Virales

Juego del Calamar: filas de seis horas para comprar las galletas de la serie

La serie cuenta con distintos retos. En uno de ellos los jugadores deben recortar diferentes formas de la galleta, sin que esta se agriete. A partir de allí, el furor por dicho dulce.
Esta golosina surgió en los años 60
Esta golosina surgió en los años 60, época en la que se vivía la pobreza de la posguerra, a la par de que los postres como los helados y el chocolate eran sumamente caros.

El fanatismo y el furor por El Juego del Calamar es tal que algunos seguidores de la serie trataron de recrear algunos de los juegos. Pero esta vez la pasión que generó la producción surcoreana de Netflix fue más allá, ya que en un local de Corea del Sur se registraron filas de al menos seis horas para poder comprar las galletas que figuran en la serie.

La serie cuenta la historia de 456 personas con dificultades económicas que deciden participar en concursos mortales para conseguir una altísima recompensa de 38 millones de dólares, que resolvería sus problemas financieros.

En uno de los tantos retos, los jugadores deben recortar diferentes formas de la galleta, sin que esta se agriete. A partir de allí, el furor y las largas filas en dicho local.

Galletitas del juego del calamar.jpg
Algunos fanáticos de la serie se animaron a fabricar las galletas en sus casas.

Algunos fanáticos de la serie se animaron a fabricar las galletas en sus casas.

Para fabricar este dulce durante la grabación, los productores contrataron a los "expertos en dalgona", Lim Chang-joo y su esposa Jung Jung-soon, dueños de un humilde puesto callejero en Seúl.

Debido al éxito de la serie, el local se convirtió en uno de los lugares más populares de la capital surcoreana. La galleta en cuestión cuesta aproximadamente 1,70 dólares.

Esta golosina surgió en los años 60, época en la que se vivía la pobreza de la posguerra, a la par de que los postres como los helados y el chocolate eran sumamente caros.

Dalgonas 2.jpg
Debido al éxito de la serie, el local se convirtió en uno de los lugares más populares de la capital surcoreana. La galleta en cuestión cuesta aproximadamente 1,70 dólares.

Debido al éxito de la serie, el local se convirtió en uno de los lugares más populares de la capital surcoreana. La galleta en cuestión cuesta aproximadamente 1,70 dólares.

Algo similar ocurrió con estos emprendedores del local, que comenzaron a vender dalgonas tras verse obligados a cerrar una sastrería que tuvieron durante 20 años producto de la crisis financiera asiática de 1997.

s