Salud

Un estudio explica que no hay que abrazar a los hijos luego de que tengan una pesadilla

Annie Simpson, cofundadora de Infant Sleep Consultants, que cuando nuestro hijo tiene una pesadilla es importante hacerle entender que son normales.
Si a nuestro niño le decimos que duerma en nuestra cama le estamos transmitiendo la posibilidad de que todo eso con lo que soñaron realmente existe o puede ocurrir

"Si a nuestro niño le decimos que duerma en nuestra cama le estamos transmitiendo la posibilidad de que todo eso con lo que soñaron realmente existe o puede ocurrir", explica la experta.

Un nuevo estudio sostiene que los padres no deben abrazar a sus hijos en los momentos en que los niños tienen pesadillas, ya que, por más que la familia se desespere en esas ocasiones, existen formas de hacer que los malos sueños "sean menos estresantes para toda la familia".

Annie Simpson, cofundadora de Infant Sleep Consultants, manifiesta que cuando se oye un grito de los hijos o un llanto de parte del pequeño para hablar acerca de que había un monstruo debajo de su cama, es importante saber y recordar que las pesadillas de los niños son comunes e incluso útiles.

Pesadilla 2.jpg

"Las pesadillas son parte de un mecanismo de supervivencia humana y nos enseñan cómo manejar algo aterrador cuando nos enfrentamos a ello", explica Simpson.

"Se trata solo de recordar que es normal y pasará". El estudio sostiene que algunos padres pueden no estar seguros de si su hijo está experimentando una pesadilla o un terror nocturno, que deben tratarse de manera diferente.

Hay una serie de distinciones clave, pero quizás "la forma más fácil de notar la diferencia es verificando la hora". "Puede averiguar qué está sucediendo de acuerdo con la parte de la noche en la que se está dando el hecho", dice Annie.

Pesadilla 4.jpg
A algunos padres les preocupa que los terrores nocturnos sean una señal de un trauma subyacente, pero Annie explica que eso rara vez es el caso.

A algunos padres les preocupa que los terrores nocturnos sean una señal de un trauma subyacente, pero Annie explica que eso rara vez es el caso.

“Una pesadilla ocurre en los segundos dos tercios de la noche y el niño está dormido durante todo el episodio y les dirá a sus padres que sucedió después", agregó

Según Simpson, un terror nocturno tiene lugar en el primer tercio de la noche y los padres serán alertados mientras está sucediendo. "El niño está dormido durante el episodio, pero parecerá estar despierto y parecerá en un estado de terror".

DOCTORA ESPECIALISTA EN SUEÑO.png
Annie Simpson, cofundadora de Infant Sleep Consultants

Annie Simpson, cofundadora de Infant Sleep Consultants

¿Cómo afrontar los terrores nocturnos?

Annie dice que si los niños tienen terrores nocturnos, la mejor manera de responder puede parecer contraria a la intuición. Ella explica: “Instintivamente, los padres querrán consolar a su hijo, pero en realidad a veces, si intentas intervenir, se prolongará el episodio.

"Lo mejor que se puede hacer es asegurarse de que su entorno sea seguro y luego sentarse en silencio y esperar a que pase el episodio, darles un beso rápido y marcharse de nuevo. Seguido a eso el niño o la niña no recordará el terror nocturno", agregó.

A algunos padres les preocupa que los terrores nocturnos sean una señal de un trauma subyacente, pero Annie explica que eso rara vez es el caso.

Pesadilla 3.jpg
La experta explica que es importante saber y recordar que las pesadillas de los niños son comunes e incluso útiles.

La experta explica que es importante saber y recordar que las pesadillas de los niños son comunes e incluso útiles.

¿Cómo tratar las pesadillas?

Las pesadillas se pueden clasificar en dos tipos: miedos imaginarios (monstruos, brujas, etc.) y peligros más realistas (como animales salvajes). La clave con ambos es tranquilizar y al mismo tiempo eliminar la posibilidad.

“Cuando mis hijos eran chicos me contaron sobre sus pesadillas y yo les dije con mucha calma que no existen los monstruos, lo cual es obviamente cierto. Decir que no existen los monstruos, no existen las brujas, es cerrar la posibilidad”, dice Annie.

Pesadilla 5.jpg
"Las pesadillas son parte de un mecanismo de supervivencia humana y nos enseñan cómo manejar algo aterrador cuando nos enfrentamos a ello", explica Simpson.

"Las pesadillas son parte de un mecanismo de supervivencia humana y nos enseñan cómo manejar algo aterrador cuando nos enfrentamos a ello", explica Simpson.

“Si fuera un tigre, por ejemplo, casi trataría de mirarlo con lógica y de una manera muy alegre diría: '¿Un tigre? ¿En tu cuarto? De ninguna manera. ¡Los tigres viven en la India! y hazlo de esa manera, asevera Simpson.

Como conclusión, la cofundadora de Infant Sleep Consultants explica que "es importante que los padres no alimenten el miedo sin darse cuenta". "Si a nuestro niño le decimos que duerma en nuestra cama le estamos transmitiendo la posibilidad de que todo eso con lo que soñaron realmente existe o puede ocurrir".

Se habló de
s