Virales

El conmovedor mensaje de un hombre a su esposa poco antes de morir de coronavirus: "Debí ponerme esa maldita vacuna"

El hombre de 39 años y padre de cinco hijos falleció en Los Angeles, Estados Unidos.
Michael Freedy falleció de coronavirus a los 39 años.

Michael Freedy falleció de coronavirus a los 39 años.

Michael Freedy tenía 39 años, vivía en Los Angeles, Estados Unidos y era padre de cinco hijos. Hace días murió de coronavirus y su historia trascendió porque pocas horas después de que falleciera dejó un emotivo mensaje en el que se arrepentía de no haberse vacunado.

Tanto él como su esposa habían decidido no inocularse por temor a los efectos secundarios. Y en la confesión que le dejó a su mujer, que se hizo viral a través de las redes sociales, le manifestó algo que estremeció a todos: "Debí ponerme esa maldita vacuna".

El mensaje lo redactó con el último aliento antes que los médicos de la Unidad de Cuidados intensivos lo sedara, casi como sintiendo que no iban a volver a levantarse.

"Solo tiene 39 años. Nuestros bebés ahora no tienen padre. No se puede decir que soy joven y no me afectará, porque sí lo hará", la manifestó Jessica DuPreez, en una entrevista con la cadena Fox.

Dos semanas antes del suceso, la pareja estaba de vacaciones con sus cinco hijos de 17, 10, 7, 6 y 17 meses en San Diego, California.

Fue allí donde se enfermó Freedy. Tuvo escalofríos, pérdida de apetito e imposibilidad de descansar bien, aunque atribuía esos síntomas a una insolación.

Fue a un primer control, le diagosticaron coronavirus y lo hicieron regresar a su casa, pero los síntomas empeoraron y tuvo que hospitalizarse nuevamente. Al llegar, descubrieron que tenía pulmonía, pero a diferencia de su control, su temperatura subía y ni la asistencia del oxígeno lograba mejorar su estado.

"Me dijo que me ama y yo le dije que lo amo mucho y que, por favor, pelee y venga a casa conmigo. Esa fue la última vez que pude escuchar su voz o comunicarme con él", cerró devastada DuPreez.

Fuente: Crónica

s