Vacunas COVID-19: ¿Hasta donde estoy protegido con una sola dosis?

Las vacunas COVID-19 pueden proteger al individuo desde la primera aplicación pero acá podés saber porque la aplicación de la segunda dosis es tan importante.
25 de mar de 2021 - 19:17
Las vacunas COVID-19 tienen algunas letras chicas que debés considerar. 

Las vacunas COVID-19 tienen algunas letras chicas que debés considerar. 

Aunque algunas de las vacunas COVID-19que se están colocando en el mundo, claman que protegen desde su primera aplicación, como es el caso de la vacuna de Pfizer que según la revista New England Journal of Medicine de Canadá registra una inmunidad de 92,6 % desde su primera aplicación, lo cierto es que la aplicación de la segunda dosis es vital para completar el ciclo de vacunación y lograr la inmunización.

Ante el retardo en los procesos de vacunación que se registran en Argentina y en el mundo, es normal que te preguntés: ¿hasta donde estoy protegido con una sola dosis de la vacuna COVID-19?

La respuesta ante este planteamiento es complicada de responder y es debido a que depende de las vacunas que se estén aplicando en cada país. Veamos:

Sputnik V

En el caso de la vacuna COVID-19 de Rusia, Sputnik V, sus creadores afirman que este vial cuenta con una eficacia de 91,4 % una vez que se apliquen las dos dosis y por el momento no se conoce la eficacia y protección que pudiera brindar tras haber recibido una sola dosis.

Sinopharm

En el caso de la vacuna Sinopharm, de origen chino, la efectividad de este fármaco asciende a 86 % pero en ningún escenario se ha estudiado la protección que brinda tras la aplicación de la primera dosis. Pero el manual de vacunador Sinopharm, publicado por el ministerio de salud de la Nación, indica que la segunda dosis refuerza la protección contra la mayoría de las cepas que se han gestado en el mundo. Lo cual hace necesaria su aplicación en un período de 28 días entre una dosis y otra.

Covishield

En el caso de la vacuna Covishield pero tras la aplicación de las dos dosis su protección no es inmediata sino que empieza a notarse dos semanas después de su aplicación.

En general con las vacunas COVID-19 no se demostró una eficacia suficiente después de la primera dosis, de hecho en todos los casos se ha mostrado la presencia de más células T en la sangre, que te protegen contra el COVID-19, después de la segunda dosis que cuando se aplicó solo la primera.