intrusos

"Los rompe-cuarentenas": el editorial de Jonatan Viale

Jonatan Viale
por Jonatan Viale |
Los rompe-cuarentenas: el editorial de Jonatan Viale

Durante su editorial en Realidad Aumentada, el periodista Jonatan Viale se refirió a la postura de algunos empresarios y referentes políticos durante el aislamiento social y analizó a "los rompe-cuarentenas".

"¿Para qué tanto esfuerzo? Hace 3 semanas que no vamos a trabajar, que los chicos no van a la escuela, que la pyme está cerrada, que el 70% de la economía está frenada, que no veo a mis padres, abuelos o nietos, sacrificando mi economía, alejado de mis afectos y lo peor es que, seguramente, faltan 3 semanas más". "¿Para qué tanto esfuerzo? Hace 3 semanas que no vamos a trabajar, que los chicos no van a la escuela, que la pyme está cerrada, que el 70% de la economía está frenada, que no veo a mis padres, abuelos o nietos, sacrificando mi economía, alejado de mis afectos y lo peor es que, seguramente, faltan 3 semanas más".

"Los rompe-cuarentena son muy peligrosos. Por el riesgo real de contagiar el virus y por el mensaje simbólico de que respetar la cuarentena es gratuito". "Los rompe-cuarentena son muy peligrosos. Por el riesgo real de contagiar el virus y por el mensaje simbólico de que respetar la cuarentena es gratuito".

"Cristóbal López, el rey del juego durante el kirchnerismo, procesado por evasión fiscal, tuvo una idea brillante. Estaba aburrido en su casa de Chubut, agarró su auto y se desplazó 90 Km hasta su establecimiento ganadero. Podía circular, tenía un permiso que le había hecho el Gobierno de Mariano Arcioni. Hay mensajes reales y mensajes simbólicos y obviamente es un mensaje horrible para la sociedad argentina. Lo mismo corre para Marcelo Tinelli. ¿Podía hacerse llevar una valija sanitaria en un vuelo humanitario? Seguramente encontró un hueco legal que se lo permitía. Es una cuestión simbólica que una persona inteligente como Tinelli se puede representar perfectamente. Ser y parecer". "Cristóbal López, el rey del juego durante el kirchnerismo, procesado por evasión fiscal, tuvo una idea brillante. Estaba aburrido en su casa de Chubut, agarró su auto y se desplazó 90 Km hasta su establecimiento ganadero. Podía circular, tenía un permiso que le había hecho el Gobierno de Mariano Arcioni. Hay mensajes reales y mensajes simbólicos y obviamente es un mensaje horrible para la sociedad argentina. Lo mismo corre para Marcelo Tinelli. ¿Podía hacerse llevar una valija sanitaria en un vuelo humanitario? Seguramente encontró un hueco legal que se lo permitía. Es una cuestión simbólica que una persona inteligente como Tinelli se puede representar perfectamente. Ser y parecer".

"Son momentos donde la sociedad argentina está pidiendo que no solo sus políticos sino también sus empresarios, sindicalistas, animadores de televisión, y periodistas seamos y parezcamos. Que respetemos la cuarentena y no nos caguemos en la gente. Entendamos que el esfuerzo y el sacrificio que significa esta cuarentena, que no parece tener un horizonte para los argentinos". "Son momentos donde la sociedad argentina está pidiendo que no solo sus políticos sino también sus empresarios, sindicalistas, animadores de televisión, y periodistas seamos y parezcamos. Que respetemos la cuarentena y no nos caguemos en la gente. Entendamos que el esfuerzo y el sacrificio que significa esta cuarentena, que no parece tener un horizonte para los argentinos".

"Creer que cerrar un país por un tiempo indefinido no tiene costos económicos, psicológicos o sociales es ingenuo. Creer que no cambiará el humor social es pecar de inocente. Tal vez, entonces, haya llegado el momento de empezar a planificar una salida ordenada. En Argentina, lamentablemente, todavía falta lo peor: el pico de contagios y muertes. Lo peor que le podemos decir a la gente es: 'El 26 de abril vemos'. Mucho menos a una sociedad que está atada con alfileres". "Creer que cerrar un país por un tiempo indefinido no tiene costos económicos, psicológicos o sociales es ingenuo. Creer que no cambiará el humor social es pecar de inocente. Tal vez, entonces, haya llegado el momento de empezar a planificar una salida ordenada. En Argentina, lamentablemente, todavía falta lo peor: el pico de contagios y muertes. Lo peor que le podemos decir a la gente es: 'El 26 de abril vemos'. Mucho menos a una sociedad que está atada con alfileres".

Mirá el editorial completo de Jonatan Viale:

 Embed      
s