icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Nuevas medidas: el Gobierno habla de "Fase 1 nocturna", pero delega los controles a los gobernadores

Nuevas medidas: el Gobierno habla de
Formosa: vuelven los controles policiales y eventuales detenciones a quienes no cumplan la nueva fase de la cuarentena (Foto: archivo).

Aunque está por verse cómo aplicarán las distintas provincias y municipios del país el decreto que publica el presidente Alberto Fernández este viernes en el Boletín Oficial, desde el Gobierno admiten que será volver a las mismas normativas que rigieron al principio de la cuarentena. Es decir, la Fase 1 del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), pero con la novedad de que esta vez será solo nocturna: restricciones de circulación reducidas a solo 7 horas (de 23 a 6) en todos los distritos que registren casos.

A partir de este fin de semana vuelven los fuertes controles policiales en rutas, autopistas, estaciones de trenes y colectivos para controlar que el uso del transporte público se limite a los "trabajadores esenciales" de la salud, la seguridad y la alimentación, entre otros.

Por la noche, la mayoría de las provincias aceptaron ordenar el cierre de bares, restaurantes y todo tipo de comercio "no esencial", pero varios gobernadores manifestaron diferencias y adelantaron que no adherirán a la prohibición de circulación nocturna. Entre ellos, los gobernadores de Cambiemos en CABA y Mendoza y el peronista de Córdoba.

Mientras otras provincias como Chaco, La Pampa, Santiago del Estero, Corrientes y Formosa, se anticiparon a aplicar las restricciones de circulación nocturna para frenar los contagios.

Por eso, el gobierno nacional dejó abierto al criterio de cada gobernador la posibilidad de que adopte sus propias formas en la nueva etapa de cuarentena para intentar frenar la segunda ola de coronavirus, de acuerdo a la gravedad de la situación sanitaria y epidemiológica en cada distrito.

El decreto habla de una "recomendación" general que cada distrito definirá la manera de aplicarlo.

Las medidas:

  • Seguridad:

Aquellos que no tengan permiso de circular por las calles de noche o en transporte público por no ser "esenciales", podrían ser demorados o detenidos y acusados por el delito de propagar la pandemia que establece el Código Penal.

También se podrán secuestrar automóviles y aplicar fuertes multas como ocurría cuando comenzó la Fase 1 de la cuarentena con el primer decreto del 19 de marzo de 2019. Pero esas decisiones, aclararon a A24.com fuentes del Ministerio de Seguridad, podrían variar según cada provincia y municipio.

  • Transporte público urbano:

Desde el Ministerio de Transporte coincidieron en un eventual regreso a la Fase 1 al señalar que el uso de trenes y colectivos urbanos volverán a quedar limitados a "trabajadores esenciales".

Por ejemplo, ya no podrán viajar en los próximos 15 días las trabajadoras de casas particulares que habían sido habilitadas en las últimas flexibilizaciones decretadas por el gobierno nacional.

El transporte público seguirá siendo de uso exclusivo para los trabajadores esenciales y se implementarán mayores controles sobre el pasaje, confirmó el ministro de Transporte, Mario Meoni.

"Habrá un mayor control para que efectivamente el servicio sea para los trabajadores esenciales", remarcó, y pidió que se sigan manteniendo los protocolos con el uso de los tapabocas y "respetando las distancias para evitar la propagación del virus".

  • Vuelos de cabotaje:

Los vuelos de cabotaje continuarán operando como hasta ahora pero se va a realizar "un seguimiento más profundo de los pasajeros y pasajeras que circulan por el país", en virtud de que cumplan el aislamiento preventivo de un mínimo de una semana para evitar el crecimiento del número de contagios de Covid-19.

  • Vuelos internacionales:

En cuanto a los servicios internacionales se especificó que "habrá una reducción de un 30 o 40 por ciento de esos vuelos", en virtud de la progresión de la pandemia, y en esos casos también se hará un seguimiento de los pasajeros que ingresen al país.

Están suspendidos los vuelos hacia y desde, Gran Bretaña, Italia, Dinamarca, Países Bajos y Australia, países que confirmaron la circulación de la nueva cepa de coronavirus.

Por ahora descartan el cierre de aeropuertos y fronteras para pasajeros argentinos residentes. Solo están cerrados para el ingreso de turistas. Pero no descartan tomar medidas más drásticas en las próximas semanas.

  • Turismo interno:

Seguirán los micros y trenes de larga distancia con las frecuencias acordadas, pero con más controles sanitarios a los pasajeros.

"Hay provincias que están pidiendo PCR negativo para el ingreso a su jurisdicción y estamos viendo cómo implementamos ese mecanismo, pero los servicios de larga distancia van a continuar", admitió Meoni.

Fuentes de la cartera explicaron a A24.com que los controles en cada territorio corresponden a las policías provinciales y que depende de cada provincia pedir PCR o cerrar sus fronteras en caso de considerarlo necesario.

Así, cada turista que tenga contratado un paquete para veranear en el interior del país, deberá consultar previamente las condiciones para ingresar en cada distrito.

Sin embargo, quienes estén viajando de un distrito a otro podrán tramitar un permiso de "pasajero en tránsito" y no tendrán problemas para regresar a su lugar de origen o destino.

Todo esto hasta el 15 de enero; después de esa fecha habrá que ver cómo sigue la evolución de la pandemia.

En la Casa Rosada ya avisaron por las dudas a todo el personal de la sede de Balcarce 50, ya sea de seguridad o administrativos, que se preparen para desde el 15 de enero volver a trabajar "home office".

En el Gobierno algunos admiten que se volvió a pensar en una eventual Fase 1 de la cuarentena, a la que ya se anticiparon esta semana unas 7 provincias y varios municipios alertados por un eventual colapso de sus sistemas sanitarios por la cantidad de contagios registrados en las últimas dos semanas.

Colas de personas esperando para hisoparse en hospitales porteños y clínicas del conurbano bonaerense son la prueba de la aceleración de la curva de contagios y la gravedad de la situación que se acerca al pico de contagios registrados en agosto pasado, pero no se esperaba que fuera en pleno verano.

La preocupación del Gobierno y gobernadores es compartida pero hay diferencias en los métodos.

Desde los gobiernos opositores se resisten a implementar la prohibición de circular de noche por las calles. Consideran que se asemeja a un virtual estado de sitio o toque de queda, y vulnera los derechos individuales.

Eso lo niegan en la Casa Rosada y defienden la restricción a la circulación nocturna bajo el paraguas de que se trata de una medida de emergencia sanitaria, no de convulsión política, como indica la Constitución para el Estado de Sitio.

Por eso, fue el propio Presidente que terminó de definir la letra chica del decreto en una extensa reunión este jueves en Casa Rosada junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, la viceministra de Salud, Carla Vizzotti y la secretaria Legal y Técnica de Presidencia, Vilma Ibarra.

Ahora quedará en manos de las policías provinciales y municipales los controles en los distritos, y de las fuerzas de seguridad federales en las autopistas, centros estratégicos de transportes y territorios federales.

por Stella Gárnica
SUBIR

NWS

Ovación

Show