas que vacunar al administrativo de una prepaga antes de empezar con un docente”, sostuvo. “Puede ir en contra de la efectividad del plan”, agregó.

El kirchnerismo en la Ciudad de Buenos Aires fue aún más crítico. El titular del gremio docente UTE y dirigente del Frente de Todos, Eduardo López emitió una batería de tweets criticando la política de vacunación de Larreta: “Mayores de 80 años haciendo largas colas hoy bajo el sol en la Rural. Muchos todavía sin turno. Afiliados al “Italiano”(prepaga donde trabaja Quirós) mayores de 80 vacunados hace rato, sin colas ni faltante y con vacunas del Estado nacional. Vacunación clasista”, escribió.

Días más tarde difundió otra encuesta en que mostraba que el 86% de la gente en la Ciudad pedia vacunar a los docentes en forma prioritaria. “Ya no están vacunando personal de salud. La discusión que se está dando es política”, explica un dirigente de ese espacio.

Todo se complicó más cuando aparecieron las colas de vacunación en el Luna Park. Desde el Gobierno nacional salieron a filtrar que ellos le habían advertido a Quirós que tenía que descentralizar el proceso y que el gobierno porteño insistió en mantenerlo en grandes centros. Cerca de Vizzotti difundieron una charla con Quirós en que Nación se puso a disposición para "colaborar con la organización y logística del plan de vacunación a adultos mayores en la ciudad de Buenos Aires". Según informaron, Quirós se comprometió a que mañana se dupliquen las bocas de vacunación para los adultos mayores.

Por otro lado, la titular del Pami, Luana Volnovich, difundió que le había ofrecido la semana pasada 10 centros de vacunación a la Ciudad para vacunar a los afiliados al PAMI. Dijo que hasta ahora no hubo respuesta.

Sectores moderados del peronismo salieron a pedir que no se politice la campaña de vacunación. “No es lo mismo la discusión por el reparto de la coparticipación que las vacunas”, dicen.

¿Por qué Quirós tuvo que subirse al ring? Horacio Rodríguez Larreta lo quiere como su candidato a diputado nacional, a partir de su excelente imagen positiva. Pero las últimas encuestas muestran que en caso de ir a una interna contra Patricia Bullrich (del ala dura de la oposición), el ministro perdería. Para llegar a su público tiene que levantar el perfil combativo.

Otro “moderado” que se endurece

Cristian Ritondo suele ser una de las voces duras de la oposición en público, pero es del ala dialoguista en privado. Amigo personal de Sergio Massa, Ritondo es uno de los articuladores entre oficialismo y oposición, y responde al liderazgo de Larreta y Vidal. Ambos, las “palomas de Juntos por el Cambio”.

Este martes sorprendió con un tweet. “El 28% de los delitos en la Ciudad son cometidos por extranjeros. Con la derogación del decreto que expulsaba a estos delincuentes se da espacio nuevamente a la inseguridad”, escribió. Viene a cuenta de la derogación del decreto de Macri que permitía prohibir la entrada o expulsar a extranjeros con antecedentes penales.

No quedó claro de dónde salieron los datos, aunque parecen un poco elevados. Cerca de Ritondo dijeron que se lo pasaron de Seguridad de la Ciudad. En ese ministerio relativizaron el número. Culpar extranjeros por la inseguridad es algo que paga bien entre cierto sector de votantes de Juntos por el Cambio. Y otra vez, hay que restarle fuerza a Patricia Bullrich; su crecimiento en las encuestas preocupa a los moderados.