Segunda ola

Sin clases presenciales: los padres firman petitorios y los gremios celebran la decisión

Ante el anuncio de la suspensión de la presencialidad, se organizó la junta de firmas en contra de la decisión. Los gremios, en cambio, se mostraron de acuerdo.
15 de abril de 2021 - 08:11
Una pantalla no me enseña; no todos los chicos tienen acceso a internet. No todos los chicos sostienen 40 minutos de clase por zoom

"Una pantalla no me enseña; no todos los chicos tienen acceso a internet. No todos los chicos sostienen 40 minutos de clase por zoom", indicó reclamo de Change (Foto: archivo).

El anuncio de la suspensión de las clases presenciales a manos de Alberto Fernández generó el enojo de la mayoría de los padres del AMBA. La noticia cayó como un balde de agua fría: el ministro de Educación, Nicolás Trotta, había dicho toda la semana lo contrario. Ante el cambio de rumbo se lanzó una petición en Change.org: "No al cierre de clases año 2021" y La Red de Familias y Padres Organizados por la Educación también solicitó, mediante un petitorio, que no se modifique la presencialidad.

Embed

"¿Otro año sin clases? Otro año sin sonrisas, sin aprendizajes, con chicos deprimidos, con las aulas vacías. Una pantalla no suplanta al polvo de la tiza, a la felicidad de la campana del recreo, a los cuentos de la seño. Una pantalla no me enseña; no todos los chicos tienen acceso a internet. No todos los chicos sostienen 40 minutos de clase por zoom. La educación virtual no es para todos. Los colegios NO son foco de contagio, pero la falta de la educación es FOCO de ignorancia!!! NO a las escuelas cerradas, SÍ al derecho a la EDUCACIÓN", plantea el reclamo de Change que ya sumó más de 180.000 firmas.

En paralelo, "La Red de Familias y Padres Organizados" también lanzó una campaña de recolección de firmas porque "resulta injustificable que la escuela no esté disponible para recibir a los millones de niños, niñas y adolescentes que la necesitan. En el camino de largos meses de virtualidad quedaron rezagados más de un millón y medio de alumnos, cuyos datos de recuperación aún se desconocen".

Mientras tanto, del otro lado del conflicto, algunos gremios docentes festejaron la decisión adoptada por el presidente Alberto Fernández. Jorge Adaro, secretario general adjunto de la Asociación de Docentes de Enseñanza Media y Superior, manifestó en Radio Metro: "Nosotros vemos bien las medidas de ayer; de hecho habíamos determinado una medida de fuerza con un paro muy importante en la Ciudad de Buenos Aires y en el conurbano pidiendo la suspensión de la presencialidad".

Consideró que "esto debe ir acompañado de otras medidas para que efectivamente la suspensión de la presencialidad tenga un contenido y una dirección" y que se debe avanzar en la vacunación de los docentes.

Ayer, Mariana Scayola, secretaria general de Ademys, también había celebrado la resolución del Presidente: "La docencia siente esto como un triunfo, la situación era extremadamente grave. Seguimos adelante con los reclamos que acompañaban ese pedido de suspensión, la necesidad de avanzar con la vacunación y salarios".

Por su parte, Alejandro Bonato, de UTE, dijo: "En este momento estoy de acuerdo con que no haya clases presenciales. Lo que estaba sucediendo no eran clases, era un mamarracho. La pedagogía necesita continuidad. Tenemos 700 docentes contagiados en la Ciudad de Buenos Aires".