Segunda ola

Quirós, en contra de la ley de emergencia Covid: "La estrategia debe ser ciudad por ciudad"

El ministro de Salud porteño consideró que las medidas sanitarias necesarias dependen de cada distrito y defendió otra vez las clases presenciales en CABA.
Las medidas deben apuntar a los mecanismos de contagio que están ocurriendo. En la Ciudad son los encuentros sociales

"Las medidas deben apuntar a los mecanismos de contagio que están ocurriendo. En la Ciudad son los encuentros sociales, familiares y laborales en lugares cerrados", manifestó Quirós (Foto: captura de pantalla).

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, brindó este martes su habitual reporte sanitario y deslizó su opinión sobre el proyecto de ley que el gobierno de Alberto Fernández envió al Congreso para ampliar su poder a la hora de dictar restricciones sanitarias. Consideró que las medidas deben adoptarse "ciudad por ciudad" y no en Argentina en su conjunto, y que las decisiones necesarias en el territorio porteño son distintas a las del conurbano bonaerense.

"Los datos de la epidemia se evalúan ciudad por ciudad. Mirando los datos de la Argentina en su conjunto difícilmente se pueda entender lo que pasa en una ciudad de la Argentina. Los modelos que generan contagio también son diferentes. Las medidas deben apuntar a los mecanismos de contagio que están ocurriendo. En la Ciudad son los encuentros sociales, familiares y laborales en lugares cerrados. Por eso me niego a comparar con otros países. Por eso acompañamos al Presidente en la reducción de la nocturnidad", indicó el funcionario porteño.

En la conferencia de prensa, Quirós defendió una vez más la continuidad de las clases presenciales en CABA. "Creemos que toda medida de gobierno genera un daño y debemos adaptarla a los mecanismos principales de contagio. Para nosotros la escuela no lo es y por eso adaptamos la escolaridad en el secundario, porque son los que más circulan y usan el transporte público. Nosotros documentamos el mecanismo y lo mostramos a la ciudadanía. En ese camino siempre vamos a seguir escuchando al otro", precisó.

Sobre la situación sanitaria en la Ciudad, el ministro manifestó que "después de tres semanas de altísimos casos, luego de Semana Santa, tenemos dos semanas de descenso", pero que todavía hay que reducir el piso de contagios, porque el promedio diario de 2.000 casos "no es suficiente" para liberar el sistema sanitario.