Refugiado en Olivos, el fin de semana Macri decide el nuevo ajuste y apuesta todo al acuerdo con el FMI
Layer 1
CasaRosada

Refugiado en Olivos, el fin de semana Macri decide el nuevo ajuste y apuesta todo al acuerdo con el FMI

Tras otra jornada frenética, cargada de rumores de cambios de gabinete y estricto hermetismo, el presidente Mauricio Macri se refugió desde este viernes y continuará todo el fin de semana con maratónicas reuniones en la residencia de Olivos. Ahí definía las nuevas medidas de ajuste que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunciará el lunes antes de presentarlas en Washington para negociar un nuevo rescate del FMI.

“Claramente no es algo que estemos empujando o controlando”, admitió una fuente de la Casa Rosada al ser consultada por A24.com sobre la nueva estampida del dólar y la consecuente devaluación

En el Gobierno aclaran que todas las decisiones hoy dependen de Macri, quien también admitió que la crisis es producto de “errores propios” y de “la coyuntura internacional”.

En medio de esas autocríticas, Macri empezó a escuchar varias voces en las últimas reuniones en Olivos, aunque apuesta todas sus fichas al apoyo del FMI y de los Estados Unidos.

Estos apoyos tuvieron dos muestras este viernes: el nuevo comunicado del Fondo en apoyo al Gobierno argentino; y la confirmación del presidente norteamericano, Donald Trump, de que vendrá el 30 de noviembre a la Cumbre del G-20.

Aunque Macri desconfía de los acuerdos con el peronismo, el ala política del Gobierno encabezada por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, continúa con las conversaciones con las provincias en busca de apoyo político interno al ajuste que Macri prometió al FMI a cambio del adelantamiento de fondos para revertir la desconfianza internacional y descartar un default.

El martes, mientras Dujovne comenzará a negociar en persona las nuevas medidas económicas con el FMI, Frigerio convocó a la Casa Rosada a los ministros de Economía de 19 provincias opositoras para negociar que el Congreso apruebe el Presupuesto 2019.

La llamada Ley de Leyes podría contener otro fuerte ajuste en el Estado y el retorno a las retenciones al campo.

El Gobierno sabe que algunos sectores del peronismo no están dispuestos a pagar el costo político de un nuevo ajuste que, ante la suma de la inflación y la recesión, amenaza con poner en peligro la paz social.

En Casa Rosada admiten que están “negociando con todos”, y mencionan a “todos los gobernadores” como también a los legisladores y presidenciables Sergio Massa y Miguel Angel Pichetto.

Según trascendió, los gobernadores pondrían como condición a la Casa Rosada, que el oficialismo acepte un adelantamiento de las elecciones locales (legislativas y a gobernador) en distintas provincias. Varios caudillos del PJ buscarán mantener su poder territorial.

Maratón de reuniones en Olivos.

Macri continuará este fin de semana con la maratón de reuniones políticas y económicas en Olivos, donde además de recibir a funcionarios propios, escuchó a economistas. La ronda continuará con la gobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

En el entorno del jefe de Estado ya no son tan contundentes a la hora de desmentir un eventual pedido de renuncia al cuestionado jefe de Gabinete, Marcos Peña y a sus laderos, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui

“No veo cambios” insistió una fuente de la Casa Rosada consultada por A24.com en medio de los insistentes rumores de renuncia de Peña y de otros ministros, pero tampoco se animó a desmentirlos de manera contundente.

Otras fuentes directamente evitaron desmentir las renuncias. Señal de que, ante las presiones cada vez más fuertes, Macri las estaría analizando.