DOLOR ETERNO

Benjamín Vicuña habló de la muerte de su hija Blanca

El actor chileno Benjamín Vicuña se refirió a aquel trágico momento que pasó en 2012 con la muerte de su hija Blanca, fruto de su matrimonio con Pampita.
Benjamín Vicuña habló de la muerte de su hija Blanca

Benjamín Vicuña se refirió al duelo por la muerte de su hija Blanca Vicuña, trágico episodio que marcó para siempre su vida y la de Pampita, ocurrido en septiembre de 2012.

El periodista Luis Corbacho, en una entrevista para El Planeta Urbano, le preguntó al actor chileno si quedó "paranoico" con el tema salud por su hija Blanca, quien falleció tras contraer una bacteria en un viaje a Cancún.

Ante esta fuerte consulta, el actor contestó: "No, porque, justamente por lo que le pasó a Blanca, si yo estuviera pensando todo el tiempo en eso directamente no podría respirar, desconfiaría del aire, y si no respiro, muero".

Y amplió con entereza: "Entonces aprendí a soltar, a confiar en la vida. Me amigué con Dios, porque me había peleado mucho. Me amigué, lo entendí y hasta lo perdoné".

Y para cerrar el tema, Benjamín expresó: "Se puede, se puede. Tengo muchas cosas por las que seguir celebrando esta vida".

benjamin vicuña 1.jpg

El fuerte mensaje de Benjamín Vicuña en el día de su cumpleaños

Benjamín Vicuña cumplió 43 años hace unos días y lo celebró con un profundo mensaje en las redes sociales, con tres fotos para simbolizar distintos momentos.

“En el anticuario de mi vida. Entre planeadores, terremotos y con la cordillera como telón de fondo. Cumplo 43 años y hoy soy un hombre nuevo y no hablo del de Trotski. Me encuentro conmigo. Sigo buscando las mismas respuestas. La infancia es fundamental pero no es todo, marca pero no define”, comenzó su posteo el actor.

“Hoy camino sin miedo a la muerte, en los bosques más bellos y respiro profundo el futuro. Hoy soy lo que quiero ser, lo que puedo ser. Gracias vida por enseñarme a palos lo que es vivir, por cada paso que di en las direcciones más extrañas y que hoy me conforman en esto. Gracias al amor en todas sus formas, motor esencial de nuestra existencia. Gracias por no perder la fe, aunque ganas no faltaron”, siguió Vicuña.

“Vamos por un segundo tiempo con más herramientas para ser feliz y con mis hijos que me llenan el alma y orientan cada segundo. La vida y sus obstáculos que no son más que una escalera al cielo”, concluyó.

benjamin vicuña.jpg

s